Consejos para prevenir la aparición de las hemorroides

Son varias las razones por las que aparecen las tan molestas hemorroides. Desde la mala alimentación a la falta de ejercicio, pasando por escaso consumo de agua o permanecer demasiado tiempo sentado. Conoce en el siguiente artículo más información sobre cómo prevenir la formación de hemorroides.

Datos de las hemorroides

Básicamente, las hemorroides o almorranas son várices que aparecen en la parte exterior o interior del ano por una presión mayor en las venas. Son un problema para los adultos después de los 30 años, sobre todo a los que viven en países occidentales y son hombres (aunque las mujeres después del parto las comienzan a sufrir también).

Los síntomas principales de las hemorroides son: dolor al sentarse, picazón, quemazón, coágulos, inflamación, sangrado en las heces o papel higiénico de color rojizo brillante y bultos en la zona anal.

hemorroides

Algunas de las causas más habituales por las que se producen las almorranas son la alimentación incorrecta (rica en grasas y pobre en frutas y vegetales, así como la falta de vitamina C), poca actividad física (el sedentarismo, estar muchas horas sentado produce acumulación de sangre en las venas hemorroidales), estreñimiento (al ir al baño es más trabajoso, se hace esfuerzo y eso produce la salida de la vena por la pared anal), el estrés (produce pérdida de elasticidad en los músculos), el aumento de presión en las venas o la mala circulación, el embarazo (y el parto), la obesidad y traumatismos o lesiones.

¿Cómo prevenir las hemorroides?

Ten en cuenta los siguientes consejos si deseas evitar o prevenir la aparición de las almorranas:

  • Controla el estreñimiento y la alimentación: es conveniente llevar una dieta correcta y variada. Dejar de lado las grasas, los fritos, los picantes y las bebidas alcohólicas, consumir más frutas y verduras, así como también aceites vegetales, semillas y algunos frutos secos (como los dátiles). Comer mucha cantidad de harina, por ejemplo, puede producir estreñimiento y como consecuencia de una prolongación de este cuadro, hemorroides.
  • Aumentar la actividad física: es decir, no estar todo el tiempo sentado frente al PC, ya que el sedentarismo es una de las principales causas de este problema. Si por tu trabajo permaneces varias horas en una silla, trata de que al salir, no sigas sentado en el autobús, en tu casa, etc. Realiza ejercicio moderado al menos tres veces a la semana, como ser caminar, correr, trotar o algún deporte, desde natación a tenis o aeróbicos. Sin embargo, no se aconseja una disciplina que requiera levantar mucho peso, como los ejercicios de musculación en el gimnasio. Estos someten a las extremidades inferiores a hacer un esfuerzo excesivo, similar al que se hace cuando se va al baño.

hemorroides3

  • Mantener una limpieza adecuada de la zona: para evitar infecciones, principalmente y que arda o pique. No usar un papel higiénico muy grueso, áspero o irritante, así como tampoco perfumado, que contiene productos químicos que alteran todavía más a las hemorroides.
  • Evita el sobrepeso o la obesidad: son muchas las razones por las que deberías mantener tu peso ideal. Una de ellas es porque de esa manera alejarás las almorranas de ti. La obesidad produce un aumento de la presión en la zona inferior y esto empeora la situación. Al adelgazar aliviarás la presión y evitarás este problema.
  • Controlar las hemorroides durante el embarazo: la matriz ejerce una gran presión en las venas de la zona e impide la correcta circulación. Por ello es que las mujeres en la dulce espera son más vulnerables a sufrir almorranas. Es conveniente que cada 4 a 6 horas se acuesten sobre su lado izquierdo del cuerpo, para que la presión disminuya y reducir así la hinchazón.

¿Cómo tratar las hemorroides?

Para poder reducir el dolor en caso de hemorroides externas, lo primero que se debe hacer es realizar un baño de asiento con agua tibia por 10 minutos y un máximo de 30. Repite varias veces al día hasta que el malestar disminuya. Para quitar la picazón, se recomienda un remedio casero, si están muy hinchadas se recomienda aplicar hielo. Durante el día cuando al sentarse, es preciso utilizar un cojín especial con un agujero en el medio. Se compran en la farmacia.

hemorroides4

Las infusiones depurativas para tratar las hemorroides se pueden hacer con milenrama, ortiga o cardo mariano. En cada caso se realiza una decocción de un puñado de la planta con agua y se bebe varias veces al día. Así se depura el organismo y se baja la presión en esa zona.

Por otra parte, las plantas analgésicas y astringentes para tratar este problema son el fenogreco, el cardamomo, el grosello, el arándano, el ciprés, el castaño de indias, el hammamelis, la menta, el olivo y la zarzamora. Se pueden usar para realizar baños de asiento o para lavar la zona afectada luego de realizar una infusión y dejarla enfriar.

Existen a su vez algunos vegetales que también sirven en este tratamiento, como es el caso de los tomates, que se deben colocar fríos del refrigerador y cortado en rodajas directamente en las hemorroides. También las hojas de acelga son una excelente opción. Aplica hojas frescas de esta verdura y conseguirás un alivio inmediato. Algunos recomiendan la pasta de cebolla morada con tres dientes de ajo morado y un poco de mantequilla sin sal. Se licúa hasta formar una pasta y se aplica en el ano todas las noches. A la semana de proseguir esta aplicación se notarán mejorías.

Imágenes cortesía de Micahel (a.k.a. Moik), elad abraham, Elvert Barnes, Steven Depolo y nando.quintana.