5 consejos para evitar las crisis de colitis ulcerativa

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio Alonso Castrillejo el 22 febrero, 2019
Daniela Castro · 23 febrero, 2019
Mejorar el estilo de vida puede apoyar el tratamiento de la colitis ulcerativa, minimizando los brotes de la enfermedad. Descubre una serie de recomendaciones para paliarlo.

La colitis ulcerativa es una enfermedad autoinmune crónica que afecta el tracto gastrointestinal. Ocurre cuando se inflama el revestimiento del intestino grueso, el recto o ambos. ¿Cómo sobrellevar una crisis de colitis ulcerativa?

La enfermedad puede tener periodos de remisión, caracterizados por síntomas leves o poco perceptibles. Sin embargo, tiene etapas en que se presentan crisis o brotes, en los cuales se presentan episodios de diarrea, dolor y cólicos abdominales, entre otros síntomas.

Su tratamiento puede variar según las consideraciones médicas y factores como la edad, hábitos y estado de salud actual de la persona afectada. No obstante, a nivel general hay algunas recomendaciones que pueden ayudar a paliarlo para evitar complicaciones.

¿Cómo reconocer una crisis de colitis ulcerativa?

Mujer con dolor en el abdomen
La colitis es considerada una enfermedad autoinmune, donde se ve afectado el tracto intestinal.

Las manifestaciones clínicas de la colitis ulcerativa pueden variar en cada persona, en función de la respuesta de su sistema inmunitario y del estilo de vida. Muchos pacientes experimentan síntomas leves o periodos asintomáticos. No obstante, la afección tiene periodos de brotes o crisis en los que se experimenta:

  • Dolor abdominales intensos
  • Aumento de los sonidos estomacales
  • Sangrados en las heces
  • Diarrea
  • Fiebre moderada
  • Dolor rectal
  • Pérdida notoria de peso
  • Deficiencias nutricionales
  • Problemas en la piel
  • Disminución del apetito y náuseas

Lee también: Colitis ulcerosa: todo lo que debes saber

Consejos para tratar una crisis de colitis ulcerativa

Para dar un tratamiento adecuado a las crisis de colitis ulcerativa es fundamental recibir un diagnóstico médico. Un profesional sanitario puede determinar si los síntomas se deben a la colitis ulcerativa o a otros problemas como la enfermedad de Crohn o diverticulosis.

Los exámenes pueden incluir pruebas de sangre, muestras de heces, enema de bario o colonoscopia, entre otros. Si efectivamente los síntomas corresponden a una crisis de colitis ulcerativa, el médico puede sugerir algunos medicamentos y cambios en el estilo de vida. En casos más graves puede ser necesaria una cirugía.

A nivel general, hay algunos consejos que pueden ayudar a prevenir y tratar estos brotes. Son medidas simples que se pueden aplicar en el día a día, tanto en los periodos de remisión como en las crisis. ¡Ponlos en práctica!

1. Limitar el consumo de lácteos

Leche y productos lácetos
Algunos estudios han evidenciado un posible empeoramiento de los síntomas con el consumo de productos lácteos.

Hasta la fecha, no hay evidencias suficientes para afirmar que la dieta causa colitis ulcerosa. Sin embargo, las investigaciones han podido establecer que algunos alimentos y bebidas pueden agravar los síntomas, especialmente durante los brotes.

Una de las variedades de estos alimentos perjudiciales son los lácteos. Su consumo habitual puede empeorar síntomas como el dolor abdominal, la diarrea y los gases. Por lo tanto, se debe limitar al máximo el consumo de leche, queso, helado y yogures procesados.

2. Aumentar el consumo de fibra

La fibra dietética desempeña un papel muy importante sobre la salud digestiva. En los casos de colitis ulcerativa puede actuar para bien o para mal. Consumirla en cantidades moderadas puede ayudar a mantener la digestión regular durante los periodos de remisión. Sin embargo, cuando hay crisis puede resultar contraproducente.

Tomar mucha fibra puede empeorar síntomas como la inflamación, gases y diarrea. Lo mejor es minimizar el consumo de cereales integrales, frutos secos, semillas, vegetales y otras fuentes de este nutriente durante el brote. Eso sí, no dejes de comerlos completamente.

Descubre: 8 alimentos que todo paciente con colitis debe evitar

3. Evitar las bebidas alcohólicas y estimulantes

Vaso con bebida alcohólica
Las bebidas alcohólicas y estimulantes favorecen la inflamación intestinal y los síntomas asociados.

Una clave para hacerle frente a las crisis de colitis ulcerativa es saber elegir las bebidas para mantener hidratado el cuerpo. Sin duda, el agua es la mejor alternativa. Sin embargo, algunos tés e infusiones también son beneficiosos. Lo que se debe evitar por completo son las bebidas alcohólicas o con componentes estimulantes.

La cerveza, el vino, el café y los refrescos aumentan el problema intestinal y empeoran la diarrea. Las gaseosas resultan más problemáticas, ya que producen mayor acumulación de gases.

4. Hacer comidas pequeñas

Otra medida que puede favorecer el alivio de los síntomas de esta enfermedad es hacer una mejor distribución de las comidas. En lugar de hacer tres comidas principales, lo mejor será optar por hacer cinco comidas en porciones más pequeñas. Esto disminuye la carga sobre el sistema digestivo y promueve el equilibrio intestinal.

5. Controlar el estrés

Mujer estresada en el trabajo
Recientes estudios han demostrado la influencia del estrés en la exacerbación de los síntomas de la colitis.

Está claro que el estrés no es una causa directa de esta patología. Sin embargo, saberlo manejar es determinante para minimizar sus síntomas. Estar expuestos a constantes episodios de estrés y ansiedad puede desencadenar los brotes. Algunas medidas para minimizarlo comprenden:

  • Hacer ejercicio físico moderado.
  • Acceder a masajes terapéuticos.
  • Disfrutar de sesiones de aromaterapia.
  • Meditar y hacer yoga.

¿Padeces esta enfermedad? No olvides solicitar chequeos médicos regulares. Aunque habrá periodos asintomáticos, lo mejor es conocer con certeza cómo evoluciona este problema.

  • Langan, R. C., Gotsch, P. B., Krafczyk, M. A., & Skillinge, D. D. (2007). Ulcerative colitis: Diagnosis and treatment. American Family Physician.
  • Judaki, A., Hafeziahmadi, M., Yousefi, A., Havasian, M. R., Panahi, J., Sayehmiri, K., & Alizadeh, S. (2014). Evaluation of dairy allergy among ulcerative colitis patients. Bioinformation. https://doi.org/10.6026/97320630010693
  • Burke, A., Lichtenstein, G. R., & Rombeau, J. L. (1997). Nutrition and ulcerative colitis. Bailliere’s Clinical Gastroenterology. https://doi.org/10.1016/S0950-3528(97)90059-2
  • Levenstein, S., Prantera, C., Varvo, V., Scribano, M. L., Andreoli, A., Luzi, C., … Marcheggiano, A. (2000). Stress and exacerbation in ulcerative colitis: A prospective study of patients enrolled remission. American Journal of Gastroenterology. https://doi.org/10.1016/S0002-9270(00)00804-2
  • Crohn’s & Colitis Foundation of America. (2014). The Facts About Inflammatory Bowel Diseases. Inflammatory Bowel Diseases. https://doi.org/10.1097/00054725-199606000-00001