Consejos para no engordar a causa del estrés

Valeria Sabater · 7 noviembre, 2019
El consumo de chocolate negro, amargo y con cacao entre el 70 y el 90 % podría ayudarte a reducir el estrés.

El estrés influye el apetito. Esta es una realidad que la mayoría habremos experimentado en algún momento, alzándose  como ese factor que nos aboca al aumento de peso e incluso a la obesidad. También puede ocurrir lo contrario: hay quien el estrés le produce una disminución en el apetito.

Las personas generalmente cambian sus conductas alimentarias cuando perciben que están estresadas o están bajo persistentes tensiones externas interpersonales, financieras u otras. Aunque aproximadamente el 20% de las personas no cambian los comportamientos de alimentación durante los períodos estresantes, la mayoría sí; alrededor del 40% o más aumentan y el 40% o menos disminuyen la ingesta calórica cuando están estresados.

Asimismo, debemos señalar también que no todo el mundo engorda ante una situación de estrés, hay quien pierde peso.

No obstante, lo habitual sin duda es coger unos kilos, iniciando así un problema de salud que debemos saber detener. Te lo explicamos.

¿Por qué engordamos cuando sufrimos estrés?

mujer que come por estrés

Este dato es interesante. Tal y como nos revela un estudio llevado a cabo por los doctoras Debra A. Zellner y  Susan Loaiza, de la Universidad Montclair, cuando experimentamos estrés el cerebro tiene la necesidad de consumir alimentos menos saludables, es decir, aquellos ricos en grasas y sobre todo, más calóricos.

Estrés, cortisol y acumulación de grasa

Para comprender mejor ese vínculo entre nuestras emociones y el aumento de peso, nos será de ayuda comprender cómo reacciona nuestro organismo ante las situaciones de estrés.

Al parecer, según estudios como este, la liberación de glucocorticoides durante la respuesta al estrés del eje HPA promueve la ingesta de alimentos. Esto puede tener consecuencias adversas para el desarrollo de la obesidad central y el síndrome metabólico.

Así, estudios como el llevado a cabo en la Universidad de Cincinnati, nos señalan que el estrés crónico está detrás de gran parte de las personas con obesidad.

Evitar engordar ante situaciones de estrés

mujer con estrés

La principal medida que tomaremos para resolver nuestra situación de estrés, es identificar las fuentes que lo desencadenan y gestionar el problema de modo adecuado. Para ello quizá necesitemos acudir a un especialista en la salud mental. Es lo primero que recomendamos en estos casos.

Establecer un balance entre nuestra vida personal sabiendo anteponer prioridades, nos ayudará a poder ir afrontando poco a poco nuestra realidad.

Este es el primer escalón a superar, ahí donde los buenos profesionales de la psicología nos serán de ayuda. Veamos ahora qué puntos debemos saber tratar para evitar que el estrés nos haga subir de peso.

Identifica en qué momentos sientes ansiedad por comer

Se trata de estudiar tu hambre. Hemos de cumplir nuestras comidas principales en su horario. Como ya hemos dicho, un especialista es quien mejor podrá ayudarnos en este caso. Si sentimos que el estrés nos está afectando en la dieta, es probable que necesitemos estrategias para manejar nuestra ingesta de comida.

Por otro lado, cuando sufrimos de estrés es habitual que en determinados momentos nuestro cerebro reclame comer, ya que siente la necesidad de atajar la ansiedad con algo de comida, de ese modo obtiene placer y se relaja.

Identifica cuando te ocurre esto: ¿Antes de entrar al trabajo? ¿Cuando llegas a casa? Identificar esos instantes es un modo de controlarlos.

Te recomendamos evitar ante todo la comida industrial, los azúcares, las grasas. Sustitúyelos por alimentos más sanos.

Alimentos que podrían ayudarte

La dieta juega un papel en el estrés y la ansiedad. Estos alimentos que te mostramos a continuación podrían ser útiles para aliviar ciertos síntomas del estrés:

 

Té verde

Gracias a sus compuestos varios, el té verde podría ayudar a reducir el estrés, a la par que acelera el metbolismo.

Arándanos

Los arándanos son ricos en antioxidantes, compuesto que se ha visto que podría tener un papel en la prevención y manejo de la ansiedad.

Arroz integral

El arroz integral es un alimento que proporciona beneficios en el tratamiento de la hiperglucemia y los trastornos de ansiedad.

Chocolate negro

chocolate para el estrés

Puede que te sorprenda. En situaciones de estrés consumir chocolate negro, amargo y con cacao entre el 70 y el 90 %, puede ser muy beneficioso: nos aporta flavonoides, y lo más importante, podría reducir las hormonas del estrés.

Aunque eso sí, puedes consumir dos onzas al día, y cuando lo hagas, cómelo poco a poco favoreciendo la salivación.

Para concluir, has de saber que introducir estos alimentos en tu dieta para reducir el estrés podría ayudarte o podría no hacerlo. Por ello, no olvides en solicitar ayuda profesional para lidiar mejor con el estrés diario.

  • Zellner, D. A., Loaiza, S., Gonzalez, Z., Pita, J., Morales, J., Pecora, D., & Wolf, A. (2006). Food selection changes under stress. Physiology and Behavior87(4), 789–793. https://doi.org/10.1016/j.physbeh.2006.01.014