8 prácticos consejos para mantener tus pies libres de mal olor

Independientemente de la época del año hay determinados calzados que deben utilizarse con calcetines para evitar la proliferación de bacterias que puedan generar mal olor en los pies

El mal olor en los pies es un problema común y vergonzoso que todos podemos llegar a padecer en algún momento de nuestras vidas.

A pesar de que existen muchos productos comerciales para minimizarlo, el continuo contacto con el polvo, los gérmenes y el sudor dificultan su neutralización.

Si bien no todos lo desarrollan de la misma manera, su presencia es desagradable e incómoda, sobre todo cuando se alcanza a percibir en el entorno social.

Lo peor de todo es que casi siempre invade el calzado, transformando su interior en un ambiente propicio para la proliferación de bacterias y hongos.

Debido a esto, es primordial darle una atención especial, y adoptar medidas y tratamientos que permitan reducirlo y eliminarlo.

En esta oportunidad queremos compartir 8 prácticas recomendaciones para que le digas adiós de una vez por todas.

¡Apunta!

1. Procura mantenerte seco

cuidado pies

Los dermatólogos sugieren mantener la piel de los pies bien seca para prevenir la proliferación de gérmenes y el mal olor.

Tras tomar una ducha o hacer contacto con algún medio húmedo, es necesario usar una toalla suave para dejar los pies libres de cualquier rastro de humedad.

Posteriormente, es conveniente aplicarles un poco de talco con propiedades antimicóticas, con el fin de prevenir la formación de hongos.

Lee también: 7 trucos infalibles para deshacerte de la humedad de la casa

2. Utiliza calcetines

Aunque no todos los tipos de calzados lucen bien con calcetines, lo idóneo es utilizarlos con aquellos que así lo requieren.

Esta prenda protege los pies del contacto directo con los materiales del zapato y, a su vez, impide que la piel acumule los restos de sudor.

En caso de utilizar un calzado abierto, procura emplear talco antitranspirante sobre las plantas y dedos de los pies.

3. Prepara tu calzado

Hombre limpiando zapatos

Antes de utilizar unos zapatos, sobre todo si son cerrados, procura sacarlos del armario unas horas antes para que se ventilen.

Además, introdúceles una pequeña cantidad de polvo de talco seco para cerciorarte de que quedan desodorizados y libres de humedad.

4. Usa cáscaras de limón

Las propiedades antibacterianas y antifúngicas de la cáscara de limón se pueden aprovechar como tratamiento alternativo contra el exceso de sudoración y mal olor.

Este ingrediente natural neutraliza los aromas desagradables y, a su vez, minimiza la presencia de las bacterias que lo ocasionan.

Basta con introducir unas cuantas cáscaras al interior del calzado, y dejarlas actuar toda la noche.

También se pueden infusionar en uno o dos litros de agua para enjuagar los pies malolientes.

5. Utiliza almidón de maíz

Almidón de maíz

El almidón de maíz tiene un efecto muy similar al del polvo de talco, ya que reduce la humedad de los pies y los protege frente a la acción bacteriana.

Su aplicación sobre la piel y el calzado regula el pH, previene la formación de hongos y facilita la eliminación de olores fuertes.

Asegúrate de usarlos sobre los pies bien secos ya que, de lo contrario, puede formarse una pasta pegajosa.

6. Aplícales vinagre blanco

El vinagre blanco contiene sustancias ácidas que neutralizan el pH de la piel de los pies para controlar el exceso de sudoración y mal olor.

Sus compuestos antibacterianos y antimicóticos disminuyen la presencia de gérmenes e impiden el desarrollo de infecciones.

Vierte una taza del producto en un recipiente con agua tibia y sumerge los pies durante 15 o 20 minutos.

7. Recurre al poder de las bebidas

vodka

Si bien las medidas anteriores pueden ser suficientes para acabar con el mal olor, en ocasiones es necesario acudir a otro tipo de métodos para neutralizarlo.

Si nada parece funcionar, humedece una toalla con un poco de vodka y frótalo por la planta de los pies y entre los dedos.

El contenido de alcohol de esta bebida sirve para desinfectar la piel de los pies de forma natural, reduciendo la presencia de hongos y bacterias.

También previene la acumulación de humedad y altera el ambiente que necesitan los microorganismos para desarrollarse.

Visita este artículo: 6 modos de quitar el mal olor de la ropa sin necesidad de agua

8. Usa calzado ventilado

La ventilación regular de los pies es determinante para prevenir los olores fuertes y las alteraciones en el pH de su piel.

Aunque no siempre vamos a usar zapatos ventilados, lo idóneo es calzarlos por lo menos unas horas al día para que los pies puedan airearse.

Ten en cuenta que los efectos de estas recomendaciones pueden variar en cada caso, según el origen del mal olor en los pies.

Si nada parece funcionar, consulta al especialista para determinar su causa y otros tipos de tratamientos.

 

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar