Consejos para que aproveches el espacio en el armario

A continuación compartimos contigo algunos consejos que te ayudarán a aprovechar mejor el espacio de tu armario de una manera fácil y eficaz.

Es muy común que, con el paso del tiempo, añadamos cada vez más prendas de ropa y accesorios a nuestro repertorio de vestimenta. Pero, ¿qué pasa cuando se añaden más piezas? Apilamos las prendas por montones y, sin darnos cuenta, desaprovechamos mucho espacio en el armario. Para evitar caer en esto queremos compartir contigo algunos consejos.

Independientemente del tamaño y la capacidad del armario, es importante saber mantener el orden. Así ubicaremos mejor cada cosa con facilidad y rapidez. Sin embargo, si nuestro método de organización consiste en doblar las prendas en los cajones o colgarlas en perchas, no conseguiremos aprovechar al máximo la capacidad del mueble.

¿Cómo puedes aprovechar espacio en el armario?

Aprovecha-al-maximo-el-espacio-en-el-armario

En primer lugar, para poder aprovechar tu armario debes iniciarte en el arte del declutteringSe traduce al español como ‘organizar eliminando lo innecesario’. Este arte consiste simplemente en deshacernos de aquello que no necesitamos ni utilizamos desde hace más de un año. La cuestión va de la siguiente manera; toma prenda por prenda y pregúntate lo siguiente:

  • ¿Te lo has puesto en los últimos meses?
  • ¿Cuántas veces te lo has puesto?
  • ¿Te lo quedas por nostalgia?
  • ¿Está en buen estado? Y si tiene algún detalle mal, ¿puedes arreglarlo?
  • Póntelo y responde ¿todavía te gusta cómo te queda?

En función de tus respuestas, deberás determinar si conservas o no cada una de las piezas de ropa. La idea es deshacerte de cierta cantidad para poder tener espacio libre y así, organizar mejor el armario. En el arte del decluttering, la acumulación sin una verdadera razón siempre vendrá a ser su némesis.

Tal vez quieras leer 7 trucos para evitar malos olores en los armarios

Consejos para aprovechar el espacio de tu armario

1. Utiliza cajas, cestas y divisores varios

Si no dispones más que de una barra para colgar y un par de cajones, la mejor manera de aprovechar el espacio de tu armario será colocar ciertas piezas en cajas (de tela, madera, cartón o plástico). Esto te ayudará a crear, de alguna manera, esos cajones que tanta falta hacen.

¿Y por qué no hacer pilas de ropa? Porque tienden a deshacerse con facilidad y no son visualmente cómodas.

Los cajones largos se pueden aprovechar si colocamos cajas y divisores internos. Para que te hagas una idea, del mismo modo que haríamos con nuestro maquillaje. De esta manera acomodaremos mayor cantidad de piezas en un mismo espacio y de una forma organizada. Estos divisores no suelen ser nada costosos y, en el caso de los que están hechos de tela o cartón, pueden trasladarse sin ninguna dificultad.

Cajones-organizados-en-secciones

2. Cuelga solo lo necesario

Evita recurrir a las perchas para todo ya que luego ocuparás toda la barra y dejarás de visualizar bien las prendas. Procura distribuir las piezas por tamaño y frecuencia de uso. Y lo más importante: no recurras solo a las perchas tradicionales. También existen las que son múltiples, que tienen varios niveles y pueden servir para colocar más piezas en una misma percha.

3. Organizadores colgantes de tela

Los mejores amigos de los armarios sin estantes y con una sola barra son los organizadores colgantes de tela. Estos son excelentes auxiliares a la hora de colocar la ropa de manera organizada. Vienen en distintos tamaños (según las piezas que nos interese colocar) y no ocupan demasiado espacio en el armario. 

Consejos-para-aprovechar-el-espacio-de-tu-armario.

También puedes leer 20 ideas creativas para ordenar tus zapatos

4. Utiliza también las puertas del armario y otros lugares

También se pueden aprovechar las puertas del armario. En su parte interna podemos colocar prendas de ropa o accesorios (sombreros, cinturones, pañuelos, bufandas, etcétera). Sin embargo, las puertas no son tu último recurso. También puedes disponer de alguna maleta. En ella podrás guardar aquella ropa que no utilizarás durante la temporada o las prendas de mayor tamaño y volumen.

Muchas personas también deciden aprovechar el espacio debajo de sus camas. Allí colocan cajas de plástico transparente en las que almacenan ciertas prendas. Todo dependerá de la habitación y del mobiliario, ya que no siempre es necesario recurrir a todos los espacios.