8 consejos para limpiar una mesa de cristal

La aplicación de vinagre blanco es una buena solución para limpiar una mesa de cristal sin necesidad de usar limpiavidrios o productos caros. Además, hay muchos otros trucos para hacer esta tarea en minutos.

Limpiar una mesa de cristal puede ser complicado si no sabes elegir un método adecuado. Aunque a simple vista parece sencillo, este material atrae polvo y partículas de suciedad que no siempre son fáciles de eliminar.

El problema es que este material es un poco delicado y se ensucia fácilmente por el derrame de sustancias, huellas dactilares o cualquier otra suciedad. Además, con los días adquiere un aspecto opaco que lo hace lucir antiestético.

Trucos para limpiar una mesa de cristal

¿Sabes cómo limpiar una mesa de cristal sin complicarte? En realidad, hay muchos trucos que facilitan el trabajo. Entendiendo que no todos los conocen, a continuación queremos explicarte los 8 más efectivos. No dudes en probarlos.

1. Utilizar agua destilada

El agua destilada para limpiar una mesa de cristal

Cuando vamos a limpiar una mesa de cristal no tenemos en cuenta el tipo de agua que vamos a emplear. Por eso, aunque apliquemos limpiacristales convencionales, a veces notamos que al final quedan unas molestas marcas de agua.

La solución para este pequeño inconveniente es evitar el uso de agua del grifo y optar por agua destilada. Esta última, al carecer de minerales que sí contiene la de grifo, no deja ningún rastro cuando se aplica sobre la superficie de cristal.

2. Minimizar la espuma

La aplicación de jabón líquido puede facilitar la eliminación de la suciedad que acumula la mesa de cristal. Sin embargo, cuando no se miden las cantidades, el jabón forma una gran cantidad de espuma que deja el vidrio lleno de marcas.

Por eso, si lo que buscamos es dejar el cristal reluciente, lo mejor es aplicar solo unas pocas gotas de jabón. Cuanto menos se use, más limpia quedará la mesa.

3. Usar vinagre blanco

Vinagre blanco para limpiar una mesa de cristal

El vinagre blanco es uno de los productos multiusos que podemos emplear para dejar la mesa de cristal brillante y desinfectada. Sus compuestos eliminan las bacterias y desprenden de la superficie cualquier acumulación de polvo o residuos.

Ya sea porque te quedaste sin limpiacristales o porque quieres una solución más económica y natural, el vinagre es ideal. ¿Cómo lo utilizas? ¡Fácil! Solo debes combinarlo con un poco de agua y frotarlo con un paño limpio.

Lee también: 6 usos espectaculares que le puedes dar al vinagre blanco

4. Emplear un papel periódico

En lugar de utilizar trapos o toallas que desprenden pelusas, lo mejor es hacer una bola de papel periódico. Aunque pueda parecer un poco extraño, este material deja la superficie de vidrio impecable, sin una sola marca o residuo.

5. Evitar las toallas de papel

Las toallas de papel parecen un buen suministro para limpiar una mesa de cristal. No obstante, dado que dejan marcas y restos de papel en el vidrio, es mejor evitarlas. Si no tienes periódico a la mano, opta por un paño de microfibra o escobilla de goma.

6. Aplicar alcohol

Uno de los grandes inconvenientes de este tipo de mesas es que suelen acumular huellas dactilares. Si bien al principio no se notan demasiado, con los días se unen al polvo y hacen que el cristal luzca sucio.

Para eliminarlas con facilidad, de forma eficaz y sin dejar marcas, basta con diluir un poco de alcohol en agua. Este sencillo limpiavidrios se aplica con la ayuda de un paño o periódico para dejar la mesa impecable.

Lee también:  8 cosas que deberías limpiar todo los días

7. Usar pasta de dientes

La pasta de dientes para limpiar una mesa de cristal

¿Sabías que puedes emplear pasta de dientes en algunas tareas de limpieza? Aunque parezca que puede causar un desastre, en realidad es muy útil para dejar el cristal brillante y limpio. La clave es utilizar una pequeña cantidad y frotarla en movimientos circulares.

Tras esparcirla bien sobre la superficie, se ablanda con un poco de agua y se pule con un paño. Lo mejor de este truco es que, de paso, conseguiremos eliminar esos pequeños rayones que hacen lucir la mesa envejecida.

8. Ser constante con la limpieza

Uno de los errores que dificultan la limpieza de este tipo de artículos del hogar es la poca atención que se les suele prestar. Si bien nos preocupamos por mantener en buenas condiciones cada espacio de la casa, a veces ignoramos que estos muebles también requieren mantenimiento.

Por eso, para que la mesita de cristal no acumule polvo ni manchas, lo mejor es repetir su limpieza varias veces a la semana.

En conclusión

Limpiar una mesa de cristal no es complicado si se usan los elementos adecuados. Es importante usar un limpiacristales o vinagre y elegir un paño que no cause rayones ni desprenda pelusas. ¿Listo para hacerlo? ¡Manos a la obra!