Consejos para prevenir y tratar el acné

Además de limpiar el rostro frecuentemente y mantener una correcta hidratación tanto interna como externa, es fundamental no manipular los granitos, para que no se infecten y no dejen marcas

El acné es una enfermedad bastante común alrededor del mundo, esta consta en la aparición de granos con diferentes dimensiones en la superficie de la piel. Por debajo del tejido dérmico se encuentran localizadas las glándulas sebáceas, las cuales al bloquearse se irritan e inflaman causando abultamientos en la piel que traen problemas a quien los padece, principalmente por lo dolorosos que pueden llegar a ser. Estas glándulas tienden a inflamarse en áreas específicas y más en unas zonas que en otras, como son los hombros, espalda, cuello, pecho y rostro.

Es importante saber que esta afección aparece en mayor proporción entre las personas adolescentes. En la juventud el cuerpo humano sufre una serie de transformaciones que lo modifican dramáticamente, en este proceso los cambios hormonales son bastante fuertes, de ahí la tendencia a que la enfermedad aparezca en la etapa de la juventud.

A pesar de los estudios realizados por diferentes universidades de prestigio alrededor del mundo, no se conoce la causa exacta por la cual el acné hace su aparición, sin embargo los científicos han podido observar que existen factores desencadenantes de la enfermedad, como los bruscos cambios hormonales en la juventud; por ello también es común que una mujer embarazada presente la enfermedad, ya que los niveles hormonales se disparan. Algunos métodos anticonceptivos pueden causar acné, como es el caso de las píldoras, ya que modifican los valores hormonales normales propiciando un ambiente perfecto para el desarrollo del mal.

En el mundo actual, donde la moda y la estética están a la orden del día, la gran mayoría de personas vive preocupada por cómo se ve, pues su estatus social puede depender de su buena apariencia y sabemos que un rostro con imperfecciones puede afectar seriamente la autoestima. Existen muchos individuos padeciendo este incómodo trastorno, sin embargo algunos no hacen nada por combatirlo en el desconocimiento de qué métodos usar para obtener resultados positivos. Frenar el avance de la condición depende en gran medida de los cuidados que la persona tenga en cuenta, ya que malos hábitos como la falta de ejercicio y una dieta poco balanceada beneficiará el avance de la enfermedad.

Existen muchas recomendaciones que no dejaremos de lado para ayudarte a mejorar tu problema, a continuación te enseñaremos algunos secretos y hábitos de vida saludables que deberías adoptar para mejorar tu estilo de vida y darle una ayuda a tu apariencia física.

Correcta hidratación acompañada de ejercicio

agua

Es difícil consumir 2 L de agua por día, pues muchas personas no están realmente acostumbradas a hacerlo, pero como todo, es cuestión de actitud; si quieres que tu problema mejore debes hacer algo al respecto. Al ingerir las cantidades recomendables de agua (¡Nunca excederse, por favor!) nuestro cuerpo contará con mayores recursos para la eliminación de toxinas.

Realizar ejercicio no puede dejarse en segundo plano; si ya decidiste empezar a consumir los 2 L de agua deberías comenzar también una rutina de ejercicios, esto hará que tu sistema circulatorio se despeje y las toxinas tan poco deseadas fluyan hasta los riñones para ser filtradas y, finalmente, expulsadas.

Limpieza facial

Lavar el rostro

Este punto debe ser tomado con calma y mucha atención. La piel también es un órgano que requiere de nuestros cuidados, por lo que el buen aseo es parte fundamental del tratamiento en contra del acné. Es importante lavar el rostro 2 veces por día, preferiblemente en la mañana después de levantarse y la siguiente antes de acostarse.

Al levantarnos debemos asear correctamente nuestro rostro, pues al dormir nuestras células cutáneas se regeneran por lo que las más viejas van formando una capa por encima de las nuevas en las que se pueden acumular desechos que pueden inflamar nuestros folículos capilares. En la noche es sumamente importante realizar una correcta limpieza, ya que las impurezas de tu rostro, los contaminantes y el polvo acumulados en un día, pueden afectarte causando la aparición del acné. Debes encontrar un jabón recomendado para el tratamiento de afecciones cutáneas, ya que estos son neutros y no poseen grasas que agraven el problema.

Para tener en cuenta…

  • Usar una toalla única y exclusivamente para ti.
  • Usar constantemente exfoliantes.
  • No pasar las manos sucias sobre tu rostro.
  • Evitar aplicar sobre rostro acondicionador, cremas para peinar y sprays para el cabello.
  • Evitar la crema corporal en el rostro.
  • El maquillaje en las mujeres debe estar completamente cerrado y aislado del ambiente exterior para evitar la contaminación de los mismos.
  • No usar maquillajes grasos.
  • Cambiar las fundas de almohadas y sábanas regularmente.
  • Visitar al dermatólogo en caso de que la situación de salga de control.
  • Si tu piel es grasa debes lavar la cara para evitar el exceso de grasa.
Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar