Consejos para tener un día lleno de motivación y alegría

La felicidad es algo personal, un concepto subjetivo que depende de cada persona y de su contexto. No obstante, al final, la felicidad es una elección

Cuando éramos pequeños todo parecía ser mucho más fácil y divertido. Sin embargo, conforme crecemos, nuestro rumbo por la vida hace que olvidemos nuestros sueños.

Con el tiempo, nos programamos y caemos en el círculo vicioso de la comodidad.

De esta manera nos hacemos esclavos de la rutina. Perdemos de vista aquello que es para nosotros importante para alcanzar una vida llena de felicidad y satisfacción.

No obstante, cada uno de nosotros tiene el poder para determinar el propio estado de ánimo y el rumbo de nuestra vida.

El estado de ánimo determina el rumbo de tu vida. Tú decides en qué estado de ánimo estar; por lo tanto, eres el capitán de tu propia felicidad.

Alfredo Culebro

La felicidad, alegría y motivación

la felicidad reduce el ictus

Matthieu Ricard, el hombre más feliz del mundo, define a la felicidad como la “sensación profunda de serenidad y plenitud”.

Ricard afirma que cualquier persona puede encontrar la verdadera felicidad, a la que se llega por medio de la sabiduría, altruismo, compasión, dejando de lado las “toxinas mentales”, es decir, el odio, la codicia y la ignorancia.

De igual manera, el Dalai Lama en “El libro de la alegría”, argumenta que los seres humanos mismos crean las condiciones que socavan la alegría y la felicidad debido a las tendencias negativas de la mente, a la reactividad emocional o a la incapacidad para apreciar y usar los recursos internos.

Reír es la mejor medicina. Descúbrelo en el siguiente artículo: Reír reduce el estrés y mejora la salud.

Por otra parte, así como el ser humano cuenta con el poder para alimentar el sufrimiento propio, también tiene la capacidad de generar más alegría.

Según el Dalai Lama, la clave de la felicidad se encuentra en la gestión interna, que incluye las actitudes y reacciones que tomemos y apliquemos en la vida diaria.

Asimismo, un elemento fundamental para alcanzar nuestras metas para ser felices es la motivación. 

Ricard, mencionado anteriormente, sostiene que el ser humano tiene la habilidad para sugestionarse a sí mismo para sentir alegría, gozo y felicidad cuando lo desee.

No obstante, si nuestro objetivo es altruista o sincero, será mucho más probable el disfrutar con pasión de lo que se hace día a día y además contagiar esa actitud a las demás personas.

Ver también: Los amigos duplican las alegrías y dividen las penas

¿Qué hacer para vivir más feliz?

Michael Fordyce fue uno de los pioneros de la Psicología Positiva; es decir, de los métodos y actividades que tengan como objetivo cultivar sentimientos, comportamientos y cogniciones positivos.

Fue el creador de un programa llamado “14 principios básicos de la felicidad”.

Dicho programa tiene como objetivo hacer que las personas apliquen cada uno de los principios característicos de las personas felices, para que ellas también puedan serlo.

Estas 14 condiciones son las siguientes:

  • Estar más activo y mantenerse ocupado
  • Socializar durante más tiempo
  • Ser productivo en algún trabajo significativo
  • Ser organizado y planificar
  • Evitar preocuparse
  • Disminuir aspiraciones y expectativas
  • Desarrollar pensamiento optimista y positivo
  • Vivir en el presente
  • Trabajar en una personalidad saludable
  • Fomentar una personalidad extrovertida y sociable
  • Ser uno mismo
  • Eliminar sentimientos negativos y problemas
  • Las relaciones cercanas son el número de recursos de la felicidad
  • Valorar la felicidad

Además de los principios del programa de Fordyce, existen otros aspectos importantes que se deben tener en cuenta. En Mejor con Salud seleccionamos los siguientes:

Cuidar tu salud física y psicológica

mujer felicidad alegría naturaleza RelaxingMusic

Debe considerarse que las causas de la apatía también pueden originarse por enfermedades, problemas tiroideos, estrés, desordenes químicos y psicológicos, consumir medicamentos, o incluso la menopausia.

Asimismo, es indispensable dedicar tiempo a la actividad física, pues los efectos en el organismo son incontables. Por lo tanto, cuidar de nuestro cuerpo es una de las claves para vivir con motivación y alegría.

¿Te sientes estresada constantemente? Te invitamos a leer el siguiente artículo: ¿Tienes estrés o un desorden de ansiedad?

Evitar la envidia

La envidia suele aparecer cuando se está demasiado concentrado en lo material y, como resultado, es imposible conservar la tranquilidad mental. De hecho, el efecto de la envidia es corroer cualquier tipo de relación, destruye la mente y la salud.

Por esa razón, es importante cultivar emociones que produzcan alegría y tranquilidad mental como el conocimiento o la experiencia. De esta manera, nuestra concentración se dirigirá hacia cuidar de nuestros auténticos valores.

Disfrutar de emociones positivas

felicidad

Todas las emociones tienen una función positiva, pues permiten el conocimiento propio.

Sin embargo, emociones positivas como el perdón, la esperanza, la generosidad y la gratitud ayudan a neutralizar a las negativas. No solo provocan placer sino que mejoran las capacidades personales, intelectuales, físicas, psicológicas y sociales.

Aceptar las experiencias dolorosas

Las emociones negativas serán siempre inevitables en la vida puesto que estaremos expuestos a la pérdida, a los errores y fracasos.

No obstante, la felicidad no es únicamente la ausencia de sufrimiento, sino que depende del equilibrio de las emociones positivas y negativas.

Por lo tanto, al aceptar las experiencias dolorosas se fortalece el autocontrol y la flexibilidad psicológica que servirá para seguir creciendo a pesar de las tragedias.

En conclusión, alcanzar la motivación y alegría que nos llevan hacia la felicidad requiere de voluntad, esfuerzo y trabajo. Sin embargo, vivir con alegría significa vivir más y justo por esa razón vale la pena trabajar en ello.

Te puede gustar