Consejos para tener unas piernas perfectas

Para lucir unas piernas bonitas, además de la hidratación, es muy importante que las tonifiquemos con ejercicios localizados que además nos permitirán mejorar nuestra salud en general

No te desanimes si crees que nunca podrás tener las piernas perfectas, esas que siempre has deseado. A lo largo del artículos te damos una serie de consejos para conseguirlo. Sigue una rutina para tus piernas y en poco tiempo serán las más bonitas.

Tips para tener piernas perfectas

Sé más cuidadosa

Empieza a cuidar las piernas un poco más cuando vayas caminando por tu casa, el trabajo o la calle. No uses calzado que puedan hacer que te resbales, fíjate por donde caminas, no fijes la vista en los escaparates ni en lo que llevas en la mano. Así evitarás golpes, cortes, cicatrices, raspones, etc.

Maquilla las piernas

piernas perfectas

Existen maquillajes especiales que sirven para darle un tono más homogéneo a la piel. Puede ser en forma de spray, de crema o de loción. Eso sí, presta atención a las cantidades, porque a veces tardan varios días en desaparecer. Esta idea se aconseja para una ocasión especial, no para usar todos los días.

Toma sol

Enfócate en el bronceado de tu piel para que tus piernas siempre se vean saludables pero ten cuidado de no exponerte demasiado a los rayos UV, ya que pueden provocar graves lesiones en la piel.

Trata de broncearte de manera homogénea, es decir, no dejes únicamente las piernas al sol y el resto del cuerpo a la sombra. También es bueno que respetes los horarios permitidos, que uses factor de protección y que, si estás 10 minutos de rodillas al sol, luego pases 10 minutos en la posición contraria, para broncearte de forma uniforme y conseguir unas piernas perfectas.

Disfrutar de sol por un rato es una excelente forma de otorgarle al cuerpo vitamina D.

Exfolia las piernas

Existen esponjas especiales que te pueden ayudar mientras te duchas. De esta manera, eliminarás las células muertas de la piel, los vellos encarnados, mejorarás la circulación sanguínea, reducirás la celulitis y las estrías. No te duches con agua demasiado caliente. Puedes usar exfoliantes naturales como puede ser el café o el azúcar blanco.

Humecta e hidrata

Cuando terminas de bañarte y antes de acostarte (siempre con las piel limpia), es bueno que apliques una crema humectante en las piernas. En las primeras aplicaciones verás como la crema es absorbida al instante por los poros. Esto se debe a que estaban necesitados de hidratación.

Además,esta práctica ayudará a tener las piernas más suaves y menos escamosas.

Lee: Cómo hacer una crema hidratante de cera de abejas y aceite de oliva

Elige lo que te favorece

Además de cumplir con todos los pasos o consejos para tener piernas perfectas, una buena idea es que generes una “ilusión óptica” con la vestimenta y el calzado. Por ejemplo, los tacones le dan un look más alargado a tus piernas.

Las faldas o shorts también pueden favorecer el aspecto de tus piernas. Evita vestidos que sean hasta los tobillos, los estilo “Capri” o “pescadores”, que ensanchan los tobillos. Si tienes las caderas anchas, este tipo de pantalones harán que se vean más grandes.

Ejercicios para tener piernas perfectas

Zancadas

ejercicio muslos

También conocidas como lounges o estocadas. Para realizarlas, ponte de pie y con las piernas juntas y lleva las manos a la cintura. Mantén la espalda recta y da un paso con el pie derecho hacia delante. Luego, flexiona la pierna izquierda, como si la rodilla tocara el suelo. Mantente así por 10 segundos y regresa a la posición inicial. Repite 20 veces antes de cambiar al pie izquierdo. También los puedes hacer alternados.

Step

Puedes usar un escalón o una pequeña silla si no tienes el famoso “step” de las clases de aeróbic. Sube con la pierna izquierda apoyando completamente el pie en la plataforma. Eleva la pierna derecha hacia adelante y hacia arriba, flexionando la rodilla. Puedes dar un salto para que haya más movimiento integral. Baja la pierna derecha y repite el paso con la izquierda elevada. Son 10 repeticiones de cada pierna en total.

Quizás te interese leer: 4 mejores ejercicios para que tus músculos se reafirmen rápidamente

Sentadillas

sentadillas

Este movimiento está presente en todas las rutinas de ejercicio porque, además de tonificar glúteos, ayuda a reducir los muslos.

Para realizarlo, ponte de pie con las piernas separadas a un ancho de caderas, flexiona las rodillas y desciende el tronco, como si trasero fuera a tocar el suelo. Después, mantén la posición unos minutos y regresa a la posición inicial. Esa es la técnica básica de sentadillas.

Puedes hacerlas de manera más difícil, por ejemplo, estirando los brazos a la altura de los hombros, tomando pesas con las manos o dando saltos al flexionar las rodillas.