11 consejos para organizar el hogar que sí funcionan

Ángel Rodríguez · 13 febrero, 2019
¿Sientes que tu casa está siempre abarrotada de cosas y desordenada? Unos simples consejos te pueden ayudar a mejorarla.

A veces organizar el hogar puede parecerte un trabajo de nunca acabar. Por más que limpias y recoges, seguramente sientes que muy pronto las cosas están de nuevo fuera de lugar y tu casa siempre está desorganizada.

Realmente no hay una estrategia única para organizar el hogar, todo depende de la personalidad de cada quien. Sin embargo, hay algunos trucos que son claves para todos y que puedes aplicar para ordenar tu casa y que la sientas más cómoda y en armonía.

Antes de comenzar a organizar el hogar

La primero que debes hacer es identificar las áreas de tu casa que más te molestan. Analiza con detenimiento y después piensa qué solución puedes encontrar. No trates de organizar toda la casa a la vez. Dedícale un tiempo a cada ambiente, abórdalo uno por uno aunque tome varios días.

También es importante que tú y tu familia seáis fieles a las decisiones, para no volver a caer en el mismo error y volver a tener la casa desorganizada. Con estas consideraciones en mente, puedes aplicar las siguientes estrategias para organizar el hogar.

1. No guardes cosas que no usas

Hombre empaquetando en cajas
De «por si acaso» están llenos los armarios. Si no lo usas es momento de desecharlo.

Seguramente tienes guardado en algún armario o en cajas un sinnúmero de cosas que ya no usas, pero tienes la esperanza de volverlas a usar o te traen buenos recuerdos. Libros, adornos, documentos, ropa vieja o que no te sirve y hasta discos que ya no oyes porque ahora solo escuchas música en tu teléfono móvil.

Todas esas cosas que ya no utilizas y que guardas en algún sitio están ocupando un espacio que puedes usar para otra cosa o que puedes liberar para darle más aire a tu hogar.

Si algo está en una caja o escondido en un armario por mucho tiempo, seguramente seguirá ahí toda la vida inutilizando un espacio. Sólo lo verás cada vez que trates de organizar el hogar y lo volverás a guardar por meses o años. Mejor es desecharlo.

Si te regalan o compras algo nuevo, deshazte de inmediato del viejo. Dónalo, regálalo o tíralo a la basura si ya no sirve, pero no lo guardes “por si acaso se estropea el nuevo”.

Te puede interesa: Descubre cómo organizar los juguetes de los niños con materiales reciclados

2. Pon las cosas en el mismo lugar

Colgadores con llaves en forma de casa
Facilita un lugar donde dejar las llaves y la cartera para toda la familia.

Diariamente entran a tu casa gran cantidad de objetos que cada miembro de la familia trae consigo. Desde las llaves y la cartera, hasta la compra, el correo o el maletín de trabajo. Busca un lugar apropiado y fijo para cada cosa, no importa si se lo van a llevar de nuevo cuando salgan.

“Si tienes muchas cosas sin un sitio en el que estar, tarde o temprano se van a amontonar y será imposible limpiar”, dice Jennnifer Snyder, organizadora profesional de Neat as a Pin.

Pon un gancho para las llaves de la casa junto a la puerta, o un estante para el correo y un revistero para las revistas. No dejes que todo se acumule sobre una mesa o un silla.

3. Guarda las cosas según la frecuencia de uso

Organiza tus armarios y cajones inteligentemente. Lo que usas a diario debe estar más a mano. Lo que usas muy pocas veces puede estar en ese estante del armario que solo alcanzas con una silla.

Si pones las cosas de poco uso junto a las de uso más frecuente, muy posiblemente las tendrás que sacar constantemente para acceder a las que sí usas.

4. Divide tus cajones y estantes

Usar division en los cajones ayuda a mantenerlos ordenados.

No acumules todas las cosas juntas en los cajones y en los estantes. Usa divisiones para separarlas. Esto te permitirá aprovechar mejor el espacio y no acumular unas cosas encima de otras.

«No debería haber un solo cajón en tu casa que no tenga divisiones”, asegura Christopher Lower, autor del libro Siete etapas de la organización.

5. No uses las mesas como depósitos

Mesa desorganizada de escritorio
La mesa suele llenarse de objetos que tenemos pensado retirar después. Sin embargo, nunca pasa.

Una de las tentaciones más frecuentes en el hogar es poner todo encima de una mesa. Aunque la intención sea hacerlo provisionalmente, al final la mesa siempre estará ocupada. Pon como regla que eso no puede ocurrir ni por un minuto, y si no funciona bloquéala de alguna manera.

Julie Isaac, propietaria de Uncluttered Homes, recomienda poner flores, pequeños adornos o incluso tener la mesa siempre preparada con platos y cubiertos, si se trata del comedor, para enviar el mensaje de que esa mesa no es un almacén.

6. No compres cajas para guardar hasta no desechar todo

Antes de comprar una caja o un mueble para guardar cosas, asegúrate de que ya hiciste un trabajo de limpieza y eliminación completo y profundo.

Si tienes más espacio de almacenamiento del que realmente necesitas, seguramente en muy poco tiempo volverás a acumular una gran cantidad de cosas innecesarias y que, a la larga, crearán otro caos en la organización del hogar.

7. Asigna tareas

Calendario para organizar tareas
Planificar las tareas del hogar asegurará que se cumpla la limpieza y la organización de la casa.

Si tienes familia y no tienes ayuda diaria en la casa, asigna tareas de limpieza a cada miembro de la familia. Alguien debe recoger los platos de la mesa, otro los limpia y los guarda. Uno limpia los baños, otro la cocina. Cada quien se encarga de dejar su cuarto recogido y las camas hechas todos los días.

Esta norma se tiene que cumplir rigurosamente. Si uno solo falla los demás tendrán una excusa para no hacer su parte.

Te puede interesar: Discusiones sobre quien limpia el piso

8. Recoge inmediatamente después de usar

Una cómoda pero mala costumbre es dejar las cosas para después. El problema es que ese momento “después” nunca llega. Haz que tus hijos recojan los juguetes al terminar de jugar, no dejen los platos en la mesa al terminar de comer o lava los utensilios de cocina al mismo tiempo que vas cocinado.

Esas labores que le asignes a cada uno deben cumplirse al instante, no quedarse para más tarde.

9. No acumules las perchas de ropa

Perchas desorganizadas
Las perchas acumuladas solo quitan espacio a la ropa y a las cosas del armario.

Cada vez que traes ropa de la lavandería o compras ropa nueva traes una percha para colgarla. Así, sin darte cuenta, terminas con más perchas que ropa y tu armario está cada día más apretado. Devuelve las perchas a la lavandería o busca sitios de reciclaje para entregarlos.

10. No uses el garaje o el ático como almacén de todo

Garaje desorganizado
El garaje o el ático también son zonas de uso de un hogar, por lo que trata de no usarlos como trasteros.

Si vives en una casa con garaje o ático, es común pensar que siempre tienes espacio en esas áreas para guardar cosas que no usas. Con ese pensamiento terminarás congestionándolos y convirtiéndolos en ese espacio desorganizado que no deseas.

Simplemente elimina las cosas viejas como recomendamos anteriormente. El garaje y el ático también son parte de la casa, no los conviertas en un incómodo almacén.

11. Toma un día al año para organizar

Aunque apliques las mejores estrategias para organizar el hogar, es inevitable que algunas cosas se salgan de su lugar. No importa que sientas que finalmente tu casa ya está tan organizada como soñaste.

Una vez al año toma un día para revisar y asegurarte que no acumulaste cosas innecesarias, que los estantes y los cajones siguen organizados y que todo está en su lugar.

Ahora es tiempo de comenzar a organizar el hogar. Dale una ojeada crítica a tu casa y decide por dónde quieres empezar. ¡Manos a la obra!