La separación matrimonial: consejos para afrontarla

La separación es una etapa difícil de afrontar, puede ser más llevadera si sigues algunas recomendaciones para afrontarla de una forma positiva y madura.

La separación es una etapa difícil de afrontar, es un proceso de duelo y vas a necesitar tiempo, paciencia y sobre todo mente positiva. Piensa que una separación no es sinónimo de pérdida, fracaso o decepción, simplemente es el final de una etapa de tu vida.

Será más llevadera si sigues algunas de estas recomendaciones para afrontarla de una forma positiva y madura.

Separación matrimonial

No actúes por impulso

Procura no actuar de forma impulsiva con tu ex pareja, piensa muy bien cada una de las cosas que vas a hacer y sobre todo lo que vas a decir. Cuando las personas están heridas suelen decir cosas de las cuales se arrepienten tiempo después, así que afronta las cosas con calma y no dejes que la ira hable por ti.

Igualmente, si se presenta la oportunidad de volver con esa persona es mejor que lo medites, por alguna razón estabais en el punto de separación. Esto no quiere decir que no sólo sea una crisis de pareja, pero tómate tu tiempo para pensar muy bien qué es lo que quieres para tu vida.

Afronta el dolor

La separación es un proceso de duelo, es normal sentir dolor, te estás separando de alguien al que amaste y con quien has compartido parte de tu vida. Hay que tratar de asumir la situación con calma y procurar no caer en una depresión. Las infusiones de plantas relajantes te pueden ayudar a conseguir más serenidad.

Busca distracciones

Si tenemos un problema y pensamos continuamente en él, podemos contribuir de alguna forma a que ciertas enfermedades se pongan de manifiesto o se agudicen algunos de sus síntomas.

Es aconsejable para distraernos y no pensar constantemente en la separación, procurar tener la mente ocupada con otras cosas, pensando más en tus proyectos de vida:

  • El trabajo.
  • La familia.
  • Amigos.
  • Practica ejercicio de forma regular.

Realiza todo aquello que mantenga tu mente distraída y, sobre todo, que te haga sentir feliz.

amigos

Tu ex no es tu enemigo

Quizás tu ex pareja y tú no hayáis terminado de la mejor manera, pero esto no es un motivo para guardar rencores en tu corazón.

Aferrarse al odio es como tomar veneno y esperar que la otra persona muera

Aunque puede ser difícil, recuerda a esa persona como aquella que te hizo feliz durante algún tiempo, el odio sólo va a complicar la situación haciendo que sea mucho más difícil todo el proceso de la separación.

Perdona a tu pareja

Si tienes hijos, ten en cuenta que, aunque ya no sea tu pareja,  sigue siendo siendo el padre o la madre de tus hijos. El odio puede causarles sufrimiento y por supuesto damos por sentado que ninguno de los progenitores lo desea.

Ni los mejores amigos, ni enemigos

En una separación, es casi imposible aplicar la frase de “si te vi, no me acuerdo”, te estás separando de alguien que fue o aún es muy importante para ti.

Si se trata de una separación definitiva y no de una crisis de pareja, por supuesto que será bueno que te alejes. Sin embargo, en el caso de que la separación sea de mutuo acuerdo,  entre los dos podéis ayudaros a aceptar la nueva situación.

la separación y los hijos

La separación y los hijos

Una cosa muy importante en un proceso de separación es no utilizar como medio de comunicación con la ex pareja a los hijos,  ser mensajeros puede llegar a afectarles.

Tampoco es aconsejable hablar mal de tu ex pareja delante de los hijos u otras personas, por muy enfadada que estés o por mucho daño que te haya hecho. No habla bien de ti hablar mal de tu ex-pareja, así que no caigas en este error que es tan frecuente hoy en día cuando hay una separación.

Otras recomendaciones:

Alguna de las recomendaciones que te damos a continuación están relacionadas con hábitos saludables y te ayudarán a sentirte y verte mejor, como por ejemplo, la practica de ejercicio de forma habitual, no tomar alcohol, llevar una alimentación sana y sobre todo rodearte de personas a las que quieres y te quieren.

Por último, si crees que tu pareja quiere continuar a tu lado y tú también, lucha por ese amor, deja de lado el orgullo y los rencores.

  • Caceres P, C., Manhey S, C., & Vidal P, C. (2009). Separacion, perdida y duelo de la pareja: Reflexiones imprescindibles para una terapia de divorcio. De Familia Y Terapia.

  • Sánchez-Barranco, F., Vallejo, P., & Reyes, O. (2004). Separacion o divorcio: Trastornos psicologicos en los padres y los hijos. [Separation or divorce: Psychological disordes on parents and children]. Rev. Asoc. Esp. Neuropsiq.

  • Sánchez García, E. (1984). Familias rotas y educación de los hijos. Colección “padres.”