7 consecuencias para tu salud de una mala higiene dental

Ivan Aranaga Amengual · 18 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 16 enero, 2019
La higiene bucal es muy importante no solo para la salud de esta cavidad, sino para la de todo el cuerpo. No prestarle atención puede traer terribles consecuencias.

La salud bucal del cuerpo es más importante de lo que algunas personas creen. De hecho, está relacionada con el bienestar general de todo el organismo. Por eso, las consecuencias de una mala higiene dental son en extremo perjudiciales, y pronto presentaremos las razones.

Los buenos hábitos de higiene bucal y dental son indispensables. Una sonrisa blanca y un aliento fresco son elementos fundamentales de la imagen personal y, a su vez, cuidar tu boca es un elemento importante para gozar de una buena salud.

¿Cómo se relaciona la salud bucal con la del resto del cuerpo?

Al igual que muchas áreas del cuerpo humano, la boca se encuentra repleta de bacterias, muchas de ellas inofensivas para la salud. Por lo general, las defensas naturales y buenas prácticas de higiene oral son suficientes para mantenerlas controladas.

Sin embargo, sin el cuidado apropiado las bacterias pueden ocasionar infecciones en la boca, que podrían producir caries dentales y enfermedades en las encías. En los peores casos pueden desarrollarse otras afecciones para el bienestar de tu cuerpo.

Causas frecuentes de las enfermedades bucales

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay cuatro factores de riesgos relacionados con la mayoría de las enfermedades bucodentales:

  • Mala salud
  • Mala higiene de la boca
  • Tabaquismo
  • Consumo de bebida alcohólicas

La OMS explica que estos factores tienen relación con las tres enfermedades crónicas más importantes:

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Cáncer
  • Enfermedades respiratorias crónicas

La presencia de estas complicaciones de salud varía en función de la región geográfica, así como del acceso y disponibilidad de servicios relacionados con la salud bucal. De igual modo, influyen algunas características sociales. Sin embargo, no hay dudas de que una mala higiene dental es la causa principal de estos problemas. A continuación, repasaremos las consecuencias de estos malos hábitos.

Lee este artículo: ¿Tus encías sangran habitualmente? Estos remedios lo solucionan

7 consecuencias de una mala higiene dental

1. Caries

niño con caries
Las caries son una de las afecciones bucales más frecuentes, especialmente en niños.

Se conoce como caries a la destrucción de los tejidos que conforman los dientes. Esto se debe a los ácidos producidos por las bacterias de la placa que se encuentran sobre la superficie dental.  En la aparición de las caries influyen los siguientes factores:

  • Alimentación
  • Hábitos de higiene
  • Presencia de flúor en la sal y pasta de dientes
  • Herencia genética

Según las cifras de la OMS, entre el 60 y 90 % de los niños en edad escolar tienen caries, al igual que casi la totalidad de los adultos. Con frecuencia están acompañadas de dolores y otras molestias.

2. Enfermedades periodontales

También conocida como enfermedad de las encías, consiste en la infección de los tejidos que mantiene a los dientes en su lugar. Ocurre debido a malos hábitos de higiene dental, los cuales provocan que la placa se acumule y se endurezca en los dientes.

En sus etapas más avanzadas ocasiona dolor y sangrado en las encías, dolor al masticar y pérdida de los dientes. La OMS estima que entre el 15 y 20 % de adultos entre 35 y 44 años ha perdido piezas dentales por esta enfermedad.

3. Halitosis

Mujer echando el aliento a la mano con halitosis, fruto de una mala higiene dental.
El mal aliento es causado principalmente por una acumulación de bacterias en la boca.

El mal aliento se produce por la acumulación bacteriana dentro de la boca, aunque en algunos casos tenga otro origen. Es uno de los problemas más leves producidos por una mala higiene dental, aunque de los más molestos. De acuerdo con la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), el 90 % de los casos de halitosis son consecuencia de una mala higiene bucal. El 70 % se debe a las bacterias que se encuentran en la parte posterior de la lengua y un 30 % a problemas en las encías.

Estas tres primeras enfermedades son consecuencias directas de inadecuados hábitos de cuidado bucal. Sin embargo, existen otras condiciones más delicadas relacionadas con la salud oral.

Descubre: Gran remedio de yogur natural para quitar el mal aliento

4. Endocarditis

Es una infección del revestimiento interno del corazón, también conocido como endocardio. Por lo general se debe a una infección bacteriana y, en algunas ocasiones, fúngica. Ocurre cuando las bacterias entran al torrente sanguíneo desde otra parte del cuerpo, como la boca. De esa manera llegan al corazón y atacan las zonas vulnerables.

5. Enfermedad cardiovascular

En 2008, un estudio de la Universidad de Bristol concluyó que las personas que sufren de gingivitis, producto de una mala higiene dental, tienen mayores probabilidades de sufrir enfermedades del corazón. La investigación demostró que las bacterias que se encuentran en la boca pueden ingresar al sistema sanguíneo y engancharse a las plaquetas, lo cual puede provocar coágulos de sangre que provoquen ataques al corazón.

6. Parto prematuro

La periodontitis se ha relacionado con los partos prematuros y poco peso en los recién nacidos. Se trata de un factor de riesgo durante el embarazo. Esta enfermedad dental provoca la liberación de las prostaglandinas, las hormonas responsables de las contracciones durante el parto.

7. Enfermedades crónicas

Hombre mayor triste.
Algunas enfermedades crónicas sufren un empeoramiento debido a una mala salud bucal.

Una inadecuada higiene dental podría tener algún tipo de influencia en el desarrollo de varias enfermedades degenerativas, entre ellas:

¿Cómo mejorar la salud bucal?

Lo primero es adoptar buenos hábitos de higiene dental, entre los que se encuentran cepillarse los dientes, usar hilo y enjuague bucal. De igual modo, se debe evitar el consumo de tabaco y alcohol en exceso.

Finalmente, es fundamental acudir periódicamente a consultas con un profesional de la odontología. De esa manera existirá un control adecuado de la salud dental, y se puede tratar de forma oportuna cualquier inconveniente.