Consejos para cuidar tu salud articular

15 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Las enfermedades inflamatorias que afectan a la salud articular son muy frecuentes. La prevalencia de estas enfermedades aumenta con la edad, pero hay factores de riesgo que podemos controlar.

Cuidar tu salud articular es de vital impotancia, puesto que el sistema que te permite el movimiento es el aparato locomotor. En él entran a formar parte: huesos, articulaciones, músculos, tendones y ligamentos. La función del aparato locomotor es dotar de movimiento al cuerpo, y esto lo consigue gracias a las articulaciones.

Si queremos ponernos en marcha, o realizar un movimiento determinado, el cerebro da la orden necesaria a los músculos para que se contraigan, y así poder tirar de los huesos. Con este proceso se ponen en funcionamiento todas las partes implicadas, incluidas las articulaciones, dando lugar al movimiento.

Las enfermedades que afectan a la salud asrticular son generalmente de tipo inflamatorio. Su prevalencia aumenta con la edad, y de entre ellas, la artrosis y la osteoporosis son las más frecuentes.

Síntomas y diagnóstico de las enfermedades articulares

El síntoma principal de las enfermedades que afectan a tu salud articular es el dolor, que en algunos casos se manifiesta acompañado de inflamación y deformidad de la asrticulación. Esto hace que un porcentaje de pacientes vea limitado el movimiento de las articulaciones afectadas,  experimentando también cierto grado de rigidez. 

El diagnóstico de este tipo de enfermedades se hace en función de los síntomas que se manifiesten en cada caso. Aunque a veces se hacen pruebas de laboratorio, radiografías y ecografías. Algunas enfermedades articulares están bien diagnósticadas  y adecuadamente tratadas, pueden llegar a controlarse casi por completo. Sin embargo, otras como la artrosis que son crónicas, pueden llegar a ser muy dificiles de controlar.

Factores de riesgo que predisponen al daño de tu salud articular

Geneticamente, las mujeres de mediana edad tienen mayor riesgo de padecer estas enfermedades que los varones. Sin embargo, no está claro si esta prevalencia solo se relaciona con la genética, o también existe un componente hormonal dependientes del sexo.

La obesidad es uno de los factores que afectan a las articulaciones y sobre el que puedes actúar bajando de peso. El sobrepeso es la causa de las enfermedades articulares en algunos casos, y en otros sin embargo, es la consecuencia. Por un lado, la obesidad origina sobrecarga en las articulaciones, pero también es consecuencia porque el dolor ocasionado por la inflamación hace que el paciente no se mueva.

El tipo de trabajo que realizas a diario también puede ser una causa, en función de las tareas que tengas que hacer puedes llegar a hacer un uso excesivo de algunas articulaciones y por tanto afectando a su salud. 

cuidar tu salud articular
Diversos factores de riesgo intervienen afectando la salud articular, entre ellos la genética, el peso corporal y el tipo de trabajo realizado

También te puede interesar: Cómo combatir el dolor articular durante el embarazo

¿Cómo puedes cuidar tu salud articular ?

La prevención de estas enfermedades es el primer paso para cuidar tu salud articular, y para eso, empieza por tener hábitos de vida saludables. Te contamos algunos consejos:

1. Dieta

Una dieta con las cantidades adecuadas de calcio, junto con ejercicio suave, te puede ayudar a prevenir la osteoporosis y mejorar el movimiento.

2. Ejercicio

Además de llevar una dieta saludable, es importante que evites la vida sedentaria haciendo ejercicio de forma regular. Así conseguirás aliviar el dolor, mejorar la movilidad articular, fortalecer la musculatura, estimular la formación de hueso y mejorar el sueño y la calidad del mismo.

3.Hábitos posturales

Las malas posturas acaban desarrollando problemas articulares, por tanto si los evitas, previenes. Algunos de los hábitos posturales que debes evitar son:

  • Estar mucho tiempo de pie: bipedestación prolongada.
  • Estar durante largo tiempo sentado o tumbado.
  • No sentarte con la espalda recta y apoyada.
  • Utilizar sillones y colchones que se hunden o no estén en buen estado.
  • No llevar los pesos de forma desequilibrada. 
  • Doblar la columna cuando vayas a levantar cosas del suelo.
  • Actividades que sobrecarguen las articulaciones como caminar durante mucho tiempo por terrenos irregulares.

4.Calzado adecuado

Para cuidar tu salud articular es aconsejable que uses calzado amplio y cómodo, e incluso puedes poner plantillas si lo necesitas. Evita usar tacones altos, ya que favorecen la degeneración de las articulaciones tanto del pie como de la rodilla, aunque tampoco es recomendable que utilices el calzado plano.

cuidar la salud articular
El cuidado de la salud articular pasa por una dieta rica en calcio, realización de ejercicio y uso de calzado adecuado, entre otros

¿Cómo aliviar los problemas articulares?

En ocasiones, es necesario recurrir al empleo de fármacos para aliviar el dolor y bajar la inflamación articular. Si el caso lo requiere y por criterio médico, puede ser que te hagan infiltraciones con corticoides.

Otras formas de aliviar los síntomas en la fase de inflamación aguda son la aplicación de frio o calor si experimentas rigidez muscular.

               Lee también: Remedios caseros para aliviar el dolor en una articulación

Conclusiones sobre la salud articular

Las enfermedades relacionadas con la salud articular son bastante frecuentes. Actualmente, con la mayor esperanza de vida y los hábitos que favorecen el sobrepeso y la obesidad, estas enfermedades se hacen más evidentes.

Podemos modificar los factores de riesgo que están en nuestras manos para mejorar nuestra calidad de vida y mantener nuestras articulaciones lo mejor posible.

  • SINAVE, & Secretaria de Salud. (2016). Artritis reumatoide su impacto social y económico. Boletín Epidemiológico.

  • Caudill, A. (2007). Articulaciones, ay que DOLOR! THE AMERICAN QUARTER HORSE RACING JOURNAL ANDREA CAUDILL.

  • Jaime, J., Arabia, M., & Henry, W. (2014). Artrosis y actividad física Arthrosis and physical activity Arthrose et activité physique. Revista Cubana de Ortopedia y Traumatología.