Consejos para reducir las varices

Este artículo ha sido verificado y aprobado por José Gerardo Rosciano Paganelli el 14 noviembre, 2018
Para favorecer la circulación, evitar la aparición de nuevas varices y mejorar las ya existentes es muy importante que, además de mantenernos en un peso saludable, hagamos ejercicios aeróbicos.

Las varices son dilataciones venosas que aparecen, principalmente, en las piernas que son las zonas donde más presión existe. Cuando las sufrimos parece que no se pueden eliminar. Sin embargo, existen algunos consejos para reducir las varices que pueden ser muy eficaces.

El motivo por el que las varices hacen acto de presencia es debido a las válvulas de las venas que pueden estar dañadas o debilitadas por diferentes motivos.

Cuando esto sucede, la sangre puede detenerse y no fluir de la manera adecuada hacia el corazón. Esto provoca que la vena se hinche y que se vuelva de un color azulado. Sin embargo, existen consejos para reducir las varices que pueden ser de gran ayuda.

¿Cómo reducir las varices?

Realizar actividad física

El sedentarismo no es nada positivo si tendemos a sufrir varices. La razón está es que la falta de ejercicio físico, a veces, está asociada a un aumento de peso. Esto puede exceder la presión de las piernas incrementando el riesgo de que aparezcan varices.

Si realizamos ejercicio físico, ya sea aerobic en un gimnasio, salir a correr o, simplemente, caminar unos 30 minutos cada día, pondremos nuestras piernas en movimiento y estimularemos la circulación.

natación vs running

Evitar la ropa ajustada

Otro de los consejos para reducir las varices es que debemos evitar la ropa ajustada. Lo mejor es optar por pantalones holgados que no aprieten las piernas ni la zona de las ingles.

Igualmente, es mejor utilizar zapatos bajos, ya que así ejercitamos la zona de la pantorrilla. Usar tacones puede ser bastante contraproducente si lo que queremos es evitar las varices en las piernas.

Lee: Tipos de tacones malos para la salud

Lo que sí podemos utilizar son las medias de compresión. Evitan que se hinchen las piernas, mejora la circulación sanguínea y pueden prevenir la aparición de las varices.

Mejorar la dieta

¿Llevas una dieta sana y equilibrada? Nuestra dieta debería incluir frutas y verduras, cereales, carnes magras y contener alimentos que sean ricos en ácidos grasos esenciales.

verduras alimentos ricos en nutrientes

Algunos ejemplos los podemos encontrar en las semillas, la soja y sus derivados, las algas, pescados azules, el germen de trigo y los aguacates. Sin duda, alimentos que pueden suponer toda una innovación y que nos ayudarán a preparar otro tipo de platos de los que estábamos acostumbrados.

Remedios naturales

Además de poner en práctica todo lo anterior, existen algunos remedios naturales que nos pueden ayudar a reducir las varices. Uno de los que hablaremos a continuación hace referencia al estudio Evaluación de la actividad antiinflamatoria de un tratamiento a base de jarabe de frutos de saúco y cápsulas de valeriana para el alivio y reducción de varices secundarias leves.

Según la propia investigación, la flores del saúco son muy utilizadas en fitoterapia para estimular la circulación. El gran contenido de glucósidos, flavonoides y ácidos orgánicos que tiene hacen que sea un ingrediente antiinflamatorio.

Ingredientes

La fórmula que se utilizó para la elaboración de este jarabe contra las varices es la siguiente:

  • Extracto de frutos de saúco.
  • Rizoma de valeriana.
  • Jarabe simple.
  • Metilparabén y propilparabén.
  • Agua

Todos estos ingredientes terminaron convirtiéndose en una cápsula que se suministró a las personas que participaron en el estudio. Al cabo de 15 días la disminución de las varices se hizo evidente.

Descubre: 7 remedios caseros para tratar las varices

Tomar una infusión de hojas de saúco nos puede ayudar a beneficiarnos de las propiedades que tiene para combatir las varices. Aunque sus efectos no serán tan inmediatos ni rápidos como el jarabe que elaboró el estudio del que ya hemos hablado, puede ser una buena idea introducirlo en nuestra dieta.

Si lo deseamos, podemos añadirle un poco de valeriana. La mezcla puede ser excelente para tomarla durante la noche, ya que la valeriana nos ayuda a descansar mejor.

¿Es la cirugía una solución?

Muchas personas evitan todos estos consejos para reducir las varices y prefieren recurrir a la cirugía para eliminarlas. El problema está en que, al no cambiar de hábitos, estas vuelven a surgir. Por eso, es muy importante saber cómo prevenirlas.

Tener en cuenta los consejos para reducir las varices mencionados puede ayudarnos a evitar que las suframos. Sin embargo, debemos tener en cuenta, también, todo lo que el médico nos pueda aconsejar.

  • Ducajú, G. M. (2009). Enfermedades de las venas. Varices y trombosis venosa profunda. Libro de la salud cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos y la Fundación BBVA, 537-548.
  • Espinola, C. F., Bernal, M., Aucejo, M., & Villalba, J. C. (2007). Prevalencia de várices en miembros inferiores en el personal del Hospital de Clínicas. Revista chilena de cirugía59(5), 342-347.
  • Sambucety, P. S., Agapito, P. G., & Zurro, D. S. (2003). Las plantas silvestres. Los remedios históricos dermatológicos. Medicina Cutánea Ibero-Latino-Americana31(5), 337-346.