8 consejos para recuperar tu figura tras el embarazo

Es posible recuperar la figura después del parto con algunos trucos muy simples. La clave está en llevarlos a cabo disciplinadamente.

Tras el embarazo es normal que desees recuperar tu figura. A pesar de que pueda parecer una meta difícil de conseguir a largo plazo, no hay por qué abrumarse. No se trata de una carrera contra el tiempo. Todo se puede lograr con paciencia, esfuerzo y perseverancia.

Es el momento de quererte a ti misma y buscar la alternativa que mejor se adapte a tu organismo. De esta manera, no solo conseguirás tu propio bienestar sino otros beneficios, entre los cuales se encuentra recuperar tu figura.

Un embarazo implica la adecuación del cuerpo a la formación de un nuevo ser humano. Los cambios más significativos son el ensanchamiento de caderas y el aumento del volumen de las mamas. Por lo general, la mujer aumenta entre 20 y 30 libras (o más) durante la gestación.

Recuperar tu figura tras el embarazo puede lograrse con un plan alimenticio saludable y una buena rutina de ejercicios. En este sentido es importante recordar que lo ideal es consultar siempre con el especialista antes comenzar cualquier dieta.

Algunos doctores recomiendan esperar entre 6 meses a un año tras el parto. Este tiempo es el indicado para que los órganos regresen a su lugar. También para que las hormonas se estabilizan y el metabolismo comienza a acelerarse.

Además es el tiempo necesario para que la madre se adapte a la rutina del bebé. El sueño y el cansancio están contraindicados en dietas y ejercicios.

Las dietas rígidas no son recomendadas durante el período de lactancia. En este tiempo, tanto la madre como el niño requieren de muchos de nutrientes y energía

Cómo recuperar tu figura tras el embarazo

Dieta balanceada

Dieta balanceada

Durante el período de lactancia las mujeres suelen sentirse más hambrientas. Controlar el apetito es la primera condición para disminuir de peso. Se recomienda realizar meriendas pequeñas, cada tres horas, para aliviar el aumento de apetito.

Las meriendas deben ser altas en cereales y bajas en azúcares refinados

La dieta postparto debe ser rica en frutas, vegetales y proteína. Las proteínas ayudan a acelerar el metabolismo y dan mayor sensación de saciedad.

El consumo de carbohidratos procesados como panes y galletas impide la pérdida de peso. Además brindan una energía ficticia al cuerpo, que se consume rápidamente.

Durante los primeros días de postparto es importante la carga energética. La ingesta de frutas como plátano, melocotón o ciruela aportan energía a la mujer.

Ver también: ¿Cómo reducir las molestias del hipotiroidismo durante el embarazo?

La lactancia materna

Es un buen aliado en la pérdida de peso. En cada dosis que se da al bebé, la mujer puede perder hasta 500 calorías. Sin embargo, para que la lactancia ayude a recuperar la figura tras el parto, es importante una dieta balanceada.

Una buena alimentación evita problemas de alergias o intolerancias a futuro. Con una selección adecuada de alimentos, los niños tendrán mejor digestión y descansarán mejor. Lo que beneficia a la madre.

Un paso a la vez

Un paso a la vez

Se puede empezar con pequeñas caminatas de 15 minutos al día. En la medida en que se den los avances, se puede aumentar la duración y ampliar la rutina de ejercicios. No hay por qué apresurare. Se puede avanzar poco a poco.

Otra opción es recurrir al pilates, las rutinas cardiovasculares o al yoga, que no solo es un ejercicio físico sino también una excelente opción para la mente y espíritu.

Beber agua

Después del embarazo, el cuerpo necesita recuperar su estabilidad. Esto incluye la hidratación. Además, el agua es el primer productor de leche materna.

Es importante beber suficiente agua a diario para favorecer la eliminación de toxinas. Adicionalmente, el agua ayuda acelerar el metabolismo y, en consecuencia, quemar grasa. Por otro lado, un cuerpo hidratado descansa mejor.

Dormir y descansar bien

Descansar

Dormir la mayor cantidad de horas posibles también ayuda. Las personas que duermen poco, tienen un metabolismo lento y pierden poco peso.

El insomnio, cansancio o poco sueño es común en las mamás los primeros 100 días. De allí la importancia de tratar de descansar, mientras el bebé duerme.

El sueño reparador es un buen estabilizador psicológico y físico. Disminuye el estrés y recarga las energías, necesarias durante la crianza.

Te recomendamos leer: Dormir de lado el último trimestre de embarazo podría reducir el riesgo de muerte fetal

Automotivación

Cuando se busca recuperar la figura es importante evitar la autocrítica. Por el contrario, es recomendable celebrar cualquier logro por mínimo que sea.

Uso de fajas

Uso de fajas

Sobre el uso de fajas, hay opiniones encontradas. Algunos especialistas no las recomiendan porque restan trabajo a los abdominales. Sin embargo, durante los 3 primeros meses de postparto, una faja ayudará a mantener todo el abdomen recogido.

Disfruta de tu tiempo libre

Obsesionarse con perder peso no ayuda en el proceso de recuperar tu figura. Es importante saber regalarse unos minutos a solas para reencontrarte contigo misma.

Te puede gustar