Los mejores consejos para proteger el cabello del daño solar

Elena Martínez Blasco · 8 enero, 2019
Una buena hidratación capilar es fundamental para prevenir el daño causado por la exposición al sol

Nos encanta lucir nuestra melena en cualquier momento. Y por eso debemos cuidarla durante todo el año. Para ello es importante saber cómo proteger el cabello del daño solar.

Tomar el sol con precaución es muy saludable si seguimos los pasos necesarios para combatir el efecto negativo de los radicales libres. Al oxidarse el cabello se vuelve lacio, pierde color y brillo. Por lo que si quieres lucir una melena saludable te recomendamos los siguientes consejos. ¡Toma nota!

Riesgos de no proteger el cabello

El pelo enmarca nuestro rostro y refleja nuestra personalidad. Por eso es importante protegerlo lo máximo posible, en especial del efecto negativo de una exposición excesiva al sol.

Las personas que no tienen esto en cuenta suelen lamentarse de un cabello demasiado seco y apagado, y de las habituales puntas abiertas. No obstante, el pelo desgastado se puede evitar sin necesidad de un corte o de costosos tratamientos de peluquería.

Consejos para una melena perfecta

1. Protector de aceite de jojoba y mandarina

Mandarinas y esencia de mandarina.
Podemos hacer un remedio casero de mandarina y jojoba para proteger el cabello del sol.

La mejor manera de proteger el cabello consiste en prevenir el daño. Y para eso podemos preparar nuestro propio protector capilar casero con dos ingredientes naturales. El aceite de jojoba nutre el cabello y tiene una textura similar a la del propio sebo, de modo que no quedará demasiado oleoso. Por otro lado, el aceite de mandarina, además de su delicioso aroma, aporta brillo y revitaliza las fibras capilares. 

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de aceite de jojoba (60 ml)
  • 10 gotas de aceite esencial puro de mandarina

Elaboración y aplicación:

  • Mezcla ambos ingredientes.
  • Podemos introducirlos en un frasco de espray. En este caso recomendamos añadir también ½ vaso de agua (100 ml) para repartir mejor el producto por todo el pelo.
  • También podemos guardarlo en un frasco, repartirnos un poco en la palma de las manos y repartirlo por toda la melena como si nos peináramos con los dedos.

Descubre más: Pelo graso: remedios para combatir el exceso de sebo

2. Un sombrero con estilo

El método más práctico y sencillo para proteger el cabello del sol es usar un sombrero, gorra o pañuelo. Hoy en día podemos encontrar opciones para todos los gustos que, además, nos aportarán un estilo diferente y personal.

Otra alternativa es ponernos siempre que sea posible debajo de una sombrilla. Aunque los rayos solares también afectan, lo hacen en mucha menor medida. También debemos tener en cuenta la hora: al mediodía la radiación será mucho más intensa.

3. Cuidado con el agua

Además del sol, debemos tener en cuenta que el agua del mar y de la piscina también perjudican nuestra salud capilar, en muchos casos incluso más que el sol. Por este motivo es recomendable evitar mojar el pelo en exceso.

Lo ideal es que nos aclaremos el pelo con agua dulce después del baño, siempre que sea posible. De este modo quitaremos el exceso de sal, de cloro o de cualquier otra sustancia y evitaremos que el daño sea mayor.

4. Mascarilla casera prelavado

Cuando regresemos a casa es el momento de prepararnos una sencilla mascarilla casera que nos aplicaremos antes de lavarnos el pelo como de costumbre. Nuestro cabello absorberá mucho mejor los nutrientes cuando esté seco.

Ingredientes:

  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml)
  • 1 cucharada de jugo de limón (15 ml)

Si quieres saber más: Los beneficios del huevo para el cabello

Elaboración y aplicación:

  • Batir y emulsionar bien los tres ingredientes. Si queremos que la mascarilla sea más ligera para facilitar su aplicación podemos añadirle una o dos cucharadas de agua.
  • Aplicar la mascarilla por todo el pelo seco y dejar actuar media hora.
  • Lavarnos el pelo de manera habitual.
mascarilla prelavado para proteger el cabello

5. Un champú natural hidratante

Por último, para evitar la deshidratación capilar que causa la exposición al sol también deberíamos revisar qué tipo de champú utilizamos. Lo ideal es elegir uno que sea natural, elaborado a base de ingredientes naturales como el aloe vera, el coco o los aceites y extractos vegetales y esenciales.

Los componentes que resecan más el pelo son los sulfatos y el alcohol, que suelen estar entre los ingredientes principales. Leer bien la etiqueta nos ayudará a elegir mejor. Además, en épocas de sol deberíamos adquirir champús para pelo seco o dañado.