Consejos de una mujer de 60 para envejecer con felicidad

Su nombre es Margaret Manning, una mujer que, cuando cumplió los 60, se dijo a sí misma que era el momento de hacer algo enriquecedor, algo que, a su vez, pudiera ayudar a los demás. Fue entonces cuando decidió dejar su trabajo para iniciar un conocido proyecto llamado “Sixty and me“, una asociación para mujeres mayores de 60 años.

En este espacio, cualquier mujer que lo desee pude dar testimonio de cómo es su vida, de lo que ha logrado, de lo que ha aprendido… A su vez, Margaret Manning persigue otra interesante idea: Ayudar a los más jóvenes a dejar de tener miedo a “la arruga”, al paso del tiempo. A hacernos mayores.

Según ella misma explica, se ve sorprendida ante todas esas personas, en especial mujeres, que una vez cumplen los 30 piensan que ya han perdido la juventud. De ahí que nos haya dejado esta serie de consejos para todo aquel que, pasada la treintena, empiece a sufrir una pequeña crisis existencial.

Si es tu caso, si estás entre los 30 y los 50, no dejes de leer estos instructivos consejos. Seguro que te harán pensar.

Consejos de una mujer de 60 para los más jóvenes

  • Recuerda siempre una cosa: solo tienes una vida, así que no la malgastes haciéndote infeliz o preocupándote por cosas que no tienen importancia.
  • Busca siempre el lado bueno de las cosas. Sé positiva.
  • Valora tu presente, “el aquí y ahora”. Es lo único que importa.
  • Vive cada día con la máxima plenitud, disfruta de las pequeñas cosas cotidianas.
  • Ten en cuenta que la vida puede cambiar en un solo instante. Si vives el momento, dará igual que tengas 30 o 60, lo importante es hacerlo todo con pasión y plenitud.
  • Disfruta de la naturaleza, de tu tiempo libre. No pongas excesivas cadenas a tu vida.
  • Busca un trabajo que te guste realmente. Si no te es posible, busca al menos un hobby que te haga sentirte feliz y realizada.
  • Sé siempre tú misma, no lo que esperan los demás. De ese modo, envejecerás con mayor dignidad.
  • Debes envejecer de forma positiva. No evites el paso del tiempo ni te obsesiones en disimular esa marca de expresión, esas arrugas alrededor de los ojos. No tengas miedo. Sé feliz con cada año que pasa en tu vida.
amor 3

  • Tú eres algo más que tu edad. Eres más que los 32 o los 42.
  • Sé sincera siempre contigo misma. Envejecer es un proceso lento del que se aprende muchísimo. No obstante, es una aventura que merece la pena y, si lo ves de esta forma, siempre te notarás atractiva.
  • Conserva los buenos recuerdos de tu vida y no te “ancles” a las malas experiencias, porque te enfermarán por dentro y se notará en tu belleza exterior.
  • Virginia Woolf tenía razón, pero solo a medias. Una mujer necesita una habitación para ella sola para sentirse independiente y realizada, pero también un sueldo.
  • Deja a un lado los estereotipos que tiene la sociedad sobre el envejecimiento. Olvídalos por completo.
  • ¿De qué te vale preocuparte por envejecer? Es mejor que te preocupes por el aburrimiento.
  • Debes tener clara una cosa: el tiempo va a pasar, quieras o no, así que, ¡empieza a vivirlo!
  • Inspírate cada día, viaja, aprende, cultívate, lee, vive de una forma sencilla pero gratificante.
  • No malgastes el dinero en zapatos; los hombres no se fijan en tus pies.
emociones

  • No llenes tu vida con personas que no te aprecian y que solo te traen problemas.
  • Sé siempre tú misma, brilla, reluce con felicidad y sé consciente de cada día de tu vida.
  • ¿Para qué obsesionarte con las arrugas? Son el mapa de tu vida, llévalas con dignidad.
  • Vive con intensidad y disfruta del amor en todos sus sentidos.
  • Ofrece amor a quienes están alrededor de manera incondicional. Y aprende también a recibirlo.
  • Ten hijos cuando quieras tenerlos: no hay un momento clave, nadie tiene que obligarte y tampoco hagas caso de lo que dice la sociedad. Tú mandas en tu cuerpo y en tu mente.
  • Desarrolla tu empatía.
  • Aprende a perdonar. No almacenes odios y enfados en tu corazón o envejecerás del peor modo posible.
Relaciones felices

  • Construye un buen círculo íntimo de amistades.
  • Intenta no irte a la cama cargada de problemas y enfados.
  • Si has establecido una mala relación, sal de ella cuanto antes.
  • Sonríe cada día, cuida de tu piel y de tu alimentación.
  • Confía en tus corazonadas, en tus instintos.
  • No te obsesiones con ser la madre perfecta. Simplemente, ama a tus hijos y apóyalos de manera incondicional.
  • Sé siempre una guerrera, aprende a ser autosuficiente y desarrolla tus recursos.
  • No te dejes dominar por el miedo.
  • Nunca dejes que alguien te diga que ya eres demasiado mayor para ciertas cosas. ¡Es un error!
  • Muéstrate agradecida cada día porque siempre hay algo que aprender, incluso de las cosas más negativas. Si lo haces con ánimo, sencillez y plenitud, los años pasarán con mayor integridad. Y si estás bien por dentro, se notará por fuera. Seguirás siendo una mujer preciosa.

Estamos seguros de que muchos de estos consejos te han hecho pensar. Así que, no olvides tenerlos siempre en cuenta para ponerlos en práctica. No hay que tener miedo a cumplir años, teme solo no tener una vida verdaderamente feliz.

Te puede gustar