Consejos para prevenir la caída del cabello

17 julio, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Karla Henríquez
La caída del cabello puede deberse a una falta de vitaminas, por lo que es muy importante que llevemos una alimentación sana y equilibrada y que no abusemos de los productos químicos.

Una hermosa y abundante cabellera es el sueño de todas las mujeres, ya que hace que todas nos sintamos seguras —sin excepción— niñas, jóvenes y adultas; a todas les gusta y se preocupan por tener un cabello sano, con brillo y saludable. Por ello evitar la caída del cabello es tan importante.

Existen diferentes causas que hacen que nuestro cabello se caiga más de lo normal, entre ellas pueden ser el estrés, una mala nutrición o por problemas hormonales o dermatológicos. También se presenta en personas de edad avanzada.

¿Qué podemos hacer para evitar la caída del cabello?

Hay algunos remedios naturales que podemos poner en práctica para ayudar a paliar este problema. Sin embargo, has de tener en cuenta que estos remedios no sustituyen la aplicación de un tratamiento para la caída del cabello en casos como la alopecia. Si crees que puedes presentar alopecia y tu caída del cabello no es puntual, entonces deberías consultar con tu dermatólogo.

Nutrición

Debemos tener mucho cuidado con la alimentación, ya que influye tanto nuestro cabello como en la piel y las uñas, ya que estas están constituidas por una proteína llamada queratina, la cual es producida por nuestro organismo, y si el cabello está débil, es muy posible que no estemos produciendo esta proteína y debemos estimular su producción con una buena alimentación.

Algunos alimentos que podrían ser favorables para la producción de queratina en nuestro organismo son:

  • Los lácteos (como los quesos, el yogurt y leche -todos bajos en grasas-).

Descubre también: Cuáles son los alimentos lácteos con menos lactosa

  • Huevos.
  • Carnes magras.

Vitamina C

El consumo de vitamina C también es muy importante, ya que podría ayudar a que nuestro organismo asimile la queratina; podemos consumir frecuentemente el zumo de toda clase de cítricos para conseguir esta vitamina. 

Cabe destacar que, entre otras cosas, la vitamina C ayuda a inhibir los efectos negativos de los radicales libres que dañan el cabello. Por lo tanto, tanto su consumo como su uso externo podrían ayudar a evitar el quiebre y caída de las hebras capilares.

Asimismo, podría tener un efecto beneficioso sobre la circulación de la sangre, lo que mejoraría tanto la oxigenación como el transporte de nutrientes hacia los folículos pilosos.

¿Maltratas tu cabello?

Solamente tú sabes a qué tratamientos y productos agresivos has sometido tu cabello: tintes con amoníaco, champús con sodio, secadores o planchas, entre otros.

Puede interesarte: 4 consejos para hidratar el pelo en invierno

Fácilmente podrías sustituir estos productos por otros menos dañinos para tu cabello, como los tintes con amoníaco por coloraciones naturales como la henna:

Asimismo, en el mercado existe una gran variedad de champús y acondicionadores libres de sodio.

Todo esto no perjudicará a tu cabello y además encontrarás tratamientos reconstituyentes naturales.

Recuerda, hay que tratar de no utilizar muy a menudo el secador y la plancha.

¿De qué otra forma se puede parar la caída del cabello?

Los masajes podrían ayudar fortalecer el cuero cabelludo.
Tú misma puedes realizarte masajes capilares, los cuales estimulan los folículos pilosos y ayudan a un crecimiento más sano y fuerte.

Este tratamiento lo puedes realizar tres veces en la semana, de esta manera tu cabello se pondrá más sano y fuerte.

Para realizar estos masajes puedes utilizar leche de coco con un poco de aceite de almendras, los mezclas muy bien y con la yema de los dedos realizas un suave masaje en todo el cuero cabelludo; lo dejas actuar durante unos treinta minutos, y luego lo enjuagas con agua tibia.

Los consejos aquí descritos no sustituyen la aplicación de un tratamiento médico o dermatológico para tu pelo. Si se te cae el cabello, lo mejor será que visites a un dermatólogo, ya que un profesional podrá ayudarte mejor.

  • Jabbari, A., Petukhova, L., & Christiano, A. M. (2017). Alopecia areata. In Clinical and Basic Immunodermatology: Second Edition. https://doi.org/10.1007/978-3-319-29785-9_29
  • Quirúrgica, M. (2012). Dermatología. Dermatologia Cosmetica, Medica y Quirurgica. https://doi.org/10.1016/j.ijfoodmicro.2015.01.016
  • Salinas., D. (2012). Estrés. In Prevención y afrontamiento del estrés laboral. https://doi.org/Observatorio permantente RIESGO PSICOSOCIALES