Consejos para ahorrar si vas a reformar el baño

Virginia Martínez · 30 abril, 2019
Podemos ahorrar en la reforma del baño empleando vinilos adhesivos en lugar de azulejos. No obstante, lo más importante es tener las cosas claras y saber establecer prioridades.

Tomar la decisión de reformar una estancia del hogar no es fácil. En efecto, además de tiempo, esfuerzo y la posibilidad de que surjan imprevistos, siempre está la cuestión económica. A la hora de reformar el baño, la posible inversión puede irse por las nubes si no tenemos en cuenta algunos aspectos que nos ayudarán a ahorrar.

¡Toma nota!

Consejos para ahorrar si vas a reformar el baño

En primer lugar, todo depende de qué tipo de reforma necesite tu baño. Así, por ejemplo, quizás necesite una reforma integral, incluyendo grifería, sanitarios y tuberías. En ese caso, la cosa se complica.

No obstante, quizás sólo necesites algunos cambios puntuales y una buena redecoración, lo que es bastante más fácil y asequible.

En cualquier caso, existen algunos consejos que puedes tener en cuenta para ahorrar si vas a reformar el baño. Así, el presupuesto será más económico y, salvo imprevistos, no tendrás que hacer una inversión más elevada de lo que habías pensado.

Te recomendamos leer: 7 cosas que no deberías guardar en el baño

Planifica y ten claro el presupuesto para reformar

Planifica tus gastos
Antes de realizar cualquier reforma es conveniente planificar el presupuesto para ceñirnos a nuestra economía.

Lo primero que hay que hacer es determinar qué tipo de reforma necesitamos o queremos. Para ello, es importante observar la estancia, detectar problemas (algo roto, por ejemplo), conocer nuestras necesidades a largo y corto plazo y establecer un presupuesto. Finalmente, podemos comenzar a pensar qué es lo que vamos a hacer.

Como puedes ver, se trata de planificar conforme al presupuesto una vez tenemos claro lo que necesitamos. Ahora bien, también hay que tener claro qué es lo que no necesitamos. 

Además, por otra parte, es importante saber que siempre debemos dejar una parte del presupuesto para posibles imprevistos. En efecto, quizás una vez las obras hayan comenzado surja algún problema que deba solucionarse. En ese caso, no tendrás que buscar financiación extra, sino que el imprevisto podrá cubrirse con el presupuesto asignado.

Utiliza vinilos

En el mercado existen vinilos adhesivos para baños que pueden dotar al tuyo de un toque decorativo exclusivo y un carácter único. Además, son mucho más baratos que invertir en azulejos o baldosas.

Existen de muchos tipos y tamaños, y están especialmente diseñados para que su adherencia pueda soportar la humedad del baño. De hecho, son impermeables.

Así, no tienes que preocuparte porque vayan a aguantar poco tiempo. Además, puesto que son muy asequibles económicamente, puedes dar rienda suelta a tu imaginación y decorar el baño como siempre has soñado a un precio razonable.

Te recomendamos leer: Azulejos ideales para crear un sofisticado y maravilloso baño

Prefiere un panel fijo de ducha

Ducha
Los paneles de ducha fijos aportan interesantes ventajas a largo plazo en comparación con mamparas correderas.

Un panel fijo de ducha es mucho más económico que uno corredero. En efecto, las mamparas de baño correderas suelen tener anclajes y accesorios y su instalación es mucho más complicada. Además, si se estropean estas partes, tendrás que reemplazarlas.

Por su parte, un panel fijo de ducha te librará de todos estos problemas. Al tratarse de solo un panel que no necesita ajustarse a otros para abrirse o cerrarse, es mucho más económico.

Piensa a largo plazo para reformar el baño

No se trata solamente de lo que quieras en el momento en que vas a reformar el baño. Se trata también de prever necesidades futuras y evitarte así una nueva reforma posteriormente. 

Así, por ejemplo, sería interesante optar por una bañera con agarraderas o cambiarla por una ducha. De este modo, evitarás muchos dolores de cabeza si alguien en el futuro tiene problemas de movilidad, son ancianos, etc.

Piensa, por tanto, en lo práctico, en lo que te va a servir de verdad tanto ahora como en el futuro. Por ejemplo, existen sanitarios y griferías que permiten ahorrar agua. Aunque quizás sean más caras a la hora de comprarlas ahora, amortizarás pronto la inversión y, además, cuidarás el medio ambiente.

Por otra parte, es importante que escojas un estilo de decoración que no te canse. En efecto, quizás algo te parezca fantástico ahora pero, en unos años, te resulte desfasado o ya no te guste tanto. Por esa razón, imagina tu baño y su aspecto también en el futuro. Te evitarás una nueva reforma dentro de unos años.

Lo primero es lo primero

Mujer organizando
Lo más importante es saber priorizar para ceñirnos al presupuesto. Es posible que la decoración sea un secundario si hay problemas mayores.

No creas que determinadas reformas son una forma de malgastar el dinero y que son prescindibles. Quizás, por ejemplo, en tu baño exista un foco de humedad. En este caso, la decoración y otros aspectos pueden esperar o debe limitarse el presupuesto para ellos.

En efecto, la humedad es un problema grave que puede afectar a la salud pero también a la estructura misma del baño. Por eso, es mejor dar prioridad a lo que realmente la tiene y hacer recortes en otros aspectos menos importantes.

Como puedes observar, el truco consiste en tener las cosas claras, establecer prioridades y ceñirse estrictamente al presupuesto. De otro modo, el gasto final puede ser mucho más elevado de lo que habíamos planeado.

Eso sí, también es importante tener en cuenta que una reforma no es para unos días o una etapa, sino que pretendemos que vaya a perdurar. Por eso, piensa bien en las necesidades futuras y la eficiencia de los accesorios que vayas a adquirir. 

  • Hurtado, E. (2018). Vinilos decorativos para tu casa: la alternativa a la pintura. Retrieved April 30, 2019, from https://midecoracion.com/casas/vinilos-decorativos-casa/
  • Sabater, V. (2018). Aprender a priorizar: clave de salud y bienestar psicológico. Retrieved April 30, 2019, from https://lamenteesmaravillosa.com/aprender-a-priorizar-clave-de-salud-y-bienestar-psicologico/