7 consejos para comenzar el día con la mejor actitud

Óscar Romero · 7 noviembre, 2017
Si al comenzar el día hacemos algo de ejercicio y organizamos la jornada conseguiremos sentirnos mucho mejor y sacarle el máximo partido a cada una de las horas

Comenzar el día con la mejor actitud es posible si se ponen en práctica ciertos trucos y se presta más atención a los detalles. No hay que olvidar que la forma en que nos despertamos puede influir mucho en cómo puede desarrollarse el resto del día para nosotros.

Tener buena actitud no quiere decir que se dejen desatendidos los problemas o que se esté siendo irresponsable. En realidad, se trata de saber »ponerse en marcha» a pesar de las adversidades, para poder gestionar cada cuestión de la mejor manera posible.

A continuación te comentamos cuáles son los 7 consejos que pueden ayudarte a comenzar el día con la mejor actitud. Para que te sientas más dispuesto a aprovechar todo lo bueno que el universo tiene para ti.

1. Modifica las alarmas hostiles

reloj-alarma

Para muchas personas la alarma es indispensable, ya sea por rutina o por que presentan un sueño muy pesado. Utilizarla no tiene nada de malo, lo que sí se aconseja es que sea un sonido agradable, suave y armonioso. No una bocina o una trompeta a un volumen estridente.

Las alarmas ruidosas hacen que la persona se levante con los nervios de punta, molesta o, cuando menos, fastidiada por la bulla. Por ello, en lugar de colocar un tono de alarma molesto y hostil, selecciona una melodía o un sonido agradable (como el canto de los pájaros) para que despiertes con más agrado.

Por otra parte, debes evitar postergar las alarmas, ya que eso solo hará que desees quedarte más tiempo en la cama. Cada vez que postergas la alarma, te quitas tiempo para otras tareas. En lugar de ello, apaga la alarma a la primera, levántate y tómate tu tiempo para estirarte y desperezarte para comenzar el día.

Descubre: Empezar bien el día es cuestión de actitud: 5 claves que cambiarán tu vida

2. Un día más, ¡una oportunidad más!

Son pocas las personas que todos los días se levantan con las pilas puestas y la mejor actitud. Sin embargo, antes de pensar en ese montón de cosas que habías dejado reposando la noche anterior, agradece por ese nuevo día de vida.

Sin importar cuáles sean tus creencias religiosas y espirituales, si inicias tu día con un pensamiento de agradecimiento por esta oportunidad, te estarás llenando de energía y buena actitud.

3. Inicia el día alimentándote bien

Nos han dicho hasta la saciedad que el desayuno es la comida más importante del día, pero muchas veces hacemos caso omiso a esa enseñanza. No es necesario que te prepares un gran banquete como desayuno, pero sí es fundamental que aprendas a seleccionar los alimentos que necesitas para activarte por la mañana.

Descubre: 7 motivos por los que no te debes saltar el desayuno

4. Realiza algún ejercicio

El tiempo entre semana es limitado, lo sabemos, pero si te despiertas un tris más temprano de lo habitual, alcanzas a trotar o caminar siquiera por media hora. Esto si no te gusta y no acostumbras ir al gimnasio.

También puedes hacer unos ejercicios simples en casa o bailar alguna coreografía que, por cierto, son bastante entretenidas. Vas a ver lo bien que te sentirás, tanto física como emocionalmente.

5. Tu bienestar es lo primero

mujer-meditando

Nuestra mente tiene planeadas todas las tareas que debemos realizar a diario, y por eso en el transcurso del día nos vamos acordando de esto o aquello. Sin embargo, son cosas que están martillando constantemente en nuestros pensamientos. De ahí la importancia de este punto: antes que todas las cosas estas tú, tu bienestar, tu salud y tu paz.

Cuando nos despertamos es cuando más voluntad tenemos, así que dedícale un espacio a eso que te hace sentir bien. Leer un libro, rezar, escribir, dibujar, comer algo delicioso, prepararte un batido, practicar meditación, yoga, ¡lo que sea! Haz algo que te cause felicidad desde tempranas horas de la mañana.

6. Agenda tu día

En relación con el paso anterior, evita estar pensado “sé que algo se me olvida”: ve anotando cada una de tus tareas desde el momento que surjan. Así llevaras una vida más organizada, menos caótica, y habrá más productividad.

7. Realiza una buena acción

Realiza una buena acción

Aunque lo tuyo no sea el altruismo, busca ayudar a alguien o realizar una buena acción, al menos, una vez al día.

  • Es muy simple, no tienes que salvar el mundo.
  • Solo actúa con amabilidad y honestidad, cuida el medio ambiente, respeta las filas, sonríe y sé gentil con quien tratas día a día.

Esto realmente te dará un sentimiento de bienestar. Los valores son lo más bonito que tenemos los seres humanos y, si los demuestras a quienes te rodean, vas a recibir gratitud, por parte de ellos y de ti mismo.

Mantén tus buenos hábitos

Recuerda que eres tú quien decide vivir con buena actitud, sin importar las adversidades. Piensa siempre en el montón de cosas buenas que tienes en tu vida y, sobre todo, cuida tu estilo de vida para seguir obteniendo beneficios.

  • Rodriguez, E. (2016). 6 grandes maneras de empezar el día. La mente es maravillosa. [En línea] Disponible en: https://lamenteesmaravillosa.com/6-grandes-maneras-de-empezar-el-dia/
  • Castillo, S. (2014). 6 consejos para empezar bien el día. La mente es maravillosa. [En línea] Disponible en: https://lamenteesmaravillosa.com/empezar-bien-el-dia/
  • Budner, S. (2018). La personalidad resiliente: ¡Buenos días mundo! Aún sigo aquí. La mente es maravillosa. [En línea] Disponible en: https://lamenteesmaravillosa.com/la-personalidad-resiliente-buenos-dias-mundo-aun-sigo-aqui/