Consejos contra la diabetes

Carolina Betancourth 24 diciembre, 2014

La diabetes es una enfermedad crónica generada por la mínima producción de insulina, hormona necesaria para controlar los niveles de azúcar en la sangre y la cual se encarga de conducir la glucosa a las células para crear la energía suficiente para el funcionamiento del cuerpo.

Los síntomas más frecuentes de la diabetes son:

  • Hambre inusual.
  • Sed excesiva.
  • Debilidad.
  • Cansancio.
  • Aumenta la frecuencia en orinar.
  • Pérdida de peso excesivo.
  • Cambios de ánimo repentino.
  • Sensación de malestar en el estómago.
  • Vomito.
  • Infecciones frecuentes.
  • Tardanza para la cicatrización de heridas.
  • Cortadas o rasguños.
  • Picazón y entumecimiento de las extremidades.

Para evitar que el nivel de diabetes avance es necesario elegir los alimentos con baja contenido en grasas, pero ricos en nutrientes tales como cereales, arroz seco, panes integrales, verduras, frutas y productos lácteos bajos en grasa. Estos alimentos aportan los nutrientes necesarios para evitar que la diabetes llegue a ser de tipo 2.

Recomendaciones para tener en cuenta

Azucar.refinada.efectos.en.la.salud.2

Se debe evitar considerablemente el consumo de comidas rápidas y alimentos altos en azúcar, pues ingerir estos alimentos incrementan el peso deteriorando la salud y repercutiendo en el progreso de la diabetes.

Por otro lado, una de las formas más efectivas para prevenir el progreso de la diabetes es mantenerse activo, disminuyendo o eliminando el sedentarismo; el hecho de caminar durante 40 minutos diarios, evitar los ascensores y dar uso a las escaleras son actividades que poco a poco pueden garantizar un bienestar más duradero.

Lo más importante en el caso de sufrir diabetes es regular el peso, consumiendo las calorías requeridas por el organismo para su correcto funcionamiento, aportando los nutrientes indispensables para un buen desarrollo, pero evitando las grasas y exceso en alimentos que incremente el peso a gran velocidad, ya que esto puede perjudicar el bienestar tanto de las personas que sufren diabetes como los que no, ya que conocemos que el sobrepeso es un factor negativo en la salud de las personas.

Además, recomendamos no consumir carne de cerdo más de dos veces por semana, por lo cual puede alternar su dieta en carnes con huevo y pescado, alimentos que aportarán grasa saludable para su organismo.

Las frutas y las verduras se pueden consumir sin restricción alguna (siempre y cuando no sea un consumo excesivo), ya que son beneficiosas para las personas que sufren diabetes o son diabéticos en potencia debido a sus beneficios nutricionales, regulando las funciones del cuerpo en pro de una vida saludable, ya que estos alimentos no sólo aportan beneficios para el tratamiento de esta enfermedad sino para un sin número de afecciones que atacan el cuerpo.

Recuerda…

Types of diabetes

Las personas diabéticas deben modificar sus hábitos y generar prácticas que incrementen su bienestar, es por ello que debe establecer horas determinadas para comer, reglando así el horario de la ingesta de alimentos, esto permite mantener el peso y controlar la glucosa y sus procesos, ya que el desorden al comer, desordena también el funcionamiento del cuerpo.

Lo más aconsejable para las personas diabéticas es el consumo frecuente de agua, este líquido mejora la circulación de la sangre evitando cualquier afección a la misma por causa de la cantidad excesiva o mínima de glucosa, según sea el caso.

Es importante, además, reducir la ingesta de cafeína, porque aunque esta contenga antioxidantes no debe ser consumida en exceso por personas con problemas de diabetes, ya que  esta sustancia cuenta con una hormona que altera los niveles de glucosa, desequilibrando su presencia en el cuerpo.

Por último, es indispensable generar conciencia en las personas de la enfermedad que se padece, para que sus hábitos sean modificados en pro de sus beneficios. Por otro lado, se recomienda la relajación, meditación y especialmente el control a la hora de dormir, estableciendo unas horas para descansar y recuperar energía, permitiendo acostumbrar el cuerpo a conciliar un buen sueño, brindando con esto salud y bienestar.

Te puede gustar