8 consejos para rechazar a alguien sin dañarle

La sinceridad y la madurez te abrirán puertas para alejarte de esa persona que ya no quieres en tu vida y sin hacerle daño. En este artículo descubrirás algunos consejos valiosos.

Lo primordial es que te sinceres contigo misma sobre lo que realmente quieres

¿Te ha pasado alguna vez que le gustas seriamente a alguien, pero a ti ni en lo más mínimo? Este tipo de situaciones es muy común, sobre todo, en espacios compartidos como, por ejemplo, la oficina, y son circunstancias incómodas que pueden perturbar tu tranquilidad.

Esta reacción es natural cuando la persona no nos atrae con ninguno de sus atributos físicos, intelectuales o sentimentales, o cuando simplemente no estamos buscando pareja; en cualquier escenario tendrás que rechazar la oferta, pero ¿cómo hacerlo sin dañarle? Continúa leyendo este artículo y descubrirás consejos muy valiosos.

Mantén la calma

6 discusiones que toda pareja feliz tiene

Si te buscan para un compromiso que no quieres tener, principalmente, evita “atropellar” a esa persona con tus actos. Procura el equilibrio. Todos deseamos que nos reciban con afecto, que nos quieran, pero para ello debemos cumplir con una máxima universal: trata como quieres que te traten.

  • Para no ilusionar a esa persona, comunica lo que realmente sientes y quieres para no crear una falsa expectativa y generar una frustración, pero antes debes estar completamente segura de que nunca tendrás una relación con él. El final ideal es que no termines arrepentida si posteriormente comienzas a sentir algo, cuando ya es demasiado tarde.
  • Conversa del tema antes de que te invite a salir o te confiese lo que siente por ti, porque, sino quedarás atrapada en un momento incómodo y confuso que podría perjudicar la amistad, resultado que no le favorecería a ninguno. No vale la pena perder una amistad por eventos como estos.
  • Tu aclaratoria debe estar respaldada por hechos que la sustenten. Sé consecuente con lo que dices y lo que haces. Si manifiestas que no quieres ninguna relación y la persona a la que le gustas se entera que saliste con alguien más, vas a ganarte enojo, desconfianza y puede que comentarios que afecten tu reputación.

Lee también: La comunicación en pareja y las nuevas tecnologías

Comunica

La mejor manera de sincerarte con él para aclararle que no deseas enamorarte es citar un ejemplo que le haya sucedido a alguien más, de esta manera desviarás la atención y harás llegar el mensaje.

Si se trata de un amigo cercano, evita usar la frase “en este momento”, porque puede ser que permanezca esperando a que cambies de parecer, lo cual podría resultar perjudicial, porque tú sí estás segura de que no pasará nada.

Frases como “¡Me siento muy feliz de que seamos solo amigos!” no dejan rastro de dudas y el hombre que las escuche quedará completamente claro de que está en la friendzone y que ahí permanecerá.

El momento y el lugar

sinceridad-en-la-relacion-de-pareja

Busca un sitio tranquilo donde esa persona se sienta cómoda, como un parque cercano o su lugar de trabajo o, si laboran juntos, el momento de descanso. Si no sabes cuál es el sitio más apropiado para él, pregúntale dónde podrían encontrarse.

Procura que sea un espacio donde puedan conversar sin apuros ni interrupciones porque este tipo de temas ameritan tiempo, incluso, silencio para evitar malentendidos y lograr una resolución positiva para ambas partes.

Nunca rechaces una relación amorosa por teléfono, algún chat en las redes sociales o correo electrónico porque se verá poco serio y cobarde. Habla en persona debido a que el mensaje será reforzado con tus gestos, tono de voz y expresiones. Al respecto, trata de que siempre suenes y te veas serena y cordial para no lastimarlo.

No añadas ninguna palabra, razón o información nueva. Cualquier dato que agregues, una vez que hayas dicho “no”, será utilizado para insistir, coaccionar y prolongar la petición, una fase del encuentro que debes evitar.

Visita este artículo: Ser amable puede ser un problema al elegir pareja

Tus derechos

controlar-pareja

Decirle a una persona que no quieres nada con ella es, sin lugar a dudas, una situación que hay que abordar con sutileza, pero también con firmeza. Puedes llegar a creer que te sentirás obligada, pero cuando la respuesta es “no”, esta debe ser respetada, y para ayudarte en esta tarea, ten en cuenta estas consideraciones adicionales que te aportarán seguridad:

  • Tienes derecho a negarte a hacer algo que te soliciten.
  • Decir “no” no es sinónimo de egoísmo, sino de estabilidad.
  • Mantén tu postura ante manipulaciones.
  • Explica tus razones y evita excusas; no tienes porqué darlas.
  • Sé cortés, serlo no te restará cualidades como persona, al contrario, te añadirá.

Una vez que estés segura, demuestra absoluta transparencia desde el comienzo sobre tus intenciones de amistad con tu amigo y así evitarás herirlo y favorecer escenas embarazosas para ambos.

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar