Consejos para tener una adecuada digestión

Si bien el consumo de agua es muy beneficioso para el organismo, debemos evitarlo durante las comidas, ya que puede dificultar la correcta digestión de los alimentos

Es muy cierto que cada vez con el pasar del tiempo empezamos a tomar rutinas menos saludables con respecto a nuestra alimentación, y por ende a nuestra digestión; y como se escucha por ahí “somos lo que comemos”, entonces teniendo en cuenta éste dicho debemos comer sano para estar sano.

Más allá de consumir una dieta que nos parezca saludable, debemos tener en cuenta muchos aspectos, como no excedernos con nuestros alimentos, tratar de no llevar una vida sedentaria y estar en paz contigo mismo y con tu entorno. Conozcamos un poco más sobre cómo tener una digestión adecuada.

Alimentos adecuados para una mejor digestión

Nos referimos a alimentos adecuados porque suelen haber alimentos que no nos benefician en lo absoluto con lo que una mejor digestión respecta, por ello siempre es bueno tenerlos en cuenta y más que eso tenerlos en nuestra dieta.

Plátanos

Platano

El plátano es una de las frutas más digeribles y que mejor combaten la acidez estomacal, todo gracias a su blanda y suave textura, esto junto a su alto contenido de celulosa también ayudan a mejorar la digestión. Añadiendo a esto su contenido de fibra, pues nos ayuda a facilitar el trabajo intestinal y alivia o previene el estreñimiento.

Jengibre

El jengibre tiene claros beneficios en el aparato digestivo porque ayuda a estimular el páncreas, aumenta la producción de enzimas que favorecen ampliamente la digestión  y evita la aparición de efectos secundarios relacionados con la mala absorción de los mismos.

Arroz

Arroz-integral

El arroz es una buena fuente de fibra, por lo tanto ayuda enormemente a tener una buena digestión, sobre todo si es arroz integral.  Esta gran cantidad de fibra también ayuda a reducir el colesterol.

Carnes blancas

Este tipo de carnes son de fácil digestión y se recomiendan, especialmente, si se sufre de algún tipo de enfermedad gástrica. Se recomienda —preferiblemente— consumir el pollo.

Coles

Las coles son un alimento que contribuye ampliamente a la digestión, ya que combaten las bacterias dañinas en el estómago. Por otra parte contrarrestan los males intestinales como el estreñimiento y la diarrea.

Yogur

Yogurt y frutas

El Yogur es el mejor aliado del aparato digestivo porque protege contra la acidez natural del estómago, también previene y controla infecciones, diarrea, estreñimiento y colitis. Las bacterias que contiene el yogurt ayudan a reponer la flora intestinal.

Alimentos que no contribuyen a la digestión

Como hay cosas buenas también hay malas, y con respecto a los alimentos para la digestión suele suceder exactamente lo mismo; los alimento que no contribuyen en la digestión son todos aquellos que son ricos en grasas, ya que potencian la acidez y el ardor en el estómago, su consumo debe ser moderado. A continuación nombráremos algunos de ellos:

Lácteos

Lacteos

(Excepto el yogur). Especialmente para las personas que son intolerantes a la lactosa, ya que el consumo puede producir diarrea, gases o distensión abdominal. (La tercera parte de la población sufre de intolerancia a la lactosa, aunque la gran mayoría no lo sabe en realidad).

Guindillas

En realidad todos los alimentos denominados picantes como el tabasco, el chile y las ya nombradas guindillas, irritan el esófago y causan acidez  si se llegan a consumir en exceso.

Alcohol

Alcohol

El consumo de bebidas con contenidos alcohólicos en exceso provocan acidez estomacal y pueden inflamar la mucosa del estómago, impidiendo de ésta forma la prevención de ciertas enzimas y que los nutrientes sean absorbidos adecuadamente.

Chocolate

El chocolate presenta muchas contraindicaciones para personas con estreñimiento o con irritación intestinal, también es poco recomendable para las personas que son intolerantes a la lactosa, ya que la mayoría de dulces a base de cacao contienen leche. No obstante, el chocolate negro posee beneficios para el organismo.

Otras cosas a tener en cuenta

Tómate tu tiempo

Es muy adecuado tomarnos el tiempo necesario a la hora de consumir nuestros alimentos, porque digerir los alimentos es probablemente la actividad más compleja que realiza el cuerpo humano, y no hacerlo tomándonos el tiempo posible puede afectar nuestra digestión de forma drástica.

Mastica bien

En nuestro afán por comer terminamos olvidando que el masticar también hace parte de la digestión, por eso no le debemos dejar todo el trabajo al estómago y debemos masticar bien nuestros alimentos para que así se dé un buen proceso de absorción en los mismos.

Evita los líquidos

Los líquidos suelen obstaculizar la salivación de los alimentos, por eso es más recomendable tomar líquidos antes de una comida para estimular la salivación durante la ingesta o después para ayudar a la digestión. Durante la comida no consumas ninguno.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar