Consejos para limpiar el hígado de una manera natural

15 octubre, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Aunque no lo creas, las bebidas con cafeína pueden tener un efecto tan perjudicial en tu hígado como el alcohol, por lo que conviene sustituirlas por agua o zumos naturales.

Limpiar el hígado puede ser muy saludable ya que este órgano tiene como función principal filtrar las toxinas del torrente sanguíneo para limpiarlo de sustancias nocivas que pueden causar problemas a nuestro organismo. Por esta razón es considerado uno de los órganos más importantes del cuerpo y debemos cuidarlo para tener una buena salud.

Para lograrlo debemos tener en cuenta algunos consejos que te ayudarán a limpiar tu hígado de manera natural.

¿Cómo funciona el hígado?

El hígado almacena los nutrientes que nosotros ingerimos y los va administrando según nuestro cuerpo va necesitándolos:

1º. El estómago y los intestinos descomponen los alimentos que consumimos en pequeñísimas partes.

. Estas partes se trasladan por la sangre y viajan por los distintos órganos, entre ellos el hígado.

3º. El hígado entonces, se encarga de filtrar, almacenar y transformar los nutrientes en enzimas, proteínas, etc. indispensables para nuestro organismo.

Sustancias importantes gestionadas por el hígado:

  • Las proteínas que genera son indispensables para el proceso de coagulación de la sangre, sin ellas no se curarían las heridas, o incluso los pequeños golpes podrían resultar peligrosos ya que podríamos correr el riesgo de desangrarnos.
  • La bilirrubina se produce en la descomposición de la hemoglobina de los glóbulos rojos. Es transportada hasta el hígado a través de la sangre y el duodeno es la encargada de eliminarla. Cuando el hígado no se encuentra en buen estado y el organismo no es capaz de eliminar el exceso de bilirrubina se produce la ictericia.

El organismo es muy complejo, y el hígado puede estar afectado por una gran variedad de razones, entre ellas el exceso de alcohol o medicamentos o enfermedades como la hepatitis u otros trastornos.

Reducir al mínimo el consumo de alcohol y cafeína

 

Taza de café
Beautiful lady drinking coffee, brunette enjoy cup of hot chocolate, side view cute girl isolated on red background, portrait of female with morning tea, gorgeous woman holding cappuccino mug

El alcohol contiene una sustancia llamada acetaldehído. Cuando consumimos alcohol en exceso, esta sustancia no puede ser procesada por nuestro hígado, el cual se inflama. Por lo tanto si no tenemos un control sobre lo que bebemos podríamos llegar a sufrir problemas hepáticos.

Reducir el consumo de estas sustancias puede liberar al hígado de muchas toxinas y otras sustancias que afectan el buen funcionamiento del órgano; sería muy buena idea reemplazar tanto las bebidas alcohólicas y con cafeína por agua.

Tomar suficiente agua

Está recomendado que cualquier persona debería beber unos dos litros de agua diarios, en caso de realizar esfuerzos o en días calurosos esta cantidad debe aumentarse. Se trata de una forma muy fácil de desintoxicar el hígado manteniéndolo bien hidratado y permitiendo su regeneración celular. De la misma manera le será mucho mas sencillo filtrar mayor cantidad de sustancias nocivas.

Lee también: Consumir agua: la clave de una vida sana.

Incluir el limón en tu dieta

Limonada

Consumir el zumo de limón con frecuencia ayuda a la regeneración y producción de bilis, lo cual ayudará a la eliminación de sustancias tóxicas del organismo.

Su composición cuenta con aceites esenciales y ácidos, como el cítrico y málico, los cuales estimulan los órganos digestivos y ayudan a las digestiones lentas. No dudes en tomar al menos medio vaso de este zumo todos los días.

El té verde es otra buena forma de limpiar el hígado

Té verde

El té verde es rico en compuestos anti-cancerígenos llamados catequinas, de igual manera es un antioxidante natural y estimula las funciones del hígado para liberarlo del exceso de grasas. Por esta razón es una planta que puede ayudar muy eficazmente a limpiar el hígado.

De hecho, una publicación del medio Liver International, en la cual se revisaron varios estudios sobre el té verde y la salud hepática, concluyó que el consumo de este producto puede reducir el riesgo de enfermedades del hígado. 

En concreto, además de mejorar el hígado graso, el té verde podría ser clave para problemas como la cirrosis hepática, cáncer de hígado e hígado agrandado.

Consumir abundantes batidos de frutas

Batido de frutas
Organic Blueberry Smoothy made with fresh ingredients

Al consumir batidos de fresas, moras, arándanos y frambuesas, se reduce el riesgo de padecer enfermedades del hígado como la cirrosis y la hepatitis A, B, o C. Estas frutas contienen unos ácidos beneficiosos, los cuales ayudan a bajar los niveles de azúcar en la sangre y así disminuir la cantidad de grasa que tiene el hígado.

Más ideas para limpiar el hígado

Otras formas sencillas de ayudar a que el hígado tenga un correcto desempeño y no presente problema pueden ser:

Recuerda ver también: 5 remedios para limpiar tus pulmones después de fumar.

  • Comer ajo en abundancia; esto no será difícil puesto que es un excelente condimento que le aportará mucho sabor a tus comidas.
  • Aguacate y la cúrcuma, ya que tienen compuestos como la alicina y selenio, los cuales protegen el hígado de la sobrecarga de toxinas.

En conclusión…

No es nada difícil desintoxicar o limpiar el hígado de una manera natural, se pueden obtener infinidad de beneficios poniendo en práctica los consejos y recomendaciones anteriores. El beneficio más importante será darle una vida útil más larga y saludable a este órgano tan importante.

Además recuerda que nuestra salud depende principalmente de lo que comemos y de la forma en que nos cuidamos y protegemos nuestro organismo. No podemos pretender estar sanos si comemos y hacemos lo que de antemano sabemos que nos puede hacer daño.

  • Perez, L. (2011). El hígado. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition.
  • Pérez, M., & Castellano, G. (2012). Hígado y alcohol. Problemas Comunes En La Práctica Clínica – Gastroenterología y Hepatología. https://doi.org/10.15446/revfacmed
  • A, G. B., Daza, E. F., Juan, E. F., Parciales, E., & Tizzano, E. F. (2008). Hígado. Medicina y Laboratorio. https://doi.org/10.1016/B978-84-9022-065-8/00054-4
  • Gomes-da-Silveira, V., & Ribeiro-Filho, J. (2006). Anatomia y Fisiologia Hepatica. El Transplante Hepático En El Comienzo Del Milenio. https://doi.org/10.1108/14777281111173351