Cómo conseguir unas cejas más gruesas con remedios naturales

Katherine Flórez · 23 julio, 2016
Si queremos recuperar el vigor en nuestras cejas debemos ser constantes que estos tratamientos y, además, acompañarlos de una dieta sana para nutrirlas también desde el interior

Las cejas abundantes y gruesas están marcando la tendencia en la actualidad; no solo son más definidas, sino que mejoran el aspecto de los ojos y ayudan a conseguir una mirada más expresiva.

Si bien hasta hace un tiempo el estilo fino era el preferido, ahora la mayoría prefiere buscar alternativas para darles forma y volumen con un look natural.

El problema es que los continuos métodos de depilación, el uso de productos químicos y las partículas ambientales pueden debilitar el vello y provocar alteraciones notorias.

Por ejemplo, es común que se caigan en exceso y presenten dificultades al momento de resaltarlas mediante el maquillaje.

Por fortuna, tal y como ocurre con las pestañas y el cabello, existen varias soluciones naturales que contribuyen a fortalecerlas para detener su caída y estimular su crecimiento.

A continuación queremos compartir algunos de los más eficaces para que no dudes en incorporarlos a tus hábitos de belleza.

¡Toma nota!

Aceite de ricino para conseguir unas cejas más gruesas

aceite-ricino

El aceite de ricino es uno de los productos por excelencia para aumentar el grosor de las cejas y combatir el debilitamiento.

Es una fuente natural de proteínas, ácidos grasos esenciales y sustancias antioxidantes que penetran sobre los folículos para estimular su crecimiento.

¿Cómo utilizarlo?

  • Sumerge un trozo de algodón en aceite de ricino orgánico y frótalo sobre cada ceja.
  • Realiza un suave masaje durante 3 minutos y déjalo actuar toda la noche.
  • Repite su uso todos los días para óptimos resultados.

Ver también: 10 consejos para que tus cejas luzcan más bonitas que nunca

Aceite de coco

Además de tener un aroma muy agradable, el aceite de coco contiene ácidos grasos de cadena media, vitamina E y minerales que fortalecen las cejas y sus folículos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una pequeña cantidad de aceite de coco sólido y caliéntalo unos 20 segundos en el microondas.
  • Cuando esté derretido, pero a una temperatura soportable, sumerge un algodón y frótalo sobre las cejas.
  • Masajea durante un par de minutos y déjalo actuar toda la noche.
  • Repite su uso todos los días, mínimo durante dos meses seguidos.

Jugo de cebolla

Jugo de cebolla

El jugo natural de la cebolla contiene sustancias sulfurosas que fortalecen el vello y promueven el crecimiento de las cejas.

Sus propiedades aumentan la producción de colágeno de los tejidos y revierte el daño causado por las partículas de los radicales libres.

¿Cómo utilizarlo?

  • Corta una cebolla por la mitad y licúala para obtener su jugo.
  • Realiza un masaje durante cinco minutos y espera a que se seque por sí solo.
  • Si soportas el olor, déjalo actuar toda la noche; de lo contrario, enjuaga con agua fría.
  • Repítelo todas las noches, mínimo durante un mes.

Yema de huevo

La yema de huevo contiene proteínas de alta calidad que mejoran la salud capilar, las cejas y las pestañas.

Las vitaminas y minerales combaten el debilitamiento y reducen la caída excesiva a causa de la deficiencia de nutrientes.

¿Cómo utilizarla?

  • Separa la yema de un huevo y bátela hasta obtener una consistencia cremosa.
  • Aplica el producto sobre las cejas con un cepillo o hisopo de algodón.
  • Espera unos 20 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Repite su aplicación dos veces a la semana.

Leche

Leche

La leche contiene proteínas y grasas que nutren las raíces de las cejas para promover su crecimiento saludable.

¿Cómo utilizarla?

  • Sumerge un trozo de algodón en un poco de leche entera y aplícalo sobre las cejas.
  • Déjalo secar durante 20 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Repite la aplicación del mismo remedio todos los días, preferiblemente antes de ir a dormir.

Aceite de oliva

Considerado como una de las grasas más saludables, el aceite de oliva contiene vitamina E, antioxidantes y ácidos grasos omega 3 que favorecen el crecimiento y grosor del pelo.

¿Cómo utilizarlo?

  • Calienta un poco de aceite de oliva y, cuando esté a una temperatura soportable, frótalo con un suave masaje sobre las cejas.
  • No tienes necesidad de enjuagarlo ya que se absorbe con facilidad.

Te recomendamos leer: Los 5 errores más comunes al utilizar aceite de oliva

Aloe vera

Gel de aloe vera

La planta de aloe vera contiene enzimas y sustancias hidratantes que limpian los folículos del pelo para que nada obstruya su desarrollo.

Su aplicación continua acelera el proceso de crecimiento y ayuda a engrosar de forma natural para evitar su caída.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una pequeña cantidad de jugo fresco de aloe vera y frótalo sobre las pestañas con un ligero masaje.
  • Déjalo actuar toda la noche y enjuaga al día siguiente con agua tibia.

Para finalizar, ten en cuenta que estos tratamientos no son milagrosos, ni dan resultados de forma inmediata.

Sus resultados se obtienen a largo plazo, en especial cuando se acompañan de una dieta rica en proteínas, vitaminas y ácidos grasos omega 3.