Consejos “eco-friendly” para cuidar el planeta (y ahorrar dinero)

Si estás interesado en cuidar el medio ambiente y a la vez ayudar en la economía de tu hogar, conoce cuáles son los mejores hábitos que puedes empezar a cambiar ahora mismo. Son cosas muy sencillas, del día a día en una casa, pero que significarán un gran cambio para el mundo y para tu bolsillo. Conoce en este artículo algunos consejos “eco-friendly” para cuidar el planeta (y ahorrar dinero).

Tips para cuidar el medio ambiente y el presupuesto

Utiliza servilletas de tela

Son mucho más duraderas y eficaces que las de papel y además te harán ahorrar bastante, porque la misma se puede usar varias veces antes de lavarla. Disminuirás no sólo la tala de árboles para su producción, sino también la producción de basura. Una excelente manera para empezar a gastar menos. Y además, las servilletas de tela son mucho más lindas y se pueden combinar con el mantel.

Cocina más

Comer afuera o pedir al delivery no sólo es un gasto superior de dinero, sino que también se utilizan más recursos, como por ejemplo, la envoltura de los alimentos, la gasolina de la moto, los elementos del restaurante, etc. A su vez, preparar la comida es más saludable, dejarás de lado tantos alimentos empanados, fritos o dulces. Y sin dudas, cocinar es un acto de amor para tu familia.

mujer-en-cocina-con-verduras

Utiliza ollas a presión

Te servirán para ahorrar tiempo, dinero y energía, todo en un mismo objeto imprescindible del hogar. Usar este tipo de ollas reducirá en un 70% los minutos que se necesitan para cocinar un alimento, por lo tanto gastarás menos en gas. Y lo bueno es que puedes hacer todo tipo de preparaciones, como sopas, cremas, salsas, carnes, vegetales y postres.

Cocina usando el “calor residual”

Cuando enciendes el horno, éste alcanza cierta temperatura y luego se mantiene así hasta que lo apagas. Si en lugar de dejar que se enfríe sin ningún alimento dentro apagas el horno cinco minutos antes de que la comida esté hecha, ahorrarás energía. Lo mismo ocurre con las ollas al hacer pastas o hervir vegetales. Cuando el agua comienza a hervir, deja pasar cinco minutos, luego apaga y deja la tapa puesta cinco minutos más.

cocina6

Come menos carne

Además de que la carne es más costosa que los vegetales, no es buena para la salud si se consume en demasía. Y tampoco es muy favorable para el medio ambiente. ¿Por qué? Porque para producir un kilo de carne se utilizan muchos recursos naturales, entre ellos, varios litros de agua y cereales. Las emisiones de carbono a la atmósfera de las fábricas dedicadas a la producción de carne son mayores que las de otro tipo de industria. No es necesario que seas vegano o vegetariano, pero puedes al menos reducir la ingesta a dos veces a la semana.

Cultiva tu propia comida

No hace falta tener una gran extensión de tierra para armar una huerta (aunque sería lo ideal). En cualquier espacio que tengas disponible en casa puedes disponer unas macetas y tener ciertos vegetales,o al menos, las hierbas aromáticas para condimentar tus platillos. Todo ayudará para ahorrar dinero y evitar consumir alimentos de producción masiva.

huerta

Haz compostaje

El compostaje es abono para la tierra que te permitirá, no sólo ahorrar dinero en fertilizantes, sino que evitarás la descomposición de la basura, que lanza gas metano a la atmósfera. Una mazorca de maíz puede tardar hasta 18 años en descomponerse completamente en el basurero (junto con otra gran cantidad de residuos) y un par de meses en el compostaje. Existen contenedores especiales para colocar en casa los residuos orgánicos y obtener, algunos meses después, tierra de excelente calidad.

Evita los elementos desechables

Quizás sean más cómodos y no tengas que lavarlos, pero se convierten en un gran problema en lo que se refiere a la contaminación. Si eres de comer fuera en el horario de almuerzo de la oficina, llévate tus propios cubiertos. No uses vasos plásticos para beber agua o café, mejor usa tu propio vaso o taza de vidrio o cerámica.

Evita desperdiciar la comida

No sólo porque hay millones de personas que mueren de hambre a diario, sino porque tirar comida a la basura genera contaminación (como ya se explicó antes). Trata de guardar en la nevera los alimentos y de consumirlos antes de que se echen a perder. Si no te gusta repetir platillos varios días seguidos, coloca porciones en el congelador. No compres por demás frutas o verduras que no vas a comer, trata de cocinar con lo que tienes a disposición antes de salir a hacer la compra, ordena porciones pequeñas en el restaurante y luego repite si lo deseas, etc.

frutas6

Utiliza botellas reutilizables

Siguiendo con el consejo de no usar objetos de usar y desechar, las botellas de plástico también pueden incluirse en este cambio de hábitos. Un gran porcentaje de los residuos están conformados por botellas PET. Trata de usar botellas de vidrio y si eso no es posible, compra una botella de agua y rellénala cuando se termine.

Presta más atención al uso del agua

Si cambias algunos hábitos a la hora de bañarte, cepillarte los dientes, lavar los platos o cocinar, estarás no sólo ayudando al planeta, sino también ahorrando dinero. En primer lugar, no pases dos horas en la tina cantando como si fueras un tenor en un concierto. Cuando te cepillas los dientes, te afeitas o te peinas, cierra el grifo, lo mismo cuando estés lavando los platos. Repara los grifos que gotean, no dejes el depósito del baño perdiendo. Si vais a lavar el coche, mejor que sea con cubos de agua y no con una manguera desperdiciando agua. Para regar las plantas, coloca regaderas automáticas.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar