Consejos para mejorar la memoria

25 marzo, 2014
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
Es posible mejorar la atención y la memoria mediante algunas prácticas muy sencillas, y, en general, manteniendo a la par un estilo de vida saludable y coherente.

La memoria es una de las funciones más complejas e importantes de nuestro cerebro. Por lo cual debemos de informarnos con más frecuencia sobre ella, puesto que aún hay cosas que no están muy claras al respecto. No obstante, para muchas personas, y por cuestiones de herencia o de algunas enfermedades, esta puede empezar a perderse y con el paso de los años a empeorar cada vez más.

Veamos cuáles son los consejos que pueden ayudarte a mantener una buena memoria (¡o mejorarla!).

Consejos para mejorar la memoria

1. Comer chocolate negro

Según diversos estudios, el chocolate negro, sin azúcar, puede ayudar a mejorar no solo el estado de ánimo sino también, la memoria. Todo ello gracias a los flavonoides que contiene el cacao y sus respectivas propiedades antioxidantes.

En un estudio, se llegó a la conclusión de que una sola dosis de chocolate negro es capaz de mejorar (incluso 3 horas después de su consumo) la memoria en un grupo de estudiantes. Y se hizo énfasis en que esto no solo sería gracias a los flavonoides sino a los múltiples compuestos bioactivos que contiene el cacao y su potencial.

Chocolate negro.

Lee también: 6 factores que pueden estar afectando tu memoria

2. Escuchar algunos sonidos mientras dormimos

Según algunos estudios realizados en Alemania, irse a dormir escuchando ciertos sonidos de fondo (pink noise, pariente del ruido blanco) y dejarlos mientras se descansa, podría ayudar a mejorar la memoria.

Dormir mientras se escuchan sonidos suaves (que vayan sincronizados con el ritmo que tienen las ondas cerebrales lentas) podría reforzar dichas ondas, logrando así mejorar la memoria.

Recientemente se publicó otro estudio en donde se demostró que la estimulación auditiva suave durante el sueño puede mejorar la calidad del mismo y mejorar los problemas cognitivos en aquellos que tienen riesgo de sufrir alzhéimer.

3. Controlar el volumen de los auriculares

En efecto, el exceso de ruido no solo puede ocasionar daños en los oídos produciendo sordera, sino que también afecta a la memoria. Mediante experimentos realizados con ratas, se demostró que el ruido exagerado puede afectar las células cerebrales que están relacionadas con estas dos funciones cognitivas.

Para que se produzcan daños a nivel celular, solo se necesitan dos horas de exposición a un intenso ruido, que pueden estar entre los 95 y 97 decibelios de intensidad.

Descubre: 6 trucos para tener la memoria en forma

4. Mantener un peso saludable

Tener un peso saludable es indispensable para la salud del corazón, del sistema circulatorio y para todo el organismo en general. Ahora, también es clave para nuestra memoria.

Según algunos estudios realizados, se ha podido ver que la proteína encargada de metabolizar la grasa abdominal también se encarga de realizar algunas funciones en el control de la memoria y la capacidad de aprendizaje.

Entre el hígado y el cerebro hay una molécula que funciona en común. Esta molécula es llamada PPAR, cuando necesita metabolizar la grasa del abdomen termina acabando la proteína del cerebro, lo cual perjudica la memoria. Por esta razón es importante controlar la grasa de esta parte del cuerpo, puesto que de esta manera la PPAR cerebral se dedicará por completo solo a esta área, evitando problemas en esta parte del cerebro.

chica camina por la playa

5. Dedicar algún tiempo a descifrar crucigramas

Siempre se ha recomendado realizar este tipo de actividades para mejorar la memoria o, al menos, para retardar la pérdida de esta. Es muy importante mantener la mente ocupada y distraerla de algunos problemas que puedan afectar su salud.

Cuando ejercitamos la mente la estamos ayudando a fortalecer, haciendo que se mantengan sus funciones. Una de las maneras más sencillas que existen es dedicar algunas horas del día a realizar sopas de letras, crucigramas y cualquier actividad que pueda poner a funcionar la memoria.

Nota

Ten en cuenta que un estilo de vida saludable puede brindar múltiples beneficios a tu salud, incluso en lo que respecta a atención y memoria. Por ello, procura ser coherente con tus hábitos y, en caso de duda, consulta siempre con el médico antes de poner en práctica cualquier medida drástica. 

  • Cox, R., Hofman, W. F., & Talamini, L. M. (2012). Involvement of spindles in memory consolidation is slow wave sleep-specific. Learning & Memory19(7), 264-267.
  • Marshall, L., Mölle, M., Hallschmid, M., & Born, J. (2004). Transcranial direct current stimulation during sleep improves declarative memory. Journal of Neuroscience24(44), 9985-9992.
  • Heyward, F. D., Gilliam, D., Coleman, M. A., Gavin, C. F., Wang, J., Kaas, G., Trieu, R., Lewis, J., Moulden, J. Sweatt, J. D. (2016). Obesity Weighs down Memory through a Mechanism Involving the Neuroepigenetic Dysregulation of Sirt1. The Journal of neuroscience : the official journal of the Society for Neuroscience36(4), 1324-35.