Consejos para el reflujo gástrico

Sebastián Castaño · 9 septiembre, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 20 febrero, 2019
Para evitar la acidez nocturna, es recomendable que hagamos una cena ligera y esperemos, al menos, dos o tres horas antes de irnos a la cama.

El reflujo gástrico ocurre cuando los ácidos del estómago suben al esófago provocando una sensación de quemadura, ardor y dolor. Incluso pueden hacer sentir el sabor de los ácidos en la parte posterior de la boca.

Este problema por lo general es tratado con medicamentos. Si bien existen muchos antiácidos de venta libre, lo más prudente es consultar con un profesional acerca del tratamiento más indicado para cada persona.

¿Qué podemos tomar para la acidez?

Según informan sitios especializados en medicina, para tratar la acidez que causa el reflujo gástrico debemos, primero, cambiar los hábitos alimenticios. Al mismo tiempo, se han de evitar algunas comidas que pueden producir o aumentar la acidez estomacal.

A continuación, vamos a conocer algunas alternativas naturales que nos pueden ayudar a aliviar un poco el reflujo. Recuerda que, si bien actúan como antiácidos naturales, no nos van a curar la afección de manera definitiva. Por ende, es indispensable acudir al médico para una revisión.

Remedios antiácidos para el reflujo gástrico

Según un estudio que analiza los beneficios de diferentes elementos para elaborar una bebida adelgazante natural, el vinagre de manzana posee propiedades positivas para el sistema digestivo. Entre otras, es bueno para la digestión de los alimentos, es depurativo y tiene un efecto saciante. Por esto último, podría ser útil para evitar excesos en la ingesta alimentaria.

Una receta tradicional (no basada la opinión médica ni científica) indica que, para crear un antiácido natural, podemos añadir en 10 mililitros de agua hervida dos cucharadas de vinagre de manzana y beberlo tres veces por día. Se recomienda consultar al profesional sobre su veracidad y conveniencia.

Por otro lado, de acuerdo con una publicación de la revista Offarm, la raíz de regalíz es otro elemento natural que se suele indicar para casos de hiperacidez gástrica. Existen remedios naturales tradicionales que aprovechan el extracto de este alimento de diferentes formas, sobre las cuales un profesional podría dar mayores precisiones.

  • De igual manera, puede ser muy útil el jugo de aloe vera antes de las comidas, según indican otras creencias populares. Más allá del método de administración (el cual debe consultarse con un profesional) estudios en animales comprobaron los efectos antiácidos de esta planta.
  • Muchos sostienen que un vaso de jugo de zanahoria puede también ser efectivo contra el reflujo. No obstante, no existe evidencia científica suficiente para respaldar esta afirmación, como sí la hay con otros alimentos como la pasta, el arroz y la papa. Se debe a que sus carbohidratos complejos absorben el ácido del estómago, según los estudios científicos que cita Yeager (1998, pág. 8).
  • De igual forma, otras creencias sugieren que podría ser bueno masticar chicle después de cada comida. Si bien la Academia Americana de Médicos de Familia desaconseja el consumo de chocolates, caramelos y otras golosinas para no empeorar los síntomas del reflujo gástrico, otras publicaciones afirman que la saliva generada neutraliza la acidez del esófago.
  • Las infusiones de manzanilla son eficaces como antiácidos, de acuerdo a este estudio científico. De igual modo, la planta ibéride podría ser también de utilidad, aunque sus efectos no han sido tan exhaustivamente probados científicamente.

Bicarbonato como antiácido

Debemos tener cuidado con el bicarbonato de sodio. Aunque podría funcionar como antiácido, no podemos consumirlo en exceso, ya que con el paso del tiempo podría alterar el pH ácido del estómago y predisponernos a sufrir enfermedades graves. Se debe evitar su ingesta sin antes consultar con el médico acerca de la forma de uso correcta.

Aloe vera

Cambios en la alimentación

Tal y como se mencionó previamente, para evitar este malestar debemos tratar de cambiar los hábitos y mejorar nuestra alimentación. De este modo sí podremos poner fin al reflujo gástrico, o al menos aliviar considerablemente sus síntomas y reducir su frecuencia.

Más allá de lo indispensable de acudir al médico y seguir el tratamiento indicado, nosotros mismos deberemos tener en cuenta algunas claves básicas:

  • Primero que todo, debemos darnos cuenta y saber qué alimento es el que nos produce acidez; al descubrir qué comida es, debemos eliminarla de la dieta o, según indique el profesional, modificar su forma de consumo.
  • Lo siguiente que debemos hacer es masticar muy bien todo lo que estemos comiendo, además de hacerlo con lentitud y moderando las porciones.
  • Por último, no debes acostarte con el estómago lleno, de acuerdo con el American College of Gastroenterology. Deberías esperar por lo menos dos o tres horas después de comer para irte a la cama.

Factores que provocan reflujo gástrico

Si bien se dice que el estrés es el mayor causante de la acidez, las publicaciones médicas citadas no lo relacionan directamente. Sin embargo, se hace mención a la aparición del reflujo como consecuencia de la ingesta de medicamentos para la ansiedad o antidepresivos.

Malos hábitos como el tabaquismo y el alcoholismo, así como también la obesidad, predisponen a una persona a sufrir acidez y reflujo.

El reflujo puede ser un síntoma común durante el embarazo, según informa el Sanatorio Allende. En última instancia, la esclerodermia puede ser otra de sus causas.

Por qué tengo siempre el vientre hinchado

La dieta adecuada para el reflujo gástrico

Alimentos que no se pueden consumir

De acuerdo con la ACG, se deben evitar los alimentos que reduzcan el tono del esfínter esofágico interior y también aquellos que puedan irritar el revestimiento del esófago. Aquí se incluyen todos los cítricos, el chocolate, las frituras, las grasas, el café, el ajo, los tomates y la pimienta.

Asimismo, otras publicaciones médicas sugieren evitar también las pastas y los cereales integrales, los quesos fuertes, los pescados y las carnes muy sazonadas y las semillas y nueces.

Estos alimentos pueden aumentar la acidez estomacal y producirte muchas molestias, por lo que podría ser necesario erradicar su consumo. Por supuesto, el médico podría añadir otros más a la lista. Si sigues sus recomendaciones, notarás la mejoría en poco tiempo.

¿Qué alimentos puedo comer con más frecuencia?

El hospital Beaufort Memorial de Atlanta, Estados Unidos, sugiere una dieta blanda para ayudar a tratar problemas como la acidez, ya que estos alimentos hacen más fácil la tarea de la digestión para el organismo.

De este modo, se recomiendan los lácteos, las frutas y verduras (exceptuando las nombradas anteriormente), panes y cereales de harina blanca, carnes magras, los huevos, los caldos y los tés de hierbas.

Finalmente, vale reiterar que para mejorar este problema lo ideal es dejar de fumar y de beber alcohol. Con el consejo médico y todas las claves anteriores, seguramente podrás calmar de esta forma la fastidiosa acidez y el reflujo gástrico de manera definitiva.

Imagen cortesía de Andrés Santamaría

  • José Nores Fierro. ACIDEZ E INDIGESTIÓN DURANTE EL EMBARAZO. Sanatorio Allende. http://www.sanatorioallende.com/web/ES/acidez_e_indigestion_durante_el_embarazo.aspx
  • Dieta blanda. Beaufort Memorial Hospital. https://www.bmhsc.org/health-and-wellness/education-support/health-library/article?productId=118&pid=61&gid=000068
  • Reflujo gastroesofágico. Medline Plus. https://medlineplus.gov/spanish/gerd.html
  • Ardor de estómago. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/heartburn/symptoms-causes/syc-20373223?p=1
  • Camire, M. E. (2016). Potatoes and Human Health. In Advances in Potato Chemistry and Technology: Second Edition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-800002-1.00023-6
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico. Medline Plus. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000265.htm