Consejos para recuperarte de una apendicitis

Raquel Lemos Rodríguez·
13 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
03 Enero, 2020
Respetar el tiempo de reposo, no excederse con la actividad física y llevar una dieta apropiada son algunas de las recomendaciones más comunes tras la extirpación quirúrgica del apéndice.

Para recuperarte de una apendicitis lo primordial es que sigas las indicaciones de tu médico. De lo contrario, puedes exponerte a diversos riesgos.

Generalmente el proceso de recuperación después de la cirugía no es demasiado prolongado. Por ello, las recomendaciones que realiza el médico son temporales. No te precipites, poco a poco mejorarás.

Recuperarte de una apendicitis toma su tiempo

Como veníamos comentando, para poder recuperarte de una apendicitis sin contratiempos, debes seguir las recomendaciones de tu médico. Si te ha indicado que reposes durante cierto periodo de tiempo, hazlo. Y si te ha pedido que mantengas ciertos hábitos de vida, procura hacerlo también, pues de lo contrario, pueden surgir complicaciones y prolongarse el tiempo de reposo.

1. No te apresures por hacer cosas

Mujer relajada meditando en su cama.

A nadie le gusta tener que reposar en contra de su voluntad. Pero, cuando pasas por una experiencia como esta, lo mejor es aprender a cultivar la paciencia y aprovechar para descansar bien.

No tengas prisa por volver a hacer lo de antes. Para recuperarte de una apendicitis necesitas paciencia. Aunque te sientas ya con fuerzas y ánimos y tus deseos de salir de la cama sean enormes, te aconsejamos que descanses y no hagas mayores esfuerzos. Recuerda que el postoperatorio dura entre 2 y 4 días.

  • Generalmente se recomienda empezar a dar paseos cortos 15 días después de la cirugía por rutas que no tengan cuestas. Esto será una forma de ejercicio de baja intensidad que puede ser beneficiosa.
  • No se recomienda realizar ejercicio de intensidad alta durante las primeras 4 semanas después de la cirugía.

2. Cuida tu alimentación

De acuerdo con los expertos del Standford Children’s Health después de la cirugía, los pacientes no deben consumir ningún alimento. Esto permite que el intestino cicatrice. Por ello, te administrarán líquidos y medicamentos vía intravenosa.

Posteriormente, el médico te indicará qué alimentos y en qué cantidades puedes consumir. Por lo general, se comienza con líquidos y poco a poco se pasa a alimentos más consistentes, como pueden ser los yogures, las sopas, las cremas, y algunas frutas, por ejemplo.

No se deben tomar alimentos que no hayan sido pautados por el médico, ya que puedes elevar el riesgo de sufrir dolor, hinchazón, diarreas y malestar.

Adicionalmente deberás hidratarte correctamente. Para ello, deberás beber suficiente cantidad de agua a lo largo del día.

Descubre: ¿Por qué la hidratación es tan importante?

3. No te quedes siempre en cama

Descansa, pero no permanezcas completamente inmóvil durante todo el periodo de reposo que te hayan indicado. De hecho, en el propio hospital te dirán que, con cuidado, te levantes y empieces a caminar un poco.

Eso sí, procura desplazarte sin prisa y recorre distancias cortas, pues de lo contrario sentirás muchas molestias. Haz las pausas que necesites y tómate tu tiempo.

Al igual que con la alimentación, debes tener paciencia y darle a tu cuerpo un tiempo prudencial para que se recupere por completo.

4. El deporte, mejor después de un mes

Caminar
Una caminata diaria de 30 minutos puede contribuir a mejorar la circulación sanguínea y el peso. Por eso, es una actividad sana contra las varices

Como ya comentábamos anteriormente, para recuperarte de una apendicitis debes procurar reposar y tomarte la actividad física con calma. Las actividades intensas y extenuantes son contraproducentes.

Si eres una persona muy activa, notarás la falta de actividad, pero será necesario que intentes mantenerte en reposo y consultar siempre con tu médico hasta qué punto puedes ejercitarte y de qué manera.

Es aconsejable que esperes un mes antes de empezar a hacer deporte. Aunque a los 7 días te quiten los puntos, tu herida aún no estará del todo curada.

Muchas veces, nos olvidamos que cuando nos abren, también hay una fisura por dentro de nuestro cuerpo. Por eso, aunque nos veas la cicatriz, tienes que pensar en esa parte no tan visible y a la que también le afectó el corte.

Pasado el mes, si tu médico lo autoriza, cuando empieces a hacer deporte, hazlo con calma. No pretendas retomar el ritmo que llevabas antes de la cirugía en el primer día. Inicia con ejercicios suaves y ve avanzando poco a poco.

Otros consejos para recuperarte de una apendicitis

Médico poniendo una mano en el abdomen de una paciente.

Los expertos de Mayo Clinic recomiendan que los pacientes sujeten su abdomen cuando tosan. Para ello, pueden colocar una almohada sobre su abdomen y hacer presión con ella antes de toser, reír o moverse, para así reducir el dolor.

Adicionalmente, recomiendan seguir el tratamiento pautado. Esto quiere decir que será necesario respetar los medicamentos que deben tomarse, las dosis, los tiempos y todo lo relacionado a esto.

Por supuesto, en caso de que experimentes dolor y otras molestias, deberás consultar con el médico. No es recomendable que ignores las molestias.

¿Has pasado por una apendicitis alguna vez? ¿Seguiste alguno de estos consejos para recuperarte?