¿Conocías el poder anticancerígeno de las semillas de uvas?

Gracias a su aporte de antioxidantes y nutrientes las semillas de uva alteran el ambiente que necesitan las células tumorales para desarrollarse y producir daños en nuestro organismo

Los tratamientos para combatir el cáncer han evolucionado de forma significativa en los últimos años.

A pesar de que aún no existe una cura definitiva, se ha determinado que la naturaleza ofrece muchas sustancias con poder anticancerígeno.

Si bien la mayoría de los medicamentos son farmacológicos, algunos expertos están recomendando alternativas 100% naturales para reducir el riesgo y minimizar los efectos de la enfermedad.

Y es que, aunque solemos ignorarlo, a la mano contamos con maravillosas opciones para mejorar las defensas de nuestro organismo y evitar un amplio abanico de enfermedades.

Entre estas nos encontramos con un aliado pequeño y accesible que, aunque la mayoría lo desechan, podría tener efectos positivos en la lucha contra varios tipos de cánceres.

Se trata nada más y nada menos que de las semillas de uva, un suplemento que se está haciendo popular por su amplia variedad de beneficios.

Semillas de uvas, grandes aliadas contra el cáncer

semillas uva HarlanH

Las uvas han hecho parte de la alimentación regular de miles de personas en el mundo y, aunque la mayoría prefiere desechar sus semillas, cada vez son más los que deciden aprovecharlas para mejorar la salud.

En estas se concentra una gran cantidad de nutrientes esenciales que, aunque no suplen las necesidades diarias del organismo, contribuyen a mantener el sistema inmunitario fuerte.

De hecho, por su alto contenido de sustancias antioxidantes, muchas empresas de cosmética y medicina están utilizando sus extractos para la elaboración de remedios naturales contra varias patologías.

No obstante, consumidas en su estado natural le otorgan al cuerpo importantes beneficios para optimizar el funcionamiento de sus órganos más importantes.

Lo más interesante de todo es que han dado resultados positivos en la destrucción de las células cancerígenas de varias partes del cuerpo.

Todo indica que un compuesto bioactivo conocido como B2G2, con poder antioxidante, tiene la capacidad de frenar el crecimiento de los tumores al alterar el ambiente que necesitan para desarrollarse.

Te recomendamos leer: Descubre 6 beneficios que desconocías del jugo de uva

Altera el ADN de las células cancerosas

Podría prevenir el cáncer

En una investigación publicada por la revista Nutrition and Cancer se reveló que el extracto de semillas de uva puede destruir las células malignas de los tumores sin alterar las células sanas.

Así, disminuiría el impacto negativo, en comparación con los tratamientos convencionales.

Los responsables del estudio determinaron que los antioxidantes y nutrientes de este suplemento altera las condiciones que requieren las células tumorales para proliferarse.

En concreto, esta puede alterar el ADN de las células cancerosas a través del incremento de las especies de oxígeno reactivo, lo cual podría disminuir algunas variedades de la enfermedad hasta un 67%.

Ricas en antioxidantes

Los principales beneficios de estas semillas se le atribuyen a su alto contenido de sustancias con poder antioxidante como los fenólicos, el tococerol y las proantocianidinas.

Estas protegen el organismo frente al daño causado por los radicales libres y evitan la oxidación celular.

También contienen una buena cantidad de vitamina C y beta-caroteno, conocidos en el listado de suplementos para mejorar las defensas del cuerpo y reducir el riesgo de enfermedades.

Ayudan a depurar la sangre

depurar la sangre

Otro beneficio que vale la pena destacar es que, gracias a sus antioxidantes, su consumo contribuye a depurar la sangre para eliminar los desechos que provienen de medicamentos, productos químicos y otros elementos nocivos con los que el organismo tiene contacto.

Sus propiedades mejoran la circulación sanguínea, impiden la formación de trombos y favorecen la oxigenación de las células.

Reduce los efectos nocivos del tabaco

Cabe mencionar que tanto los fumadores activos como los pasivos pueden obtener varios beneficios con la inclusión de semillas de uva en su dieta.

Está comprobado que sus extractos naturales minimiza los efectos nocivos que causan los tóxicos que contiene el tabaco.

Dado que desintoxica la sangre y el sistema linfático, se eliminan los desechos, las vías respiratorias se limpian y se crea un efecto protector en el cuerpo.

Ver también: Cómo preparar jarabes naturales y expectorantes para despejar las vías respiratorias

¿Cómo consumir semillas de uva?

semillas de uva

En la actualidad las tiendas herbolarias ponen a nuestra disposición cápsulas y extractos de semillas de uva para consumirlas como parte de la dieta.

No obstante, lo más aconsejable es tomarlas en su estado natural, es decir, con la uva entera.

La cantidad máxima al día es de 300 mg.

De forma alternativa se pueden agregar en:

  • Batidos.
  • Sopas.
  • Cócteles.
  • Postres.

¿Conocías estás bondades de las semillas de uva? ¡No dudes en comerlas la próxima vez!

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar