Consejos para que el cabello de tus hijos crezca fuerte y bonito

La alimentación de los niños es muy importante. Además de conseguir que crezcan sanos y fuertes, también influye en el crecimiento del su cabello

El cabello de los niños suele cambiar mucho con el tiempo. En la etapa de lactancia es habitual que tengan poca abundancia pero, cuando quieras darte cuenta, pasará de ser ya muy espeso.

Entonces será necesario que sepas proporcionarle los mejores cuidados para que su cabello vaya creciendo lo más fuerte y bonito posible.

Otro aspecto que debemos tener muy en cuenta es que ya desde esas primeras edades vamos a ofrecerles pautas correctas para que ellos mismos aprendan a cuidárselo, en especial si son niñas.

El cabello no es solo ese aspecto que nos aporta belleza y atractivo, también necesita de una higiene y unos cuidados que deben aprenderse cuanto antes.

Hoy en nuestro espacio queremos darte unas pautas sencillas para que el cabello de tus hijos vaya creciendo lo más fuerte y bonito posible. ¿Te lo vas a perder?

1. Características del crecimiento del cabello de tus hijos

No te preocupes si tu niño o niña ha nacido con muy poco pelo y si ves que pasan los meses y sigue sin crecerle. Es normal. Cada niño dispone de su propio patrón de crecimiento capilar y no hay otra opción más que tener paciencia.

Lo habitual es que ya con 3 años el cabello haya cubierto por completo la cabeza del pequeño y que sea reluciente y, en ocasiones, hasta ondulado.

No obstante, también hay que saber que el cabello con el que vienen al mundo los bebés no es el definitivo. Es decir, hay muchas criaturas que lucen un color rubio muy clarito que con los años acaba oscurenciéndose.

Lo mismo ocurre con los ojos. Es muy frecuente, por ejemplo, que vengan al mundo con un tono azulado o gris oscuro. Este color cambiará llegados los 8 o 9 meses para adquirir el que será el definitivo.

¿La razón de estas características? En los bebés las células productoras de melanina son aún muy inmaduras, de ahí que aún no puedan consolidar esos tonos definitivos de color de pelo y ojos que su herencia genética ha determinado.

2. Nutrición para que el cabello de tus hijos crezca fuerte

Batidos-de-plátano

Como ya sabes, los niños necesitan una alimentación variada, equilibrada y muy rica en proteínas y vitaminas. Ahora bien, ¿qué tipo de nutrientes pueden hacer que el cabello del niño crezca con más fuerza?

La vitamina B (biotina) es fundamental para favorecer su crecimiento y tiene una gran relevancia en esas primeras edades del ser humano.

A pesar de que todos disponemos de un código genético que determinará la cantidad de pelo que vamos a tener, es vital que recibamos una correcta nutrición para estimular su correcto crecimiento. Así pues, no olvides incluir en la alimentación de tu hijo los siguientes alimentos.

  • Huevos
  • Pan integral
  • Quesos o yogures
  • Aguacates
  • Frambuesas
  • Sardinas
  • Salmón
  • Trucha
  • Nueces
  • Plátanos
  • Tomate

Te recomendamos: 8 trucos para lucir un cabello espectacular

Cuidado del cabello de tus hijos

piojos-nina-cabeza

¿Necesitan los niños el mismo cuidado que nosotras en su cabello? ¿De qué forma puedo cuidarlo para que a medida que crezca pueda disfutar de un pelo lo más bonito y sano posible? Existen diferentes consejos que seguro te van a venir muy bien en el día a día. Te invitamos a ponerlos en práctica.

1. ¿Cada cuánto debo lavar el cabello del niño?

No hace falta que lavemos el cabello de los pequeños cada día, puesto que con ello lo que conseguiríamos sería resecarlo. Lo ideal es hacerlo cada dos días.

No obstante, todo dependerá de la actividad del niño. Si es muy nervioso y suda bastante será necesario entonces hacerlo con más frecuencia.

Recuerda utilizar siempre productos hipoalergénicos que respeten su pH natural.

2. Cabello difícil de desenredar

Es habitual que el cabello largo de las niñas esté lleno de pequeños nudos y nos sea difícil cepillarlo. Debes saber que es necesario que lo hagamos entre dos y tres veces al día, puesto que gracias a ello estimulamos su crecimiento y favorecemos la circulación del cuero cabelludo, oxigenándolo. Así pues, ten en cuenta estos consejos.

  • Aceite de coco: Ya conoces los grandes beneficios del aceite de coco para la salud y nuestra belleza, pero también es interesante saber que actúa como un excelente acondicionador. En este caso no tendrás más que aplicar unas gotitas de aceite de coco en la palma de tus manos para, después, aplicarlo en el cabello de tu hijo desde la raíz a las puntas. A continuación, desenreda utilizando un peine de púas anchas.
  • Agua tibia destilada y acondicionador: Otro buen consejo. En este caso utilizaremos una botellita con spray, donde pondremos un poco de agua destilada (que no reseca el pelo). La calentaremos hasta que esté tibia y la mezclaremos con un poco de nuestro acondicionador habitual. Agita el contenido y rocíalo sobre el cabello del niño. Verás como ahora lo desenredas perfectamente con el cepillo.
  • Remedio con vinagre de manzana una vez por semana: Basta con añadir a una botellita con spray 100 ml de agua con 25 ml de aceite de manzana. Lo aplicamos sobre el cabello húmedo del niño y dejamos que actúe 15 minutos, para después lavar el cabello con su champú habitual. ¡Verás qué bonito y suave luce su pelo!

3. No a las planchas ni a los secadores con altas temperaturas

No pasa nada si, en una ocasión puntual, planchas el cabello de tu niña para que luzca más finito en esa fiesta o en esa comunión. Ahora bien, para respetar la salud natural del pelo de nuestros hijos es necesario que no apliquemos sobre ellos agentes agresivos como alisadores de pelo, tintes, lacas…

Lee también: 8 preguntas y sus respuestas sobre la salud de tu cabello: ¡Muy importante!

Cuanto más tarde empiecen en estas prácticas, más protegerán su cabello. Recuerda también que para ir a dormir es necesario cepillarse bien el cabello y retirar cualquier goma, diadema o hebilla en el caso de las niñas.

 

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar