6 mejores consejos que puedes darle a tu hijo al entrar a la escuela

24 marzo, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Bernardo Peña
La entrada de un hijo a la escuela es una transición compleja. Como padres, podemos ayudar a nuestro pequeño a sentirse más seguro y feliz en esta fase. Conoce algunos consejos al respecto.

¿Tu hijo entrará en el colegio por primera vez? Las novedades siempre vienen seguidas de miedos y temores. Por ello, hoy descubrirás algunos consejos que puedes darle a tu hijo al entrar a la escuela que le servirán muchísimo.

La entrada de los niños por primera vez a la escuela es una transición compleja. Este proceso conlleva su separación momentánea de la familia. Sin embargo, esto sirve para ampliar sus círculos sociales e intelectuales.

Es natural que tu hijo se sienta ansioso o con temor. Los cambios y la exposición a lo desconocido siempre suele traer consigo algo de estrés.

No obstante, como padre o madre puedes ayudar a tu pequeño a sentirse más seguro y feliz en esta fase con algunos consejos que puedes darle a tu hijo al entrar en la escuela. ¿Quieres descubrirlos?

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo?

Para superar este proceso con éxito es de vital importancia incentivar la adaptación de tu hijo a todo este mundo nuevo para él. ¿Cómo puedes hacerlo? Hablando.

Por hablar no nos referimos a intercambiar palabras e ideas superficiales, sino a profundizar con las conversaciones. Esto te permitirá conocer los verdaderos sentimientos, pensamientos y necesidades de tu pequeño.

Por eso, necesitas hacer tiempo de calidad para escucharle con atención.

Si bien hay gran cantidad de temas por hablar con tu hijo, hay cuestiones que le servirán de guía en la escuela y para toda su vida.

A continuación, te compartimos algunos consejos que pueden ayudarte, si este es tu caso.

1. Debería buscar buenas compañías

Niños amigos

Generalmente, los niños menores de 5 años aún no están listos para desarrollar verdaderas amistades. Por verdaderas amistades nos referimos a aquellas basadas en el reconocimiento, el respeto y la confianza.

Sin embargo, relacionarse con otros niños les ayuda a desarrollarse intelectual, afectiva y socialmente.

Además, les permite compartir momentos de alegría y diversión. Por eso, anímale a que juegue y participe en actividades con otros niños y niñas. Los niños aprenden jugando.

De esta forma, desde bien temprano irán aprendiendo a socializarse, establecer vínculos con el grupo de pares y a compartir y aprender otros puntos de vista.

De lo anterior se desprende que, gracias a este proceso, el niño aprenderá a ser menos egoísta, más extrovertido y mejor adaptado a su ambiente.

2. El respeto debe ir en ambas direcciones

Es importante aconsejar a tu hijo al entrar en la escuela que ciertas actitudes negativas son dañinas. Pegar a otros, molestarlos o tratarlos mal, lastima a la otra persona.

De igual forma, es fundamental reforzar como padres que no debe permitir que otros niños lo maltraten física o verbalmente.

Si ese fuera el caso, indícale que siempre debe comunicároslo a la profesora y a ti. Esto servirá para manejar la situación de la manera más conveniente.

Entérate: Cómo detectar si a tu hijo le hacen bullying en la escuela.

3. Debe evitar tomar las pertenencias de los demás sin su permiso

Aunque forma parte del respeto hacia los demás, desde edades tempranas es necesario hacerles ver que no es bueno tomar los objetos que no son suyos y llevarlos a casa.

Niña robar

La honradez es un valor que beneficia a quien la practica y se refleja con acciones pequeñas y grandes. Hazle saber que si es honrado en todas las cosas entonces, siempre será una persona confiable.

4. Pregunta y pregunta hasta quedar satisfecho

A edades tempranas aún no se desarrolla la capacidad de analizar lo que se aprende desde una postura crítica. No obstante, puede darse que los niños se queden con dudas respecto a cierto tema en la escuela y, por vergüenza, no pregunten.

A su vez, la duda les impide comprender conceptos y procedimientos más complejos. Como resultado, los pequeños podrían comenzar a tener malas notas.

Por tal razón, es necesario hacerles ver que no tiene nada de malo preguntar si es que no se entiende cierto tema.

Nadie lo sabe todo, ni siquiera las personas más inteligentes del planeta. Por eso, todos necesitamos la ayuda de los demás de vez en cuando y una forma de aclarar nuestras dudas se logra preguntando.

Por lo tanto, anima a tu hijo al entrar en la escuela para que, cuando tenga una duda, pregunte sin vergüenza a su profesor o incluso a ti mismo. Como dice el dicho: “el discípulo que no duda, no sabrá cosa alguna”.

5. Enséñale el valor del dinero y el altruismo

Niña metiendo dinero en la hucha

Es bien conocido que el dinero no compra la felicidad. Sin embargo, es importante hacerle notar a los pequeños que es útil para muchas cosas.

Por ejemplo, para comprar la comida, la ropa, los zapatos, pagar los gastos de la casa y de la escuela, ir al doctor cuando se está enfermo y comprar medicinas, etcétera.

Como padres, es necesario hacerles ver que el dinero es valioso, que cuesta tiempo y trabajo ganarlo. Por esa razón, se debe administrar con cuidado usándolo para cubrir las necesidades primordiales.

Además, hay que añadir que existen asuntos más importantes como el compartir y ayudar a los demás, siempre que esté en nuestras manos.

Aprende: Cómo no sucumbir ante los caprichos de los hijos.

6. Hijo: no estás solo

Durante su estancia en la escuela los pequeños harán frente a retos. Incluso puede que los niños se sientan solos y desprotegidos.

Por eso, otro de los consejos para tu hijo al entrar en la escuela es que como padre o madre de familia puedes hacer mucho para que ellos cultiven seguridad y resiliencia ante los problemas.

Por ello, conversa siempre con él, motívalo o dale consuelo cuando sea necesario.

También, hazle saber que tendrá éxitos y fracasos, que es normal equivocarse, así como la importancia de la persistencia para alcanzar sus objetivos. 

Dejadle ver que, como padres, siempre estaréis para él cuando os necesite, incluso en los momentos más difíciles.

Conclusión

En conclusión, la educación de los hijos conlleva mucho tiempo y esfuerzo. La escuela será una nueva aventura para ellos. Sin embargo, si estás allí para quererlos, apoyarlos y animarlos, sin duda disfrutarán de ir cada día al colegio.

Además, les ayudarás a desarrollarse de manera saludable y tener éxito en lo que se propongan. ¿Alguna vez le has dado alguno de estos consejos a tu hijo al entrar en la escuela?