Consejos para mantener tus uñas sanas este verano

En el verano todo es más fresco y colorido, y tus uñas no deben ser la excepción. Llegó el momento de lucir tanto las uñas de los pies como de las manos. Aunque puedes usar coloridos esmaltes, a veces hay que dejarlas respirar y es en ese momento cuando nos preocupa que luzcan amarillas o descuidadas.

Además, no crecen a igual ritmo. Las uñas de las manos crecen más o menos un milímetro por semana, mientras que las de los pies crecen menos y son más duras. Pero, igualmente, te aconsejamos que las cuides con el mismo esmero. Tan solo toma en cuenta estas características.

Si eres de las personas que usan tratamientos cosméticos, no te olvides de aplicarlos también en las uñas de los pies. Esto te permitirá lucir impecable.

Los primeros cuidados

Lo primero que debes hacer es dejarlas todas de igual tamaño y prolijas. Para ello no debes usar ni tijeras ni cortaúñas: lo indicado es que las limes. La lima que utilices debe ser de cartón o de diamante, nunca uses las limas de metal porque te lastiman las uñas.

Pasa la lima solo en un sentido. Debes hacerlo con movimientos cortos y únicamente para un lado. Olvídate de ir y venir. Así haces que tus uñas se escamen. Este paso es muy importante. Debes hacerlo con cuidado y atención. Evita limar de más o dejando muy corta la uña y recuerda que debes darle un terminado cuadrado para evitar uñas enterradas.

Si después de la lima queda suciedad debajo, no la quites con algo punzante. Puedes lastimarte y dañar la uña en su parte interior. Debes sumergirlas en agua con jabón y cepillarlas bien. Luego de tenerlas limpias y prolijas, puedes continuar con el tratamiento.

Cuidados apropiados para tus necesidades

Cuidados-apropiados-para-tus-necesidades

Endurecedor

Si vas a usar endurecedores, son recomendables aquellos fabricados con productos naturales, y sin excederse. La uña debe poderse moverse, como parte de sus funciones, por lo que no debes cambiar su naturaleza.

Blanqueador

Algunas personas tienen tendencia a presentar manchas en las uñas. Si es tu caso y te parece molesto, recuerda que esto puede ser la señal de algún problema de salud, por lo que debes consultar a tu médico. Si tu profesión o tu vida diaria te obliga a estar en contacto con químicos muy fuertes, es probable que esa sea la causa. En este caso, puedes sumergirlas en jugo de limón. Quitará las manchas existentes y endurecerá lo necesario para evitar que se quiebren, pero no tanto como para impedir que mantengan su movimiento natural. Los resultados aparecen en una semana, aproximadamente.

Quitaesmalte

Usa quitaesmaltes sin acetona. Trata de utilizar productos naturales que no sean agresivos para tus uñas.

Humectante

Humectante

Cuando apliques crema en tus manos y pies, debes ponerle también a tus uñas, es un mimo que les encanta. Debes tener mucho cuidado con el jabón que uses para lavarte las manos y bañarte. Trata de que sea natural, neutro y no agresivo. Así mismo, no olvides el champú, porque son tus manos las que lavan la cabeza y tus uñas están sumergidas en ese producto.

Si debes usar un champú muy agresivo porque tienes el cabello muy graso o porque usas productos para tintarlo, enjuaga bien tus manos y huméctalas. Quedan muy dañadas por tanta exposición. Lo ideal es sumergirlas diez minutos en aceite de oliva, que es perfecto para restaurar la queratina que las hace fuertes y bellas.

Usa guantes

Algunas profesiones (como los fotógrafos) están en contacto directo con químicos muy agresivos. Pero, incluso si eres ama de casa, podrías verte afectada por los productos de limpieza como lavavajillas, quitagrasa, etc. La mayoría suele preocuparse por mantener sanos sus ojos, pero las uñas se ven igualmente afectadas. Para reducir los riesgos, usa guantes. Si no te es posible, asegúrate de lavar bien tus manos después y aplica una crema hidrante. Esto les devolverá humedad y las protege.

Descansa de esmaltes

Ya sabemos que los esmaltes lucen muy lindos y que a todas nos gusta combinarlos con nuestra ropa. La mala noticia es que impiden la correcta oxigenación de la uña, lo que puede provocar hongos o empeorar el problema si ya existe. Usa esmalte un máximo de cinco días y déjalas descansar, al menos, tres días. Así estarán más fuertes y el esmalte durará más.

Come saludablemente

Tu piel, tu cabello y tus uñas dependen mucho de la forma en que te nutres. Para las uñas hay una vitamina que es muy buena, la vitamina H o B7. Comúnmente se la conoce como biotina. Si tus uñas lucen descuidadas o resecas, pregunta a tu médico si un complemento vitamínico puede ayudar. La mayoría de las veces basta con este pequeño cambio.

En cualquier caso, los alimentos ricos en biotina que puedes consumir son:

  • Huevos.
  • Nueces.
  • Plátanos.
  • Hígado vacuno.
  • Pescados azules.
  • Arroz integral.
  • Tomates.

Cremas antihongos

Los hongos son enemigos mortales de las uñas, porque resultan fáciles de adquirir y muy difíciles de combatir. Suelen estar en todos lados, desde albercas hasta la playa o gimnasios. En cuanto veas que aparecen los primeros síntomas, usa una crema antifúngica. El tratamiento va a depender de la gravedad del problema, pero no te desesperes, es común que tarden un poco.

La manicura puede no ser necesaria

La-manicura-puede-no-ser-necesario

Si te percatas de que tus uñas no lucen bien a pesar de gastar demasiado en la manicura, quizá deberías darles un respiro y regresar a lo más básico: una buena alimentación y los cuidados que ya te hemos mencionado. El problema con la manicura es que se suelen usar químicos agresivos, calor y tintes que cansan, dañan y eliminan los nutrientes de las uñas.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar