Consejos para superar los tabúes sexuales

08 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña
Son tabúes sexuales las prohibiciones implícitas sobre ciertos actos o personas. Provocan silencios en las familias o los grupos sociales y alimentan la ignorancia. Te presentamos algunas claves para abordarlos.

A pesar de los importantes avances en los medios de comunicación, existen determinadas cuestiones o prácticas que parecen estar vetadas en el terreno de la intimidad. No obstante, ante todo aquello de lo que “no se puede hablar”, existen algunos consejos útiles para superar los tabúes sexuales.

Tales prejuicios se relacionan de forma directa con con la cultura de cada sociedad. Así, aparecen diversos referentes religiosos, educativos y políticos posicionándose a cada extremo de la discusión.

No obstante, te contamos algunas claves útiles para abordar estas situaciones. Si te interesa, sigue leyendo.

¿Cuáles son esos tabúes sexuales?

Muñecos de madera en pose sexual.

Entre los temas sobre los que de manera común han existido diferentes controversias figuran, por ejemplo:

  • El sexo oral, que es considerado en ciertos entornos como un hábito “inmoral”.
  • La masturbación, ya que algunos adultos intentan inculcar a sus hijos la creencia de que la autosatisfacción es una costumbre vergonzosa.
  • La homosexualidad, puesto que aún existen personas que piensan que se trata de una enfermedad. Las consecuencias son el rechazo social y familiar, las burlas y la denigración.
  • Las fantasías eróticas son también una de las supersticiones sexuales más frecuentes, dado que hay quienes las rechazan y descalifican.

Tal vez te interese: Hablar de sexo: ¿por qué es tan difícil?

Y bien, ¿qué consejos podrían ser útiles para superar los tabúes sexuales?

Si bien no existe una guía que sea infalible en todos los casos, podría ser útil prestar atención a los siguientes consejos que vamos a comentar a continuación. Adicionalmente, si se considera necesario, se podría consultar con un sexólogo.

1. El sexo es una fuente de placer

En primer lugar, cabe considerar que el sexo es una experiencia natural y positiva para las relaciones humanas. Así, sin basarse de modo exclusivo en un método de reproducción, el sexo es una experiencia saludable que aporta placer e influye en el bienestar personal.

En lo que se refiere al sexo oral existe evidencia científica que demuestra las consecuencias positivas del mismo a cualquier edad. Por ejemplo, un estudio liderado por el Departamento de Sociología de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) indica que dicha práctica permite llevar una vida sexual activa y mantener el deseo en la pareja.

Descubre: Consejos que comparten los sexólogos sobre las relaciones

2. El conocimiento del propio cuerpo es otro de los consejos para superar los tabúes sexuales

Masturbación femenina y masculina

En lugar de ver la masturbación como una costumbre “indecente” y “sucia”, es conveniente intentar informarse mejor al respecto y considerarla como una forma de conocer el propio cuerpo y detectar lo que gusta y lo que no, así como los puntos de mayor placer.

La autoexploración de las zonas erógenas es una vía para descubrir lo que más nos gusta a cada uno y poder luego compartirlo con el otro.

Además, los beneficios se dan incluso en otros asuntos, como es la calidad y la duración del sueño. Así lo indica una encuesta realizada por la investigadora Michele Lastella y su equipo.

3. Sentirse libre para elegir y hacer

Mientras no se obligue a la otra persona a hacer lo que no desee, nada está prohibido. Tanto expresar las propias inquietudes como escuchar las de la pareja y llevarlas a cabo son ingredientes básicos para conectar y alimentar la pasión.

En esta línea, la elección del compañero o compañera es también un acto libre. La orientación sexual o el género con el que cada quien se identifique es una condición por la que las personas pueden optar sin necesidad de sentirse juzgadas.

Sigue leyendo: La revolución sexual y su influencia a la vida de hoy

4. Olvidarse de la timidez y animarse a probar nuevas experiencias

Pareja a punto de besarse en la cama.

Con todo, parece que el sexo y la vergüenza son auténticos enemigos. Sin embargo, entregarse a una relación sin prejuicios consiste en eliminar la timidez. Es decir, si queremos derribar esos tabúes que nos rodean, abrir la mente y prepararse para disfrutar pasa por ser la premisa básica.

Las fantasías eróticas posibles son infinitas. Hay a quienes les gusta emplear disfraces, incorporar juguetes sexuales o sumar un tercero a la relación.

Partiendo de la confianza mutua entre los miembros de la pareja, es viable consensuar diferentes alternativas para enriquecer los encuentros con una buena dosis de diversión y novedad.

Lee: Hablar de sexo: ¿por qué es tan difícil?

¿Qué nos dicen, pues, estos consejos para superar los tabúes sexuales?

Si nos olvidamos de esas prohibiciones que, de forma tradicional, hemos venido escuchando, es probable que nos sintamos más despreocupados y tranquilos en nuestras relaciones.

Sin prejuicios estaremos en mejor disposición de abrir la puerta a cientos de posturas nuevas y a cualquier idea que queramos aplicar junto a nuestra pareja.

Todas las opciones son válidas siempre que ambos miembros estén de acuerdo y dispuestos a experimentar.

Y es que quizás soltar esos viejos lastres sea una clara oportunidad para aumentar la complicidad con nuestro compañera o compañero y disfrutar de intensas sensaciones. ¿Tú qué piensas?

  • Lastella, M., O’Mullan, C., Paterson, J. L., & Reynolds, A. C. (2019). Sex and Sleep: Perceptions of Sex as a Sleep Promoting Behavior in the General Adult Population. Frontiers in Public Health, 7, 33. https://doi.org/10.3389/fpubh.2019.00033
  • Liu, H., Shen, S., & Hsieh, N. (2019). A National Dyadic Study of Oral Sex, Relationship Quality, and Well-Being among Older Couples. The Journals of Gerontology. Series B, Psychological Sciences and Social Sciences74(2), 298–308. https://doi.org/10.1093/geronb/gby089