Consejos para cuidar nuestro corazón - Mejor Con Salud

Consejos para cuidar nuestro corazón

El exceso de grasas saturadas y colesterol puede provocar problemas circulatorios, por lo que es conveniente reducirlas al máximo en nuestra dieta y aumentar el consumo de frutas, verduras, pescado y carne magra

Debemos cuidar la salud integral de nuestro cuerpo y especialmente cuidar el buen funcionamiento de nuestro corazón. Es por esto que tenemos que tener en cuenta que los alimentos que estamos consumiendo a diario son los que determinan la calidad de nuestra salud, y esta se verá reflejada en nuestro rostro, en como nos vemos y nos sentimos, de la misma manera se notará en el funcionamiento de todos y cada uno de nuestros órganos internos.

Una dieta sana evitará que más tarde estemos padeciendo una enfermedad cardiovascular.

¿Qué alimentos tengo que evitar?

Ante todo debemos de evitar, o en su defecto, moderar estrictamente el consumo de las frituras, todo lo que contenga grasa, como los lácteos enteros, las grasas de las carnes, la piel del pollo, el tocino, todas son grasas perjudiciales para nuestro corazón; son igualmente perjudiciales todos los embutidos, ya que tienen mucha presencia de grasa.

También debemos evitar, o mejor eliminar el consumo de alcohol, este es supremamente fatal para potenciar las enfermedades cardiovasculares.

¿Cuáles alimentos mantienen sano mi corazón?

Si somos conscientes de nuestro bienestar y el de las personas que amamos, tenemos que tener en cuenta siempre que debemos cuidar nuestro corazón de la posibilidad de llegar a sufrir de una enfermedad cardiovascular; esto lo podemos controlar consumiendo alimentos sanos, aquellos que le brinden a todo nuestro organismo los nutrientes necesarios para tener un cuerpo sano y una mente sana; aunque está claro que sólo lo lograremos comiendo muchas frutas y verduras.

– Las frutas aportan las vitaminas y minerales; es importante aumentar el consumo de estas en la dieta diaria, por lo cual es saludable comer una fruta en cada comida y entre comidas, en lugar de tomarte un café o un té con una galleta.

– Las verduras son indispensables en una dieta saludable, no deben faltar en las dos comidas principales y pueden ser cocidas, o crudas en ensalada.

– El pollo sin la piel, asado a la plancha o cocinado. La carne de res puede ser consumida pero tiene que ser libre de grasa.

– El pescado es rico en ácidos grasos poliinsaturados omega-3 los cuales ayudan a reducir los triglicéridos y a disminuir las tendencias tromboticas.

– Frutos secos, consumir nueces y almendras unas cuatro o cinco veces por semana, nos ayuda a reducir el riesgo de sufrir la muerte a causa de una enfermedad cardiovascular.

– El ajo consumido diariamente ayuda a bajar los niveles altos de colesterol malo, y tiene efectos antitromboticos,

– El chocolate negro aporta antioxidantes, reduce la presión arterial y además es delicioso.

– El vino tinto es recomendable tomar una o dos copitas diarias, ya que es un poderoso antioxidante y ayuda a aumentar el colesterol bueno.

¿Y qué sucede con el alcohol?

Hay quienes afirman que tomado moderadamente, es decir, una o dos copas por semana, puede ser beneficioso para la circulación. Aunque sería muy atrevido de mi parte asegurar tal concepto, puesto que no lo he comprobado, y solamente es parte de una serie de comentarios que se hacen entre amigos, pero de ninguna manera es algo confirmado. Lo que sí es seguro es que tomarlo en exceso se convierte en algo totalmente perjudicial, y no sólo va a ser enemigo del corazón sino también de la salud mental.

Imagen cortesía de RevistaActual