Consejos para perdonarme por errores del pasado

Hay que saber dejar ir el pasado cuando este se convierte en una carga que nos impide avanzar, mejorar y ser felices.

Aquello que ha sucedido ayer no debe inmiscuirse en tus emociones o pensamientos del hoy. Si bien es verdad que podemos usar las equivocaciones como un aprendizaje, muchas personas no se perdonan por los errores del pasado y no logran avanzar.

Perdónate por los errores del pasado

Aunque parezca una frase trillada lo cierto es que “nadie es perfecto” y todos nos equivocamos. Pero la diferencia reside en cómo nos tomamos ese fallo y de qué manera aprendemos de él.

De nada sirve quedarse en casa llorando, pensando o “rumiando” lo que hemos hecho mal si no vamos a buscar las soluciones. Culparnos o castigarnos no nos llevará a ningún lado.

Todo se trata de entender lo que sucedió y encontrar las alternativas para evitar que vuelva a ocurrir o que nos vuelva a afectar

No es sencillo perdonar, a los demás o a nosotros mismos, por ello es que los errores del pasado muchas veces nos acechan y no se quieren ir. Está en nuestra habilidad para soltarlos a través de la reflexión, la autoconciencia y el conocimiento.

Cuando hemos cometido ciertos fallos nos sentimos derrotados, desesperados y angustiados. Esto se podría comparar con lo que ocurre al clavarnos una espina en un dedo y, en lugar de removerla, clavarla aún más. Al hacer esto, la espina nos molestará y dolerá siempre.

Por supuesto que la tarea de perdonarnos por los errores del pasado no es sencilla pero merece la pena el esfuerzo. Sentirás un gran alivio porque te habrás quitado un enorme peso de encima y evitarás actuar de la misma manera de ahora en adelante.

Visita este artículo: El verdadero amor respeta tu pasado

Consejos para perdonar errores del pasado

En este caso nos enfocaremos en los errores del pasado que tú mismo has protagonizado. Aunque no lo creas somos jueces mucho más severos con nosotros mismos que con los demás. Comienza ahora mismo y recuerda que todo fallo es una oportunidad de crecer:

1. Busca (y encuentra) el lado positivo

5 pasos para recuperar la energía

A diferencia de lo que se cree, siempre hay algo bueno en cada suceso. El dolor, el fracaso y los errores deben permitirnos crecer, madurar y comprender mejor la vida. Cuando te equivoques piensa por un momento: ¿cómo me puede servir esto?

Como primera medida para evitar hacerlo nuevamente. Luego tienes que encontrar la “lección”. Reflexiona, durante el tiempo que sea necesario hasta hallar el lado positivo y así podrás perdonarte.

2. Determina el por qué del perdón

Perdonar es un acto muy importante porque nos libera de una prisión en la cual muchas veces ingresamos sin darnos cuenta y luego no podemos salir.

Quizás sientas culpa o responsabilidad por algo que sucedió y por ello no puedes perdonarte. Tal vez los recuerdos son muy dolorosos pero debes saber que aunque las consecuencias hayan sido malas tienes tiempo para redimirte y solucionar la situación.

Demuéstrate a ti mismo que tienes la capacidad de cambiar y de mejorar, que estás arrepentido y te será más fácil encontrar el perdón

3. Ámate más allá de todo

Ámate más allá de todo

Nos atacamos más que los demás y no nos defendemos. A menudo somos demasiado críticos con nosotros mismos y no podemos perdonar errores del pasado porque no tenemos el suficiente amor propio.

El autoestima no es sinónimo de narcisismo ni de creer que merecemos la misericordia divina sino que nos permite comprender, ser compasivos y amarnos aún con nuestros defectos.

Practica el amor propio como puente hacia el perdón y verás cómo te sientes mejor contigo mismo.

4. Piensa en el futuro

Vivir pendiente del pasado de manera excesiva no te permite mirar hacia el futuro. Encadenarse al ayer es uno de los obstáculos más grandes que nos dejan “siempre en el mismo lugar”. Una buena manera de quitarnos ese peso de encima es planificar y definir objetivos.

Si mantienes la mira puesta en tus metas aquello que hayas hecho antes no importará tanto o al menos no ocupará un lugar importante en tus pensamientos.

Incluso puedes usar los fallos para entrar en acción, una vez que sepas qué cosas no debes hacer si deseas hacer realidad tus sueños.

5. Empieza de cero

perdonarse

“Hacer borrón y cuenta nueva” es una excelente manera de perdonarnos por los errores del pasado. Debes ser como el ave fénix y resurgir de las cenizas.

Deja de lado todo el dolor y los problemas que no te han permitido crecer. Enfócate en ese “nuevo yo” que no tiene miedo ni sufrimiento, sino experiencias y sabiduría.

Deja el pasado justamente donde pertenece: a un tiempo anterior. Toma los fallos como lecciones y aplícalas en tu nuevo presente para que tu futuro sea perfecto.

Lee también: Cómo evitar sentirse culpable por todo

6. Crece espiritualmente

Quizás precisas una ayuda “externa” para aceptar aquello que ha sucedido ya que has intentado varias veces hacerlo solo y no has conseguido resultados beneficiosos.

¿Qué opciones tienes? Varias: meditar, rezar, hacer un retiro espiritual, ir al psicólogo… todo ello te puede servir para crecer emocional y espiritualmente.

Por supuesto que siempre puedes reservar unos minutos del día para reflexionar y pensar de forma positiva (no sobre los errores sino en cómo salir de la situación).

Busca esos instantes en los cuales nadie te moleste como por ejemplo antes de dormir o apenas te despiertas e incluso mientras te das una ducha.

7. Aprecia tu vida actual

volver a ser feliz

Un exceso de pasado o de futuro no son buenos para nadie porque nos llenan de tristeza o de ansiedad (según sea el caso). Por ello es fundamental que disfrutes el hoy a plenitud y procures ser consecuente.

Piensa, ¿Qué es lo más importante de tu presente? ¿Por qué cosas debes sentirte agradecido y bendecido?