Consejos para pintar las paredes de las habitaciones

Si estás pensando en cambiar el color de las paredes de tu habitación, presta atención a estos consejos que te ayudarán a obtener el mejor efecto. ¡Pensarán que lo hizo un profesional!

Si estás pensando en cambiar el color de las paredes de tu casa, antes de ponerte en marcha es conveniente que tengas en mente algunos detalles.

Puede que pintar nuestras paredes parezca divertido y una actividad lúdica muy entretenida; sin embargo, es bueno estar preparado para conseguir un resultado profesional. No queremos llevarnos un disgusto por no tener en cuenta ciertos factores.

Por ello, queremos ayudarte y hemos recopilado una serie de consejos muy fáciles y sencillos para que los apliques antes de pintar las paredes de las habitaciones que has elegido.

Consejos para pintar las paredes de tu habitación

Los tips que te dejamos a continuación son lógicos y seguramente te faciliten tu tarea. Toma nota y no dudes en escribirnos si tienes alguna duda.

Materiales:

  • Cantidad de pintura necesaria (es mejor tener de más que de menos)
  • Rodillo
  • Papel de periódico
  • Rollo de plástico para cubrir superficies
  • Cinta adhesiva o cinta de carrocero
  • Agua

Pintar una casa con rodillo con relieve.

1. Pintura

Es muy importante elegir muy bien el tipo de pintura que necesitaremos a la hora de pintar una habitación. En las tiendas especializadas encontramos muchísimas opciones diferentes.

Además, el tipo de pintura dependerá siempre de la superficie que vayamos a pintar, no es lo mismo pintar una pared de madera que es porosa, que una de yeso o una de cemento. De igual modo, tendremos que elegir bien los colores para cada tipo de habitación y no recargar los ambientes.

Si tus paredes ya son de una tonalidad oscura, te aconsejamos aplicar una pintura de agua lavable, mientras que en las zonas de la cocina y el baño, que son habitaciones húmedas, se recomienda una pintura a base de agua transpirable.

Ver también: 7 ideas de decoración fáciles, bonitas y económicas

2. Brochas y rodillos

La elección entre una brocha o un rodillo dependerá de la cantidad de superficie de pared que vayamos a pintar. Si el trabajo requiere mucha cantidad de pintura, es mejor adquirir rodillos de diferentes tamaños para llegar adecuadamente a cualquier parte.

Los rodillos también pueden estar hechos de diferentes materiales; comprueba que el tipo de pintura se adapta adecuadamente al rodillo. Te aconsejamos que compres rodillos o brochas de alta calidad, ya que estos te ayudarán a repartir mejor la pintura.

Pintar con rodillos baratos hará que malgastes mayor cantidad de pintura. No escatimes en gastos y adquiere productos de calidad.

Primeros pasos antes de pintar las paredes

Una vez que tengamos los materiales, debemos preparar la superficie (tanto las paredes como los muebles y el suelo).

Limpiar las paredes

Si las paredes no tienen suciedad acumulada, como puede ser polvo, trozos de cinta adhesiva o clavos, la pintura quedará mucho mejor y lograrás un efecto profesional.

Si lo necesitas, coge una esponja y humedécela con agua tibia para limpiar las zonas que lo necesiten. Una vez que esté bien seca la superficie podrás empezar a pintar.

Apartar los muebles

Tienes que organizar muy bien la habitación para evitar que se manchen los muebles y otros elementos, por ejemplo los picaportes y las lámparas. Quita todo aquello que sea susceptible de ser manchado con pintura.

Cubre el suelo con el papel de plástico y pégalo con cinta para que no se mueva. Cubre esquinas, armarios, zócalos del suelo, etc.

Lo ideal es apilar los muebles en una zona donde no corran peligro y, si están anclados a la pared, cubrirlos para que no se manchen.

Consigue pintura de imprimación

Para conseguir el mejor acabado, te aconsejamos que añadas una primera capa de pintura de imprimación; sus características harán que la pintura que hemos escogido se adhiera perfectamente y tenga un aspecto profesional.

Esta pintura de fijación se debe mezclar en la siguiente proporción: un litro en seis litros de agua, por lo que comprando un litro tendremos suficiente para una o dos habitaciones. Cuando la tengas, sigue estos pasos:

  • Aplica una capa de pintura de imprimación.
  • Deja secar al menos 4 horas.
  • Aplica la primera capa de pintura seleccionada.
  • Espera alrededor de 5 horas, o incluso hasta el día siguiente, antes de aplicar la segunda capa.
  • Una vez que apliques la segunda capa, en una hora estará seca la pared.
  • Lo ideal es esperar un día antes de volver a montar la habitación.
Pintar las paredes de la casa requiere unos conocimientos previos.

Elige bien el día en que vas a pintar

Es preferible pintar un día soleado, sin lluvias y sin humedad. Si tienes previsto pintar las paredes un fin de semana y amenaza mal tiempo, es preferible esperar, ya que a la hora de secar tendremos que abrir las ventanas para facilitar que la pintura se selle más rápido.

Además, la luz del sol nos llenará de energía y podremos ver el resultado de cómo irá quedando nuestra obra.

Iluminación

La luz del sol es necesaria, pero te aconsejamos que la apoyes con una buena iluminación para poder ver todos los trazos de pintura que realizas.

Cinta de carrocero o cinta de pintor

Utilízala siempre que lo necesites. Es un elemento muy útil, ya que nos permitirá pintar con precisión las juntas, esquinas e incluso hacer algún distintivo decorativo.

No utilices gran cantidad de pintura

Es un fallo utilizar mucha pintura de golpe. Impregna la pintura en el rodillo de manera uniforme y en capas finas y delgadas.

Utilizar mucha pintura hará que se encarezca nuestra tarea, además, la pintura tardará más tiempo en secarse provocando que surjan molestas burbujas de aire.

Movimientos de arriba abajo

No solo nos referimos al movimiento del rodillo, sino que es conveniente empezar a pintar la zona superior de la pared e ir descendiendo.

Si tienes previsto pintar también el techo, comienza por él.

Lee también: 5 técnicas para pintar tu casa

Secado final

No tengas prisa por volver a montar las habitaciones. Apresurarse puede provocar que no esté bien seca la pared y que se eche a perder alguna zona.

Además, con cada capa que apliques, ten paciencia y deja el tiempo prudencial antes de aplicar la siguiente.

Como has podido comprobar, estos son algunos consejos que tienes que tener en cuenta antes de pintar las paredes de tu casa. Si tienes dudas, pregunta en tu tienda de confianza para no errar en la elección de materiales y colores, aunque sobre todo, apóyate en tus gustos y personalidad.

¡Ahora ya puedes disfrutar pintando las paredes de tu casa!