Consejos útiles para eliminar la onicomicosis

El exceso de humedad es el perfecto caldo de cultivo para los hongos, por lo que deberemos procurar que la zona afectada esté siempre lo más seca posible

Cuando hablamos de eliminar la onicomicosis nos referimos a tratar un problema causado por un un hongo que ataca a las uñas. Puede aparecer en las de las manos, pero es mucho más común en las de los pies.

Este hongo se encuentra más fácilmente a los lados de la uña, es decir, exactamente en el sitio en el cual esta se une con la carne, pero se puede extender con rapidez a toda la uña, e incluso a su raíz.

En el momento que adquirimos el hongo, la uña comienza a deformarse, tomando un color marrón oscuro y un grosor fuera de lo común, tanto que muchas veces se hace difícil el cortarlas.

¿Qué puede causar la onicomicosis?

Pueden existir diversas causas para que se aparezca este hongo en las uñas, especialmente en las de los pies. En muchas ocasiones se pueden producir a causa de la mala higiene en esta zona del cuerpo, en el calzado o en los calcetines.

Este problema aparece con más frecuencia en los hombres y en personas mayores. También lo es en personas que sufren diabetes o en aquellas otras que frecuentan piscinas o gimnasios. Aquellos que deben usar durante mucho tiempo calzado muy cerrado también tienen mayor riesgo.

Cómo evitar la onicomicosis

La medida más básica es extremar la higiene. Esta es una costumbre que se debe tener diariamente si deseas tener los pies libres de bacterias que te puedan causar los molestos hongos en tus uñas.

Otra medida que se debe tener en cuenta es que conviene mantener las uñas muy cortas. De esta manera no se acumulan bacterias en esa zona tan propensa a ello.

Además, si vas a hacerte la pedicura a algún centro o clínica, es recomendable que lleves tus propios instrumentos. Esto te asegura que solo los estás usando tú, pues este también es un medio en el que puedes contagiarte el hongo.

Por otra parte, es importante que el calzado que utilices no permita que sudes en exceso. Además, los calcetines deben estar limpios y ser preferiblemente de algodón, pues la humedad y el calor pueden provocar que se produzcan hongos.

Otros consejos

Existen sprays antimicóticos que puedes utilizar en el calzado después de quitártelo, y si se trata de zapatillas deportivas con mayor razón. No solo debes cuidar la higiene de tus pies, también la de todo aquello que esté en contacto con ellos.

Otra recomendación importante: jamás te duches descalzo en lugares públicos, como en gimnasios, piscinas o en cualquier otro sitio en el que acudan muchas personas. Esta es otra forma fácil de contagiarte del molesto hongo.

Una de las causas indirectas de la onicomicosis es la alimentación, ya que una mala dieta puede hacer que nuestras defensas estén bajas. Por ello, una buena alimentación y el consumo regular de yogures puede ser muy útil para ayudar a prevenir este problema.

Lee también: ¿Qué son y para qué sirven los probióticos?

Remedios naturales para eliminar la onicomicosis

Dedos de las manos afectados por un onicomicosis

Para eliminar la onicomicosis cuando es un caso moderado se recomienda mezclar aceite de árbol de té con aceite de tomillo y aceite de oliva a partes iguales y con un algodón frotar la uña afectada.

Se deja actuar la mezcla por espacio de 20 minutos. Para limpiarla, lo haces directamente con agua y utilizando un cepillo frotas para retirar los excedentes. Cuando los pies estén bien limpios y secos puedes aplicar una gota de aceite de árbol de té y dejarlo allí sin ningún problema.

Otro remedio casero muy efectivo y sencillo para eliminar la onicomicosis es mezclar dos partes de agua tibia con una de vinagre de manzana y dejar los pies en remojo durante 20 minutos, para luego secarlos muy bien. Este remedio funciona en onicomicosis leve (para evitar que esta se propague a las demás uñas).

Te puede interesar: Cómo combatir los hongos en la piel con 5 soluciones naturales

Si después de haber seguido estos consejos no te mejoras y tus uñas siguen presentando este problema, lo mejor será que acudas al especialista para que te recete un tratamiento más adecuado.

Lo habitual es que se receten antifúngicos tópicos, aunque debes saber que los tratamientos suelen ser largos. También se pueden recetar antifúngicos orales, cuando el hongo ha afectado a la raíz. El láser y solo en casos complicados la cirugía son también medidas para acabar con la onicomicosis.

Imagen cortesía de Dermatólogos de Perú