7 consejos que debes aplicar si quieres frenar la caída del pelo

Solimar Cedeño · 12 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 19 diciembre, 2018
Los hábitos, la alimentación o la genética son algunos factores por los que sufrimos la caída del pelo. Sin embargo, te contamos algunos consejos para prevenirlo.

La caída del pelo es un proceso natural que aparece con el paso del tiempo, en unos más temprano que en otros. Sin embargo, puede presentarse en hombres y mujeres en edades más tempranas, por distintas razones, como el estrés, por ejemplo.

¿Eres una de esas personas que ha notado que se le está cayendo el cabello en mayor cantidad y con más frecuencia? Entonces, te recomendamos que sigas los siguientes consejos para frenar este problema.

La caída de pelo

Durante nuestra juventud podemos perder entre 50 y 80 hebras de pelo diarias. Esto ocurre porque el ciclo de vida de cada una es de 2 a 7 años. Una vez cumplido ese ciclo, cada folículo piloso se prepara para formar un nuevo cabello en un plazo aproximado de tres meses.

La mala alimentación, algunas enfermedades y tratamientos, el nerviosismo, el estrés, cambios hormonales y la genética pueden ser unas de las razones de la caída del pelo.

También algunos agentes externos, como cambios en el clima, el uso de ciertos productos químicos, así como de secadores y planchas, contribuyen con el agravamiento del problema.

Tras la caída se forma nuevo cabello más fino, con un ciclo de vida más corto. Al caerse, sucede el mismo proceso hasta que el folículo se cierra por completo y ya no crecen más.

Es normal perder un poco de cabello en los cambios de estación. En otoño suele ser más notorio.

7 consejos efectivos

Veamos a continuación algunos consejos que pueden ayudarte a cuidar y mantener la buena salud de tu melena.

1. Masajear el cuero cabelludo

Mujer masajeándose el pelo.
Masajear el cuero cabelludo ayuda a prevenir la caída del cabello.

Es lo más sencillo que puedes hacer para evitar la caída del cabello. Esto no conlleva gasto económico alguno. Solo si lo deseas, puedes hacerlo aplicando aceite de almendras o cualquier otro aceite esencial.

El masaje diario en el cuero cabelludo favorece la circulación sanguínea y activa la función del folículo piloso. Además, es una técnica relajante.

2. Frotar jugo de cebolla

Aunque no está demostrado científicamente que el jugo de cebolla pueda ser útil para prevenir la caída del cabello (o frenarla), hay quienes consideran que sí y por ello se lo aplican.

Se dice que lo recomendable sería frotarse un poco de jugo de cebolla (casero y fresco) en el cuero cabelludo antes de dormir y déjalo actuar durante la noche. Por la mañana, se retiraría con abundante agua con un buen lavado para evitar que se te quede el olor. Prepararlo es muy sencillo.

Ingredientes

  • 1 cebolla.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Para empezar, en una licuadora mezcla 1 cebolla pelada con el equivalente a un vaso de agua. Licúa por varios minutos hasta que no queden grumos.
  • También funciona con jugo de ajo y de jengibre. La preparación de ambos es igual a la del jugo de cebolla. Usa un solo jugo cada vez, no los mezcles.

Lee: ¿Tienes caspa en tu cabello? Dile adiós con un tratamiento de huevo

3. Enjuagar con agua de patatas

Se cree que para frenar la caída del pelo es el agua de patatas y romero es una buena opción.

Ingredientes

  • 3 patatas.
  • Hojas de romero (al gusto).
  • 4 tazas de agua (1 litro).

Preparación

  • Corta las patatas en rodajas. En una olla, mézclalas junto a las hojas de romero y hiérvelas en un litro de agua. Cuela la preparación y déjala reposar.
  • Lávate el cabello como de costumbre y usa esta mezcla como enjuague a temperatura ambiente todos los días. La cantidad de ingredientes dependerá del largo de tu cabello.

4. Aplicar aloe vera

Extracto de aloe vera echándose en el pelo.
El aloe vera contiene increíbles beneficios para evitar la caída del pelo.

Prepara un jugo con aloe vera y aceite de coco para fortalecer tu pelo. Aplícalo en el cabello, deja actuar por media hora y luego lávalo con el champú y el acondicionador de tu preferencia.

Ingredientes

  • 1 hoja de aloe vera.
  • 3 gotas de aceite de coco.

Preparación

  • Para empezar, toma una hoja de aloe, pélala para extraer el cristal y lávalo muy bien.
  • A continuación, en la licuadora procesa el cristal con tres gotas de aceite de coco. Después, una vez que se forme una mezcla homogénea, aplícala desde la raíz a la punta.
  • Puedes sustituir el aceite de coco por aceite de oliva o de almendras, según tu preferencia. No te preocupes por el olor del Aloe vera, pues el aceite lo disimulará.
  • Por último, repite la aplicación una vez por semana.

5. Comer más proteínas

Incluye más alimentos ricos en proteínas en tu dieta diaria para frenar la caída del pelo. La mayoría de los alimentos ricos en proteínas también contienen vitamina B12, que lo fortalece.

Recuerda el correcto funcionamiento del organismo depende en gran parte de la nutrición que le proporciones. Esto incluye el aumento de la producción de colágeno y otros compuestos fundamentales para la salud del cabello.

Descubre: El plato de Harvard: descubre cómo puede mejorar tu alimentación

6. Bajar los niveles de estrés

El estrés puede favorecer la caída del cabello. Practicar alguna actividad física como las caminatas, nadar, manejar bicicleta o el deporte de tu preferencia, durante un mínimo de media hora al día todos los días. Hacer yoga también ayuda a disminuir los niveles de estrés.

Hablar con una persona de confianza o con un especialista cuando estás afrontando ciertas situaciones ayuda a disminuir el estrés. Otra opción para calmar tu nivel de ansiedad, nervios y estrés es tomar tés o infusiones herbales como la manzanilla.

7. Tomar vitaminas

Muchas veces dejamos de tomar vitaminas cuando ya somos adultos. La vitamina A es un antioxidante que estimula la glándula sebácea en el cuero cabelludo.

La vitamina B contribuye en la producción de melanina, que a su vez estimula la circulación sanguínea. Por su parte, la vitamina E también favorece la circulación y mantiene los folículos capilares sanos y activos.

Nota final

Para evitar o frenar la caída –excesiva– del cabello, lo más recomendable es llevar un estilo de vida saludable y, si la cuestión persiste, consultar con el médico.

Recuerda que una buena alimentación puede hacer mucho por tu melena, así que no te olvides de mantener buenos hábitos alimenticios.