7 consejos que te ayudarán a quedar embarazada

Marilu Caldera · 23 marzo, 2018
Quedar embarazada es un acontecimiento sujeto a factores de diferente índole. El estado emocional, la calidad de las relaciones sexuales, las condiciones fisiológicas de la pareja puede condicionar que la mujer quede embaraza o no.

Quedar embarazada, tener un bebé y la maternidad son hechos trascendentes en la vida de muchas mujeres, aunque no siempre es una tarea fácil. Hay que tener en cuenta que la fertilidad es un asunto de pareja, que planificar un embarazo afecta a ambos por igual.

Factores que afectan negativamente para quedar embarazada

Estrés

Es importante evitar la búsqueda de un bebé en momentos de estrés debido a que puede bajar el nivel de gonadotropinas y aumentar los niveles de prolactina, lo cual puede provocar ausencia de ovulación.

Edad

embarazo-regla

A partir de los 35 años comienzan las dificultades para concebir, ya que disminuye la calidad y cantidad de óvulos y aumenta el riesgo de aborto y alteraciones cromosómicas.

Visita este artículo: Riesgos en el embarazo a los cuarenta

Peso

La obesidad y la delgadez extrema son perjudiciales para la fertilidad. Por un lado, la obesidad se asocia con fallos en la ovulación y un mayor riesgo de diabetes gestacional e hipertensión; mientras que una excesiva delgadez puede causar alteraciones del ciclo menstrual, impidiendo la ovulación.

Estilo de vida

El tabaco y el alcohol reducen las posibilidades de embarazo, ya que incrementan las posibilidades de sufrir abortos, embarazos ectópicos, placenta previa  y parto prematuro.

Algunos consejos que te ayudarán a quedar embarazada

1. Identificar los días más fértiles

Cómo aumentar la fertilidad femenina

Conocer los días fértiles es de suma importancia a la hora de buscar un embarazo. Por lo general, la ovulación ocurre entre 12 y 16 días antes de la llegada de la menstruación. Los espermatozoides se mantienen vivos dentro de la mujer entre 3 y 4 días, mientras que los óvulos pueden ser fecundados entre 24 y 48 horas.

Para tener mayor oportunidad de fecundación se puede tener relaciones diariamente o cada 2 días durante la segunda y tercera semana del ciclo, de esta manera se dispondrá de espermatozoides sanos. También, existe una gran cantidad de aplicaciones para celular que ayudan al registro del ciclo menstrual.

2. Alimentos que estimulan la fertilidad

Se recomienda consumir antioxidantes presentes en frutas y verduras, así como vitaminas, ácido fólico disponible en cereales y ácidos grasos omega-3 contenidos en pescados como el atún, el salmón, las sardinas o los mariscos.

3. Posiciones sexuales

hombre-disfrutar-sexo

Conviene optar por las posiciones que permiten una penetración profunda, principalmente la “posición del misionero”, ya que facilita la entrada del semen a la vagina. Otras posiciones adecuadas son la “posición de plegaria” y la “posición lateral”.

Es recomendable no extraer el pene inmediatamente luego de la eyaculación, para de esta forma evitar la salida del esperma. Luego, permanecer acostada con las piernas hacia arriba durante 15 minutos con una almohada debajo de las caderas. Así, el semen podrá permanecer más tiempo dentro del útero.

Se deben evitar las posiciones en donde la mujer se encuentre parada o encima del hombre, ya que por efecto de la gravedad los espermatozoides saldrán de la vagina con mayor rapidez.

4. Tratamientos médicos

Algunos medicamentos, como las pastillas para la depresión y ansiedad, pueden afectar la fertilidad o causar defectos en el feto e incluso abortos. Por ello, es muy importante consultar con el médico tratante.

5. Calidad del esperma

Cuida tu relación de pareja

La calidad del esperma es fundamental para lograr el embarazo. El estrés, el cansancio, la tensión, el consumo elevado de alcohol, tabaco, drogas y los malos hábitos alimenticios reducen la cantidad y la calidad de los espermatozoides.

Se recomienda no utilizar ropa muy ajustada. Los testículos necesitan mantenerse a una temperatura menor a la del cuerpo. Por ello, deben mantenerse a cierta distancia de la ropa.

Lee también: 9 mitos sobre el embarazo

6. Elección del lubricante

Muchos de los lubricantes vaginales que se pueden adquirir en las tiendas, así como los caseros, son fabricados a base de aceite de oliva, lo cual puede impedir que los espermatozoides se muevan con la velocidad adecuada afectando las posibilidades de embarazo.

Es recomendable consultar con un médico especialista cuáles son los lubricantes que no afecten la fecundación.

7. Presencia del  amor

pareja-cama

Tener relaciones sexuales solo con el propósito de quedar embarazada es una muy mala estrategia. Esto puede afectar la vida sexual y, por consiguiente, la  pareja puede caer en ansiedad. Es imprescindible que el amor acompañe el acto sexual, ya que fortalece la unión y ayuda a lograr el objetivo.

Finalmente, lo más importante es tomarlo con una buena actitud y mucho optimismo. Y si no se consigue el resultado esperado, siempre habrá otras opciones como:

  • Inseminación con semen capacitado.
  • Fecundación In Vitro.
  • Inyección intracitoplasmática de esperma.
  • Adopción.