Consejos útiles contra la anemia

Marisa 16 octubre, 2012
La anemia es consecuencia de la ausencia o disminución de glóbulos rojos. Es posible que aparezca tras una dieta agresiva en la que no incluyamos los nutrientes adecuados

Uno de los síntomas más característicos del padecimiento de anemia es el cansado y cierta palidez en nuestra piel. La anemia es consecuencia de la disminución de nuestro número total de glóbulos rojos, o de la hemoglobina que se encuentra dentro de ellos.

Algunas de las causas de sufrir esta situación son menstruaciones abundantes, embarazo o enfermedades sangrantes del aparato digestivo; es decir, situaciones en las que existen pérdidas de sangre importantes.

Para mitigar esta dolencia, podemos incluir en nuestra dieta los siguientes alimentos:

Los frutos secos, ya que contienen gran cantidad de hierro (en especial los pistachos y piñones). Con un puñado al día bastaría.

Los higos también poseen gran cantidad de hierro y ayudan a que los glóbulos rojos recuperen su hemoglobina.

-Por último podremos tomar un zumo compuesto por dos o tres zanahorias, una remolacha roja y una cucharada sopera de levadura de cerveza. Tras mezclarlos debidamente, se tomará en el desayuno un día sí, otro no. Esta es la mejor de las tres y aunque requiera preparar la mezcla, su efectividad es muy alta.

A parte de estos consejos, es muy importante localizar el origen de la anemia. Curiosamente en nuestros días, una de las causas más frecuentes de padecer anemia son las dietas agresivas. Desequilibrar las necesidades nutritivas de nuestro cuerpo es un grave error que jamás debemos cometer.

Te puede gustar