Consejos para eliminar la distensión abdominal

Carolina Betancourth · 7 abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 16 marzo, 2020
Aunque la sensación de hinchazón es frecuente entre la población, practicar ejercicio y llevar una serie de hábitos saludables influiría directamente en su desarrollo.

Algunas personas experimentan de forma frecuente la sensación de pesadez después de ingerir un determinado alimento. Esta percepción se suele reconocer por el nombre de «abdomen hinchado» o «distensión abdominal» y puede llegar a causar incomodidad e interferir en la calidad de vida.

El problema de la distensión abdominal puede ser provocado por una gran cantidad de factores. Los expertos señalan que, aunque la mayoría de las veces este es consecuencia de comer en exceso más que de una enfermedad grave, hay que estar atentos a las causas que lo producen.

Por otra parte, se ha sugerido que el término «hinchazón» debe reservarse para el `síntoma subjetivo del aumento del perímetro abdominal´ y que «distensión» solo se utilizaría cuando hay un cambio real en la circunferencia. Dicho de otra forma, la hinchazón sería percibida por el paciente y la distensión la detectaría el médico.

Epidemiología de la distensión abdominal

La sensación de hinchazón es común y suele experimentarse por la mayoría de las personas en algún momento de su vida.

De hecho, una encuesta reciente de la población observó que el 16 % de los individuos sanos experimentan hinchazón al menos una vez al mes.

A su vez, se muestra que el 50 % de los pacientes con síndrome de intestino irritable (SII) y patrón predominante de estreñimiento también tienen distensión abdominal, reportando un impacto negativo en su calidad de vida. Además y en contraposición, aparecería también un porcentaje similar en pacientes con síntomas de diarrea.

En el caso de las mujeres, el 40 % de ellas identifican la sensación de hinchazón con su ciclo menstrual. Un artículo publicado por la Revista Colombiana de Gastroenterología explicaría que esto se debería a una posible influencia hormonal, y que si no se da esta señal en todos los casos sería por la variabilidad que presenta el mismo periodo.

A continuación, te contamos algunas maneras sencillas de prevenir y ayudar a mejorar la distensión abdominal.

Descartar algún tipo de alergia a los alimentos

Lo primero que se debe saber es si se tiene o no algún tipo de alergia. Esto es algo que se puede averiguar o sospechar, puesto que solamente uno se da cuenta de cómo reacciona su cuerpo cuando consume un determinado alimento.

Por esta razón, si se siente pesadez cada vez que se come algo en concreto, es conveniente visitar a un médico especialista. Será él quien realice las pruebas indicadas para saber si el organismo no tolera ese alimento y otros que contengan compuestos similares.

Lee también: Intolerancia alimentaria: 4 formas de detectarla

Comer despacio

Comer despacio para evitar la distensión abdominal

Según el siguiente artículo científico, las flatulencias pueden minimizarse con simples actos como el hecho de comer con tranquilidad y masticando cada bocado.

De esta forma, el proceso de digestión es más fácil y el organismo no tendrá que trabajar en exceso para procesar los alimentos.

Cuando las personas comen demasiado rápido, pueden tragar trozos de alimentos demasiado grandes y provocar que el organismo tarde más tiempo en digerirlos; produciendo, a su vez, una mayor cantidad de gases y dando lugar a otros problemas digestivos.

Aumentar el consumo de fibra

La falta excesiva de fibra puede provocar estreñimiento y todas las complicaciones que este trastorno puede generar. Por ello, los expertos del National Institutes of Health recomiendan consumir más cantidad de alimentos que la contengan.

Otra forma de obtener las cantidades adecuadas de fibra es mediante algunos suplementos. Sin embargo, no se debe abusar de su consumo ya que elevarlo en exceso puede generar un «efecto rebote» que supondría la presencia de gases y flatulencias.

La fórmula ideal de lograr un organismo sano es buscar e ingerir productos, como las frutas y las verduras, dentro de un estilo de vida saludable y variado.

También te puede interesar: 8 alimentos que aportan fibra

Disminuir la distensión abdominal evitando las bebidas gaseosas

No tomes bebidas gaseosas para evitar la distensión abdominal

Para algunas personas esta puede ser la causa principal de la distensión abdominal, ya que se tendría por costumbre acompañar dos o más comidas todos los días con bebidas gaseosas.

Cuando su consumo es recurrente y excesivo, el gas de estos productos puede provocar flatulencias y una mayor sensación de pesadez. Por ello, el siguiente artículo publicado en Foundation for Female Health Awareness recomienda, entre otras medidas, cambiar esta clase de refrescos carbonatados y sustituirlos por agua o zumos naturales.

Disminuir el consumo de sal

Aunque no haya evidencias científicas que demuestren que la disminución de sodio en las comidas mejora la distensión abdominal; lo cierto es que los expertos en la salud recomiendan, en general, abandonar la costumbre de agregar cantidades exageradas de sal.

Además, cabe decir que la mayoría de los alimentos ya la tienen incorporada y aquellos con un mayor contenido en sodio perjudicarían también a una buena digestión. Entre estos se encontrarían los enlatados, los congelados y los embutidos, entre otros.

Hacer una corta caminata ayudará a disminuir la distensión abdominal

Caminar-diariamente

Otra buena recomendación para tener en cuenta es realizar una caminata corta justo después de haber comido. Esto puede ayudar a facilitar la digestión, lo que evitará problemas digestivos.

También puede interesarte: Beneficios de hacer 30 minutos diarios de ejercicios

Aunque estos consejos pueden ayudar a prevenir y aliviar esta sensación tan incómoda, consulta con un médico si la hinchazón abdominal empeora o no desaparece. Él es el profesional que, en los casos más graves, puede brinda un tratamiento que se acorde a la situación.

  • Mearin, F., Ciriza, C., Mínguez, M., Rey, E., Mascort, J. J., Peña, E., … Júdez, J. (2017). Guía de práctica clínica del síndrome del intestino irritable con estreñimiento y estreñimiento funcional en adultos: tratamiento. (Parte 2 de 2). SEMERGEN – Medicina de Familia. https://doi.org/10.1016/j.semerg.2017.01.001

  • Sanz Pérez, I., Tovar Felice, G. A., & Naranjo Hans, D. (2012). Paciente joven con diarrea y distensión abdominal. In Medicina Clinica. https://doi.org/10.1016/j.medcli.2012.01.003

  • Schmulson, M., Bielsa, M. V., Carmona-Sánchez, R., Hernández, A., López-Colombo, A., Vidal, Y. L., … Valdovinos, M. A. (2014). Microbiota, gastrointestinal infections, low-grade inflammation, and antibiotic therapy in irritable bowel syndrome (IBS): an evidence-based review. Revista de Gastroenterología de México (English Edition). https://doi.org/10.1016/j.rgmxen.2014.01.001

  • Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU, en línea: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003122.htm
  • Páramo Hernández, David B. Bloating. Distensión abdominal: ¿Solamente gas? Una mirada hacia su fisiopatología. Revista Colombiana de Gastroenterología, vol. 26, núm. 4, octubre-diciembre, 2011, pp. 269-275 Asociación Colombiana de Gastroenterologia. Bogotá, Colombia. https://www.redalyc.org/pdf/3377/337731604006.pdf
  • Gastrolat.org. 2020. [online] Available at: [Accessed 16 March 2020]
  • Vilaplana, M., 2006. Enfermedades y trastornos gastrointestinales. Tratamiento dietético. OFFARM, Vol 25 Núm 3 Marzo 2006.
  • MedlinePlus en línea: https://salud.nih.gov/recursos-de-salud/ediciones-especiales/alimentacion-saludable/fortalezca-su-dieta/
  • Isabel Prieto MD and Allison Wyman MD (2019). Sindrome de Intestino Irritable. Foundation for Female Health Awareness. https://femalehealthawareness.org/site/wp-content/uploads/2019/11/SINDROME-INTESTINO-IRRITABLE-FFHA2019-Espanol.pdf