Consejos para darle un toque femenino al baño

Añadir un toque femenino al cuarto de baño se trata de embellecer el espacio y ampliar la percepción de delicadeza y refinamiento del mismo.

La decoración del cuarto de baño brinda las licencias necesarias para materializar gran parte de nuestra personalidad. En el caso de las mujeres, acicalarse en un cuarto de baño que resulte agradable y acorde a sus preferencias facilita el cuidado del la apariencia personal. ¿Cómo? Muy fácil: la sensación de agrado con el entorno permite que exista una mejor disposición a la hora de arreglarse y obtener un resultado satisfactorio. Por esta razón, vale la pena aprender a darle un toque femenino al decorado.

El cuarto de baño es uno de los lugares en los que una persona pasa la mayor parte del tiempo a lo largo de su vida. Según un estudio estadístico realizado en el Reino Unido, las actividades básicas como: ducharse, cepillarse los dientes, utilizar el inodoro y peinarse pueden llegar a sumar, aproximadamente, más de veinte horas semanales (independientemente del sexo). Otras actividades como maquillarse, depilarse, e incluso la higiene del baño, suman más tiempo dentro del baño.

¿Es necesario el color rosa para dar un toque femenino?

A diferencia de lo que se pueda pensar en primera instancia, para dar un toque femenino no hay que recurrir necesariamente al color rosa. Aunque se trate de un color muy atractivo, delicado y bonito, hay otras opciones. Esto no quiere decir que se deba excluir por completo el rosa, sino que se puede evitar recurrir a él única y exclusivamente por comodidad a la hora de pensar en lo “femenino”.

Es necesario saber cómo decorar nuestro baño.

El cuarto de baño de una mujer no precisa de un color en particular para lucir acorde a su sexo. De hecho, puede tener una gama de colores completamente neutra y, aun así, lucir muy femenino. Esto se consigue mediante el tipo de objetos que se incluyen en la decoración y la forma de disponer de ellos en el espacio. Algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Organizador de toallas.
  • Percha para la bata de baño.
  • Las plantas y flores (naturales o artificiales).
  • Accesorios (cuadros, figuras, pegatinas, letreros, entre otros.)
  • Organizador de productos de cuidado personal, belleza e higiene.
  • Productos de uso especial (velas aromáticas, sales de baño, exfoliantes, entre otros).
  • Juego de complementos (dispensadores de jabón, porta cepillos de dientes, caja de pañuelos y papelera).

En primera instancia, un cuarto de baño suele contar con el mobiliario necesario para colocar los objetos que deban almacenarse allí (principalmente las toallas y los productos de aseo personal). Sin embargo, no siempre es posible colocarlo todo fuera de la vista. Y en este sentido, las chicas no dejan de aprovechar la oportunidad para buscar objetos con doble función (almacenamiento y decoración).

Las cajas, cestos y demás recipientes para para almacenar objetos permiten dar un toque femenino de varias maneras. Por ejemplo, si el cuarto de baño tiene tonos neutros o pasteles, unos recipientes con brillos pueden embellecer el espacio y ampliar la percepción de delicadeza y refinamiento del mismo, tal y como se puede ver a continuación:

Consejos para darle un toque femenino al baño.

Consejos para darle un toque femenino al baño

  • Mantén la limpieza y el orden (esto incluye desde dejar bien colocadas las toallas hasta el cepillo de dientes).
  • Cuida la paleta de colores que selecciones; es decir, evita incorporar objetos al azar, de distintos colores, porque esto no brinda cohesión ni armonía a este espacio.
  • El juego de toallas debe ser, preferiblemente, unicolor y de una tela con textura esponjosa. Aunque no lo creas, esto crea inmediatamente una sensación de “suavidad” en el ambiente, que se traduce en delicadeza y, por ende, en feminidad (en conjunto con los demás elementos).
  • Coloca los objetos de una forma que sea cómoda, pero también, con cierta estrategia estética. Por ejemplo, un florero en un rincón eliminar el vacío y a decorar a la perfección. También permite que haya un par de sitios solamente con accesorios. No todo tiene que ser funcional.
  • Incluye un motivo que refleje tu personalidad: el mar, las flores, las estrellas, una figura geométrica, una fruta, etcétera.

Algunas combinaciones fabulosas

  • Rosa + blanco.
  • Blanco + dorado.
  • Blanco + neutro.
  • Beige + vainilla.
  • Violeta + beige.
  • Verde pastel + lila.
  • Blanco + azul turquesa.
  • Blanco + salmón + cobre.
  • Amarillo claro + salmón.

Si bien el resultado final dependerá de tus preferencias, nunca está de más revisar las tendencias del momento en cuanto a decoración se refiere. Siempre hay combinaciones sorprendentes que podemos incorporar a nuestro estilo. Por otra parte, no hay que temer sacarle provecho a todo aquello que constituye la base del baño; bien sea a los azulejos, el mobiliario o, incluso, el color de las piezas metálicas de los accesorios.