Consejos que te ayudarán a reducir el estrés laboral - Mejor con Salud

Consejos que te ayudarán a reducir el estrés laboral

Practica ejercicio para reducir el estrés laboral y conseguir desconectar. No hace falta que te pases horas en el gimnasio: con pasear un rato después de tu jornada será suficiente para despejarte
reducir el estrés laboral

Reducir el estrés laboral se ha convertido en el objetivo de muchas personas que lidian con este terrible estado que afecta a su bienestar.

El exceso de tareas y la monotonía son factores muy importantes que disparan esta sensación que te bloquea y te aleja de ser todo lo efectivo que debieras.

Sin embargo, liberarse del estrés no es tan difícil como parece. Tan solo hacen falta algunos ingredientes que hay que empezar a cocinar desde hoy mismo.

Busca tiempo para ti

mujer-cansada

Puede que, si estás hasta arriba de trabajo, consideres que no tienes tiempo para nada, pero en el fondo sabes que esto no es así.

Todos podemos sacar tiempo para dedicárnoslo y desconectar si, en verdad, deseamos hacerlo. Pero esto también cuesta un esfuerzo.

Para empezar, desconectar no es tan sencillo como parece y mucho menos desde que estamos pendientes del móvil todo el tiempo.

Para continuar, permitimos que el trabajo lo absorba todo, nuestro tiempo en familia, nuestras ganas de ir al gimnasio…

De repente, nos encontramos con un cansancio que nos insta a dejarnos caer sobre el sofá y ver lo primero que haya en la televisión.

Descubre: Consecuencias de pasar muchas horas frente al PC

Intenta hacer cosas nuevas en los ratos libres que tengas, aprovecha el fin de semana, busca tiempo para tus aficiones.

La vida no solo es trabajo y más trabajo. Aunque estés cansado, desconecta haciendo algo para ti.

Utiliza el mindfulness para reducir el estrés laboral

mindfulness

Puede que esta práctica no te suene o que pienses que no es para ti. Sin embargo, el mindfulness puede ayudarte a reducir el estrés laboral.

  • El mindfulness es una filosofía de vida que, con la práctica, te permite conectarte con el aquí y el ahora. Es complicado, pues vivimos constantemente en el pasado y el futuro.
  • Sin embargo, empezar a atender el presente, a centrarte más en el ahora, sacudirá ese estrés que crece con esos pensamientos que parecen no abandonar tu mente.

¿Estás haciendo lo que quieres?

estrés

A veces es complicado dedicarse a lo que uno quiere, pero si estás trabajando de algo ¿esto llena algo más que tu bolsillo?

Dedicarle tantas horas y esfuerzo a lo que no te gusta puede acabar haciéndote lidiar con un estrés laboral que no te esperabas.

  • Quizás te guste mucho hablar y eres muy dinámico y, sin embargo te encuentras trabajando de forma monótona detrás de un escritorio en silencio.
  • Tal vez disfrutes realizando una labor administrativa, pero estás en un trabajo creativo y activo que te viene un poco grande.

La decisión de cambiar de trabajo o de buscar aquello que en verdad nos viene bien no es sencilla, porque hay muchos factores que juegan en nuestra contra.

No te pierdas: Si yo cambio, todo cambia: 5 pasos para programar tu subconsciente

Sin embargo, a veces todo eso que pensamos que está en nuestra contra son límites y creencias erróneas que nosotros mismos tenemos.

Debemos ser honestos y valientes para escoger otro camino alternativo que se adecue a nosotros y nos haga mucho más felices.

Ejercítate y duerme bien

ejercicio

Estos dos elementos no podrían faltar y, a veces, no les prestamos la atención necesaria. Aunque estés cansado, aunque no puedas más, saca tiempo para hacer ejercicio.

Reducir el estrés laboral es tan sencillo como dar un paseo después del trabajo o en algún periodo de descanso para despejarte, aclarar tu mente y sacudirte las tensiones originadas en tu ocupación.

Además, el ejercicio te ayudará a dormir mejor, pues estarás mucho más relajado y conseguirás desconectarte de todo el trabajo que ha ocupado tu mente.

Esto mejora tu estado de ánimo, así que, aunque estés muy agotado, regálate este increíble premio de ejercicio que tendrá como consecuencia un descanso mucho más placentero.

Antes de irte lee: Trabaja para vivir, no vivas para trabajar

Como habrás podido comprobar, reducir el estrés laboral tan solo se requiere fuerza de voluntad y dejar de pensar en el “no tengo tiempo para nada” porque, muchas veces, sí lo tenemos, pero lo gestionamos pésimamente.

Regálate tiempo para ti porque te lo mereces. La vida no es solo trabajar y obligaciones, también hay que vivirla y disfrutar.

Si hay personas que lo consiguen, ¿por qué tú no vas a ser una de ellas?