4 consejos para evitar sentir hambre a todas horas

Sentir hambre a todas horas es un estado que puede deberse a malos hábitos alimenticios o bien a un estilo de vida poco saludable. La ingesta de determinados alimentos y un mejor manejo emocional pueden ayudar, entre otras prácticas

Si recién has terminado de almorzar y sientes hambre, puede que no estés añadiendo a tu dieta todos los nutrientes que necesitas. ¿Cómo evitar sentir hambre a toda hora? Te lo contamos a continuación.

Algunas de las razones por las cuales puedes sentir hambre a todas horas

Muy seguramente, en alguna ocasión te ha ocurrido que después de un almuerzo copioso, no ha pasado más de una hora cuando te das cuenta de que ¡Mueres de hambre nuevamente! ¿Por qué puede llegar a sucederte esto? Hay diferentes razones que podrían explicarlo, tales como:

1. Deshidratación

El agua es un componente esencial para estimular la energía corporal

Muchas veces pensamos que tenemos hambre, cuando en realidad sentimos sed. Y es que la deshidratación puede tener los mismos “síntomas” del apetito. En cualquiera de los dos casos, el cuerpo precisa fluidos. Sin embargo, el hipotálamo no puede identificar si requiere sólido o líquido. Por ello, “despierta” la región del cerebro encargada de ambas sensaciones.

Descubre los: Efectos que la deshidratación provoca en tu cuerpo

2. Insomnio

La falta de sueño hace que los niveles de grelina se eleven, lo que te puede hacer sentir hambre a todas horas. Además, el insomnio reduce la cantidad de leptina, hormona encargada de que sientas saciedad. Cuando no duermes lo suficiente, también es probable que el organismo te “pida” alimentos de recompensa como dulces o harinas.

3. Azúcar

azucar

Los dulces no son saludables y por más calorías que tengan, te”llenan el estómago” por poco tiempo. Los hidratos de carbono presentes en los dulces, los pasteles y las galletas producen picos de azúcar en sangre, que luego bajan consideramente en cuanto al nivel normal. Por ello, es que tras una hora de consumir una porción de postre, querrás comer de nuevo.

Aprende a preparar un: Desayuno energético y saludable sin lácteos, harinas ni azúcar

4. Estrés

Los niveles elevados de estrés disparan la producción de adrenalina y de cortisol, dando lugar a lo mismo que ocurre en los casos de insomnio: que no te sientas saciado luego de comer. Estas hormonas son responsables, entre otras cosas, de aumentar el apetito y de reducir la serotonina, lo que deriva en la sensación de hambre voraz, incluso después de almorzar o cenar.

5. Dieta

Todo paciente debe procurar llevar hábitos de vida saludables, incluyendo una buena dieta

Algunos hábitos alimenticios pueden hacer que sientas hambre a todas horas. Por ejemplo, si en tu almuerzo no añades la cantidad suficiente de proteínas, si no comes suficiente grasa saludable o si te saltas las comidas, es muy probable que tu estómago te “pida a gritos alimentos ”.

También, puede deberse a que estés consumiendo demasiado alcohol (el cual deshidrata), que estés comiendo muy rápido (el cerebro no recibe la señal de que el estómago está lleno) o que estés mirando imágenes de comidas en las redes sociales (las cuales aumentan los niveles de la hormona del apetito).

Consejos para evitar sentir hambre a todas horas

Conocer las causas de tu constante apetito es el primer paso para hacerle frente a esa sensación de hambre que no te abandona. A continuación, algunos consejos que te ayudarán a no sentir hambre a todas horas:

1. Haz varias comidas saludables al día

niños yogur y cereales

No se trata de comer sin control, sino de alimentarse de forma inteligente. En vez de comer 4 veces de manera copiosa, lo más saludable es que hagas 6 ingestas pequeñas al día. Estas implican: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda, media tarde y cena. En las dos comidas adicionales puedes elegir una fruta, un yogur con cereales, un batido, entre otras opciones.

2. Desayuna bien

La primera comida del día debe ser sólida y permitirte saciar el apetito durante varias horas. Por una parte, no es bueno que te tomes un café mientras te maquillas, te cambias o vas camino a la oficina. Tómate el tiempo para desayunar como corresponde.

Por otra parte, el menú debe contar con proteínas, grasas saludables y carbohidratos. De esta manera, evitarás los picos de insulina en sangre y tendrás energía desde las primeras horas del día. Por ejemplo, puedes desayunar un huevo revuelto (proteínas), un vaso de yogur o de leche, una fruta o una rebanada de pan integral (hidratos de carbono) con aceite de oliva, aguacate o frutos secos (grasas saludables).

3. Aumenta la ingesta de fibra

Alimentos con alto contenido de fibra

Otra de las estrategias para no sentir hambre a todas horas es incrementar el consumo de fibra. La fibra es un nutriente muy importante que ayuda a que nos sintamos satisfechos por más tiempo y con las energías necesarias para afrontar el día. Para cumplir con la dosis diaria (20 g de fibra), puedes comer dos piezas de fruta, dos raciones de verduras, arroz, pan o pasta integral.

4. Ingiere té verde

Es una infusión con muchas propiedades que evita esa sensación de apetito constante, además de que tiene la capacidad de quemar grasas. Y si lo bebes caliente, tu estómago se sentirá saciado. En caso de que elijas té verde frío, te servirá para evitar la deshidratación, la cual puede confundirse con hambre. ¡Ideal para media mañana o media tarde, acompañado con un puñado de frutos secos o semillas!

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar