Consejos para afrontar una separación matrimonial

Antes de dejarte llevar por impulsos o reacciones desmedidas ten en cuenta que el tiempo todo lo cura. Deja que pase para poder ver las cosas con perspectiva

Primero, debes entender que la superación es un proceso de duelo, vas a necesitar mucho tiempo, paciencia y sobre todo optimismo y mente positiva. También debes pensar que una separación no es sinónimo de pérdida, fracaso o decepción, simplemente es el final de una etapa de tu vida así como otras por las que ya has pasado anteriormente.

Para evitar que esto suceda, queremos darte algunas recomendaciones para que atravieses esta etapa de una forma positiva y por supuesto con madurez.

No actúes por impulsos

histerica

Procura no tener impulsos que tengan que ver con tu ex o con relación a lo sentimental, piensa muy bien cada una de las cosas que vas a hacer y sobre todo lo que vas a decir. Cuando las personas están heridas suelen decir cosas de las cuales se arrepienten tiempo después, así que toma las cosas con calma y no dejes que la ira hable por ti.

Igualmente, si se presenta la oportunidad de volver con esa persona es mejor que primero lo medites, por algo estaban en etapa de separación, no quiere decir que no sea sólo una crisis de pareja y ya, pero utiliza un tiempo para pensar muy bien qué es lo que quieres para tu vida.

Afronta el dolor

Al ser un proceso de duelo es normal sentir mucho dolor, es obvio, te estás separando de alguien que amaste y le entregaste mucho de ti,  pero trata de asumir  la situación con total serenidad y procura no caer en depresión. Te recomendamos tomar algunas infusiones relajantes, que te puedan tranquilizar para poder afrontar las cosas con seguridad.

Busca distracciones

Como cualquier problema, él estará ahí atacando tu mente constantemente, esto te puede causar algunas enfermedades, así que procura tener tu mente libre y darle un mejor uso, por ejemplo realiza alguna manualidad, concéntrate más en tus proyectos de vida, en el trabajo, la familia, comparte momentos diferentes con tus amigos e hijos, corre, ve a un parque, haz natación, vete de paseo…realiza todo aquello que te mantenga distraída y sobre todo que te haga sentir feliz, segura y plena.

Tu ex no es tu enemigo

Quizás tu ex y tú no hayan terminado de la mejor manera, pero esto no es motivo para guardar rencores en tu corazón, hay un dicho que dice “aferrarse al odio es como tomar veneno y esperar que la otra persona muera”.

Aunque puede ser difícil, recuerda a esa persona como aquella que te hizo muy feliz por algún tiempo, tampoco es que te mortifiques con recuerdos, pero el odio sólo va a complicar la situación haciendo que sea mucho más difícil la separación.

Perdona a tu pareja

No dejes que ese sentimiento de amargura crezca cada vez más en ti, si tienes hijos ten en cuenta que aunque ya no esté contigo, sigue siendo siendo su padre. El odio puede causarle sufrimiento a tus hijos y por supuesto eso es lo que menos quieres.

Ni los mejores amigos, ni enemigos

amigos

Es casi imposible aplicar la regla de “si te vi, no me acuerdo”, te estás separando de tu pareja, alguien que fue o aun es muy importante para ti, así que eso de  “no quiero saber nada de ti” hace mas difícil que puedas superar la separación.

Si ya estas más que segura que no es una simple crisis sino una separación definitiva por supuesto que debes alejarte de él, sin embargo aunque suene un poco ilógico entre los dos pueden ayudarse a enfrentar la separación, esto en el caso de que haya sido por mutuo acuerdo.

Y hablando de los hijos…

Primero que todo, no los utilices como medio de comunicación con él, eso de ser razoneros puede llegar a afectarlos, así mismo no hables mal de tu ex pareja delante de ellos u otras personas, por muy enojada que estés o por mucho daño que él te haya hecho. No habla bien de ti dejarlo a él por el suelo, así que no caigas en este error que es tan frecuente ahora en día cuando hay una separación.

Otras recomendaciones importantes:

  • No bebas alcohol.
  • No apliques la de “un clavo saca otro clavo”
  • Rodéate de las personas que amas.
  • No dejes que tu autoestima decaiga.
  • No te encierres en tu cuarto.
  • No busques mucho a tu ex, al menos que sea algo importante.
  • Si crees o tienes señales de que tu pareja quiere continuar a tu lado y tú también lo sientes lucha por ese amor, deja el orgullo y los rencores de lado.

Piensa seriamente en seguir estas recomendaciones para afrontar una separación de manera más madura y menos dolorosa.

Categorías: Buenos hábitosCuriosidades Etiquetas:
Te puede gustar