Consejos para el tratamiento del asma - Mejor Con Salud

Consejos para el tratamiento del asma

Dado que la alimentación también puede desencadenar los ataques de asma es muy importante llevar una dieta sana y evitar todos aquellos alimentos que puedan darnos alergia y provocar un episodio asmático

El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias, las cuales cambian de tamaño, ensanchándose y estrechándose,  lo que provoca que exista dificultad para respirar,  falta de aire, tos improductiva, sibilancias y opresión en el pecho.  Existen tres factores que hacen que las vías respiratorias se estrechen; la inflamación de las vías respiratorias, la mucosidad y la broncoconstricción; lee los siguientes consejos para saber como tratar el asma.

USA UN PURIFICADOR DE AIRE

Los alérgenos e impurezas del aire que, puede desencadenar ataques de asma, por lo que es recomendable tener un purificador de aire que pueda limpiar el aire, para controlar los síntomas del asma.

REALIZA INHALACIONES

Calienta una olla con agua, e inclínate sobre la misma, cubriendo tu cabeza con una toalla y respirando los vapores, lo que obliga  a los bronquiolos a expandirse y permitir que entre más aire a los pulmones. Este método lo puedes utilizar como una medida preventiva.

LLEVA UNA DIETA LO MÁS NATURAL POSIBLE

– Se recomienda una dieta rica en frutas y verduras puede proporcionar una disminución de la inflamación de los pulmones debido al contenido en antioxidantes. Las frutas y verduras ricas en vitaminas A, C y E, que además reducen la cantidad de radicales libres que pueden provocar inflamación.

– El consumo de ácidos grasos Omega-3 ayuda a prevenir los ataques de asma, especialmente el pescado, el aceite de canola, las nueces y aceites vegetales.

ALIMENTOS DESENCADENANTES DE UN ATAQUE DE ASMA

Ciertos alimentos o sustancias integrantes pueden desencadenar un ataque de asma, como son

Sulfitos, que se utilizan para conservar los alimentos, como los frutos secos o vino, y la inhalación de dióxido de azufre de sulfito  puede provocar un ataque de asma.

Alimentos que pueden provocar alergias, como la leche, soja, trigo, cacahuetes, huevos, frutos secos, pescados y mariscos.

Conservantes y colorantes.

– Edulcorantes.

Alimentos que causan acidez y están asociados a la enfermedad del reflujo gastroesofágico, como la cafeína, cebollas, ajo, alcohol, refrescos, cítricos, menta, salsa de tomate, fritos y alimentos grasos.

TOMA BEBIDAS CALIENTES

Cuando sientas irritación respiratoria, bebe una taza de té, infusión o agua caliente, para regular la respiración, con el objetivo de calentar los conductos de aire y controlar los ataques agudos de asma. El consumo de una bebida caliente, da calor a los bronquiolos, y aunque tiene sus limitaciones, porque no siempre es posible tomar una bebida caliente cuando estás en medio de un ataque agudo, utiliza esta técnica cuando sientas que se acerca un ataque.

Imagen cortesía de COMSALUD