Consejos para tener una casa ecológica y saludable

Elena Martínez 16 noviembre, 2014

¿Sabías que con algunos sencillos consejos podemos conseguir que nuestra casa esté más en armonía con la naturaleza y sea un lugar que nos aporte relajación, serenidad y bienestar?

En este artículo te explicamos los pasos que puedes seguir: una buena ventilación, iluminación natural, plantas que limpien el aire, los colores adecuados para las paredes, un huerto en el balcón y algunos consejos para evitar las radiaciones electromagnéticas en el hogar.

Una buena ventilación

Para que nuestro hogar sea saludable debemos ventilarlo diariamente, por un lado para renovar el aire y por el otro, porque los ácaros se desarrollan más fácilmente en ambientes húmedos y cálidos como las sábanas, los edredones, los sofás, las cortinas, los muñecos de peluche, los colchones o los cojines, las alfombras, etc.

Además de abrir las ventanas cada mañana, también podemos instalar algun ventilador de techo.

Iluminación natural

La iluminación es fundamental en cualquier casa, ya que además de permitirnos ahorrar electricidad cuando ésta es natural, también contribuye a regular nuestro sistema nervioso.

Si nuestra casa no tiene demasiada iluminación natural optaremos por bombillas LED o de amplio espectro, que son las más saludables para nuestra vista y para nuestra salud en general.

Para dar calidez a algún rincón oscuro del hogar también podemos colocar una lámpara de sal del Himalaya, que dan una suave y relajante luz anaranjada.

Finalmente, no nos olvidemos de las velas, que además de ser una opción ecológica también nos ayudarán a crear espacios románticos.

bombilla jnpoulos

Plantas que purifiquen el aire

Un hogar saludable debe tener plantas de interior, y si las sabemos elegir, éstas nos ayudarán a purificar y renovar el aire, una cuestión especialmente importante si vivimos en la ciudad o lejos de la naturaleza.

Te recomendamos especialmente las siguientes:

  • Chrysalidocarpus lutescens (Areca, Palmera bambú)
  • Sanseviera trifasciata (Sanseviera, Rabo de tigre, lengua de suegra, lengua de tigre, espada de San Jorge)
  • Epipremnum aureum (Poto, Potus, Ecindapso)

Estas plantas tienen la increíble propiedad de limpiar el aire de las sustancias tóxicas que desprenden las pinturas, los muebles, los barnices, etc.

planta rabi w

El color de las paredes

¿Sabías que los colores tienen propiedades para la salud? Pero es importante saber qué color poner en cada estancia, ya que cada uno tiene unos efectos concretos. Tanto para las paredes como para la decoración.

  • Blanco: Color neutral que transmite pureza y luminosidad.
  • Amarillo: Un color muy limpiador y equilibrante. También tiene efectos antidepresivos.
  • Naranja: Potencia la creatividad, la extroversión y el optimismo. Es un color muy energético y afrodisiaco.
  • Rojo: El color más estimulante y energético, pero si nos excedemos también puede aumentar la agresividad y la irritación.
  • Azul: Al contrario que el rojo, el azul es un color relajante y refrescante, muy adecuado para habitaciones demasiado calurosas.
  • Verde: El color de la naturaleza es el más equilibrante, nos aporta armonía. Nos ayuda a combatir el estrés y el cansancio.
  • Turquesa: Esta combinación de azul y verde aporta serenidad familiar.
  • Violeta: Es el color más espiritual, que aumenta la intuición. También tiene efectos relajantes, gracias a su contenido en azul.

Un huerto en el balcón

Cada vez son más personas las que deciden instalar un pequeño huerto urbano en el balcón de su piso. Existen en el mercado mesas de madera especiales para crear tu propio huerto, y aunque son pequeños te permitirán cultivar algunas hortalizas y además aportar una imagen más ecológica a tu hogar.

También hay posibilidad de hacer un huerto vertical en la pared del balcón.

Descanso sin WiFi

Para que tu casa sea saludable las 24 horas del día, y a la vez sostenible, recomendamos desenchufar cada noche los aparatos electrónicos y el wifi. De esta manera ahorraremos y evitaremos la radiación electromagnética, la cual empeora progresivamente nuestro estado de salud, causándonos problemas como:

  • Ansiedad y estrés
  • Insomnio
  • Sequedad de la piel
  • Alergias
  • Hipertensión
  • Problemas oculares
  • Problemas de concentración, vértigos, desorientación
  • Migrañas
  • Agotamiento
  • Esterilidad y problemas durante el embarazo
  • Enfermedades autoinmunes
  • Arritmias

Imágenes por cortesía de Chiot’s Run, jnpoulos, rabi w y Parks Talli

Te puede gustar