7 consejos y ejercicios que te ayudarán a eliminar las chaparreras definitivamente

La combinación de ejercicios cardiovasculares con masajes linfáticos o exfoliaciones en seco puede ser una gran forma de reducir las chaparreras o cartucheras y recuperar la suavidad de la piel

Eliminar las chaparreras o cartucheras es el objetivo de muchas mujeres que buscan un cuerpo más fino y esbelto.

A pesar de que la forma de unas caderas anchas es muy femenina, estas no siempre tienen la redondez que deseamos. Además, en muchos casos van acompañadas de flacidez, celulitis, estrías, etc.

Descubre en este artículo los consejos y ejercicios más efectivos para eliminar las chaparreras.

Eliminar las chaparreras definitivamente

exceso-de-michelines

Para eliminar las chaparreras de manera definitiva debemos tener en cuenta que no es fácil reducir la grasa de una zona específica. Todos tenemos partes del cuerpo donde se acumula la grasa de manera rebelde, según nuestra genética, hormonas, dieta, etc.

Por lo tanto, para eliminar las chaparreras deberemos actuar de diferentes modos a la vez:

  • Dieta equilibrada
  • Ejercicio físico cardiovascular y de tonificación
  • Masaje y técnicas naturales y manuales sobre la zona

1. Exfoliación con café y sal marina

El primer paso para eliminar la grasa que se acumula en una zona rebelde consiste en realizar, una vez por semana, una exfoliación profunda de la piel.

De este modo, activamos la regeneración celular y también combatimos la celulitis y la flacidez.

Por la zona que vamos a tratar podemos permitirnos un exfoliante profundo, a diferencia de los que se destinan al cutis u otras partes delicadas.

  • Así pues, podemos aprovechar los posos del café y mezclarlos con sal marina gruesa.
  • La cafeína de este exfoliante es muy beneficiosa para activar la quema de grasa y combatir la celulitis. La sal marina, además, aporta una gran cantidad de minerales beneficiosos.

Ver también: 7 exfoliantes caseros y naturales para eliminar los puntos negros

2. Cepillado en seco

El cepillado en seco es una técnica muy sencilla que podemos hacernos nosotros mismos y que funciona de manera parecida al drenaje linfático.

  • Al cepillarnos la piel seca activamos la circulación y la eliminación de líquidos y toxinas. También conseguimos una piel más suave.
  • Si nos realizamos el cepillado en seco dos o tres veces por semana podremos ayudar a eliminar las chaparreras. También conseguiremos unas caderas suaves, firmes y redondeadas.

3. Masaje con aceites

Chica rubia recibiendo un masaje.

Si adquirimos el hábito de exfoliar y cepillar la piel, también deberemos hidratarla en profundidad para evitar que se reseque. Con un buen aceite vegetal podemos nutrir la piel y prevenir las chaparreras y las estrías.

  • Recomendamos combinar el aceite de almendra o de coco con unas gotas de aceite esencial de limón, romero y lavanda.

4. Aplicación de agua fría

Si solemos ducharnos con agua caliente debemos saber que este hábito no es muy beneficioso para nuestra piel. A largo plazo, lo único que conseguimos es tener una piel cada vez más flácida.

La aplicación de agua fría o bien alternar agua fría y caliente es la mejor manera de activar la circulación, reducir la grasa y mejorar la firmeza y el aspecto de la piel. Es, por lo tanto, un buen consejo natural para eliminar las chaparreras.

5. Caminar

Las personas que tienen por costumbre caminar durante el día e ir a pie siempre que les es posible están siguiendo, tal vez sin saberlo, un consejo de salud excelente.

Caminar es bueno para mejorar muchas funciones del organismo. A su vez, también es un remedio sencillo y natural para tener una piernas esbeltas y fuertes.

Te recomendamos leer: ¿Es mejor correr o caminar?

6. Ejercicio cardiovascular

pareja-corriendo-cronometrandose

En cualquier plan para quemar grasa localizada debemos incorporar ejercicio cardiovascular. Podemos elegir entre las opciones que más nos gusten, como por ejemplo los siguientes:

  • Bailes aeróbicos, de salón, danzas orientales, zumba
  • Footing
  • Natación
  • Ciclismo
  • Cinta de correr o elíptica

Deberíamos hacer, por lo menos, dos sesiones por semana. Mientras los practicamos, deberemos concentrarnos en la zona que queremos reducir.

Al visualizar las chaparreras podremos concentrar la mayor parte de la fuerza para impulsar el movimiento con las caderas.

7. Ejercicio de tonificación

Además de reducir la grasa que se acumula en las caderas también deberemos realizar ejercicios de tonificación para fortalecer las piernas y prevenir la flacidez.

Podemos hacer actividades en grupo con pesas o bandas elásticas (por ejemplo, pilates), o bien hacer máquinas y pesas por nuestra cuenta.

Es fundamental también adquirir el hábito de hacer estiramientos antes y después de cada sesión.

Nos centraremos, en especial, en estirar los laterales del cuerpo. Flexibilizar ambos lados nos ayudará a moldear la silueta y a tener más elasticidad.

Categorías: Ejercicio y deporte Etiquetas:
Te puede gustar