Cómo cuidar correctamente los pies y las uñas

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 8 septiembre, 2014
Los pies y las uñas merecen un trato especial ya que soportan el peso del cuerpo, las rozaduras de los zapatos y las condiciones del suelo. Conoce qué hacer para tenerlos sanos y bellos.

Tus pies son una una parte del cuerpo bastante castigada. Disponen de un complejo entramado de pequeños huesos, tendones y articulaciones que pueden lesionarse con relativa facilidad. También tienen uñas que pueden encarnarse o quebrarse. Además, soportan naturalmente el peso del cuerpo y los efectos de los zapatos.

A continuación, te enseñamos cómo cuidar tus pies para que luzcan sanos y atractivos.

También lee ¿Tienes dolor en los pies? 4 sencillos ejercicios para calmarlo

cuidar los pies

Cómo cuidar los pies y las uñas

Deseamos que los pies estén suaves, con uñas atractivas y dedos sin rozaduras, callos u otras afecciones. Pero, habitualmente, nos acordamos de ellos solo cuando llega el verano. Nuestros pies exigen cuidado constante y un calzado adecuado. Además, las uñas deben estar bien cortadas y libres de hongos.

1. Higiene diaria

pies

Cuando te estés duchando dedica unos minutos a lavar los pies y, particularmente, fija atención entre los dedos. Lávalos con agua y jabón, por ejemplo de rosa mosqueta. Los hidrata, suaviza y evita que estén resecos o con estrías.  

2. Pedicuría casera una vez por semanaPies bonitos

No hace falta que pidas cita a un salón de belleza, si puedes hacerlo tú misma en casa siguiendo estos pasos:

  1. Primero, prepara una palangana con agua tibia donde sumergir los pies. Puedes añadir un poco de sal marina y también aceites esenciales de rosas o romero y que son antiinflamatorios y, por lo tanto, otorgan un alivio inmediato. A su vez, los suavizan y relajan. Ponlos en remojo unos 15 minutos.
  2. También, debes hacer una exfoliación para eliminar piel muerta y humectarlos. Para ello usa una piedra pómez, y masajea tus pies en movimientos circulares. Presta especial atención a tus talones, ahí donde suele haber más durezas, donde recae todo el peso del cuerpo. Después del masaje, enjuaga y aplica un poco de aloe vera.
  3. Cortar correctamente las uñas. Si no lo haces, las uñas se pueden encarnar, y producir una infección, además de dolor y molestias. Las uñas deben tener un largo correcto, estar rectas y sin puntas. Tampoco deben estar muy cortas porque pueden abrirse e infectarse.
  4. ¿Y qué hay de tus cutículas? Existe un tipo de aceite que venden en perfumerías y tiendas naturales que ayuda a humectar y ablandar las cutícula para retirlarlas fácilmente.

3. Loción hidratante casera

Aceites-esenciales

Esta loción la puedes hacer fácilmente en casa y aplicarla cada día mediante masajes en los pies, después de la ducha y antes de ir a dormir. Te levantarás con los pies suaves, descansados y listos para una jornada de trabajo.

También lee Descubre los increíbles beneficios que nos traen los masajes

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de almendra
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 12 gotas del aceite esencial de eucalipto
  • 1 cucharadita de aceite de germen de trigo
  • Una botellita de color oscuro para conservar mejor los aceites y lociones.

Preparación 

  1. rimero, coloca dentro de la botellita oscura los aceites, de almendras, oliva, germen de trigo y eucalipto. 
  2. Luego, agítala bien y guárdala en un lugar fresco y seco durante dos días.
  3. A continuación, puedes usarla mediante un masaje en los pies limpios.
  4. No hace falta que luego te enjuages, incluso puedes ponerte calcetines o dejar que se seque.

Recuerda que es necesario cuidar la higiene de los pies como parte de la higiene integral. Ellos son un espejo inconfundible de nuestro estado de salud y cuidado personal. Mantenerlos en buen estado, no solo te harán ver mejor, sino que te permitirán vivir más activamente.