¿Cómo tratar el dolor de cuello?

Las propiedades relajantes de algunos ingredientes naturales nos ayudan a disminuir el dolor de cuello sin necesidad de medicamentos. Descubre varias soluciones alternativas.

La mayoría de personas suelen consumir analgésicos y relajantes para tratar el dolor de cuello. Sin embargo, existen una serie de consejos y remedios naturales que pueden acelerar su recuperación con efectos similares. ¿Te está aquejando esta dolencia?

La cervicalgia, como también se conoce este síntoma, suele desarrollarse debido a una contracción muscular. Se caracteriza por una incómoda sensación de tensión y rigidez, la cual puede empeorar hasta el punto de limitar la movilidad de la cabeza.

Si bien no es grave y se desarrolla ocasionalmente, es bueno saber con antelación qué soluciones alternativas pueden controlarla. Por eso, a continuación queremos compartir algunos tratamientos y recomendaciones que pueden ayudar. ¡No dejes de tomar apuntes!

¿Cuáles son las causas de dolor de cuello?

tratar el dolor de cuello

El cuello está formando por una compleja estructura que se compone de vértebras cervicales, nervios y músculos. Estos, a su vez, se encargan de proteger el esófago y la laringe. Debido a su forma curva, es más vulnerable a sufrir sobrecargas.  Las causas de dolor más comunes son:

  • Mala postura
  • Mantener la cabeza inclinada por mucho tiempo
  • Utilizar una almohada incorrecta
  • Sufrir lesiones
  • Espasmos por movimientos bruscos
  • Enfermedades inflamatorias como la artritis y artrosis

Cómo tratar el dolor de cuello con remedios naturales

Las propiedades relajantes de algunas plantas e ingredientes naturales pueden ayudar a tratar el dolor de cuello en cuestión de minutos. Aunque no son tratamientos milagrosos contra el dolor, su aplicación favorece la circulación y disminuye la tensión. ¡Pruébalos!

Tratamiento de lechuga, naranja y miel

Los ingredientes que combinamos en este remedio casero ayudan a tratar el dolor de cuello en caso de tortícolis o tensión por estrés. Sus propiedades relajantes reducen la contracción muscular y producen una agradable sensación de alivio.

Ingredientes

  • 4 hojas de lechuga fresca
  • 2 cucharadas de miel (30 g)
  • 3 cáscaras de naranja
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en una olla y ponlos a hervir durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, filtra el líquido con un colador.

Modo de uso

  • Vierte la preparación en una bañera y regula la temperatura con un poco de agua fría.
  • Realiza un baño de inmersión durante 15 o 20 minutos.

Tratamiento con manzanilla

Las propiedades antiinflamatorias y calmantes de la manzanilla también pueden minimizar el dolor de cuello. En este caso proponemos su aplicación mediante compresas calientes para actuar de forma directa sobre la zona afectada.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de manzanilla (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Incorpora la manzanilla en una olla con dos tazas de agua.
  • Pon a hervir la bebida y déjala a fuego bajo durante 5 minutos.
  • Por último, fíltrala con un colador y déjala reposar.

Modo de uso

  • Antes que se enfríe la preparación, aplícala sobre el cuello con la ayuda de un paño o toalla.
  • Déjala actuar alrededor de 10 minutos y, si es necesario, repite su uso 2 veces al día.

Tratamiento con tintura de árnica

Usos tópicos del árnica.

La tintura de árnica es un producto natural que se ha empleado desde la antigüedad como complemento natural contra la inflamación y los golpes. Debido a sus propiedades, proponemos utilizarla como aliada para tratar el dolor de cuello.

Ingredientes

  • 10 gotas de tintura de árnica
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Primero, caliente las tazas de agua.
  • Luego, disuelve la tintura de árnica.

Modo de uso

  • Sumerge un paño en la preparación y aplícala sobre el cuello.
  • Si deseas, masajea durante 3 o 5 minutos.

Tratamiento de alcanfor y ajo

Aunque este remedio no tiene el aroma más agradable, sus propiedades antiinflamatorias dan buenos resultados contra el dolor de la zona cervical. Se recomienda en casos de espasmos, tortícolis o dolores por movimientos bruscos.

Ingredientes

  • 1 barrita de alcanfor (20 g)
  • ½ cabeza ajo

Preparación

  • Tritura la barrita de alcanfor y mézclala con media cabeza de ajo triturada.

Modo de uso

  • Masajea el cuello con la preparación, hasta 2 veces al día.

Otras recomendaciones para tratar el dolor de cuello

Para complementar los efectos de los remedios naturales mencionados, es conveniente poner en práctica algunos consejos finales para facilitar el alivio del dolor. Si aun así la molestia persiste varios días, consulta al médico para determinar a qué se debe.

  • Realiza ejercicios terapéuticos hasta 2 veces al día. No es necesario hacer movimientos bruscos y prolongados. Basta con rotar suavemente la cabeza y el cuello hacia todos los lados.
  • Evita pasar tiempo prolongado frente al ordenador o dispositivos móviles.
  • Práctica técnicas de relajación como ejercicios de yoga.
  • Adopta una buena posición al dormir y elige una almohada apropiada.
  • Evitar cargar mochilas demasiado pesadas.